Asesoramiento energético

Cuando se dispone de suministros energéticos cuyo precio no se encuentra regulado por ley, es necesario acudir a un asesoramiento gratuito para conseguir una optimización del mismo, es decir, conseguir un ahorro manteniendo las máximas prestaciones.

Estos suministros incluyen la energía eléctrica, el gas natural y el gas propano principalmente. Este asesoramiento es más importante en proporción con la cantidad de energía que se consuma, por lo que en una empresa es mucho más importante, por ejemplo mejorando la tarifa de luz de un restaurante se puede conseguir una mejora en el balance económico del mismo, sin tener que modificar su uso.

Selectra PYMES es el nuevo servicio de asesoría energética gratuito y sin compromiso, con el que las empresas pueden ahorrar en sus facturas de electricidad y gas natural sin ningún tipo de coste. Además, tras la primera gestión, Selectra PYMES se convierte en tu asesor en materia de energía para cualquier duda que puedas tener en materia de energía.

Ahorrar luz

En un suministro eléctrico es posible siempre mejorar las condiciones actuales, ya sea en mayor o menor medida, de manera gratuita, por lo que se puede pagar menos con el mismo servicio.

Primero conviene analizar una o varias de las últimas facturas de luz, en la que se pueden ver varios conceptos que se pueden mejorar:

Potencia eléctrica contratada

Este término indica la máxima potencia que se puede conectar sin sufrir una penalización, o para que no se corte el suministro.

En caso de potencias contratadas inferiores a 15 kW, el elemento encargado de cortar el suministro es el ICP o Interruptor de Control de Potencia, que salta en el momento que se supera la potencia, por ejemplo cuando en una vivienda se conecta de manera simultánea la secadora, la vitrocerámica y el aire acondicionado, que son aparatos de elevada potencia que superan la potencia contratada.

En cambio, para suministros con potencias superiores a 15 kW, no se corta el suministro, sino que se sufre una penalización al superar el 105% de la potencia contratada, a través del maxímetro, que se encarga de anotar la máxima potencia demandada en periodos de 15 minutos.

En el siguiente ejemplo se refleja un ejemplo para saber si la potencia que demanda el maxímetro indica que tenemos una potencia contratada adecuada:

 

Por cada kilovatio que se contrata se paga un término de potencia, el cual supone la parte fija de la factura, es decir, que se paga aunque no existiese consumo en el suministro.
Esa cantidad unitaria que se mide en €/kWdía se puede mejorar hasta llegar al mínimo regulado por el BOE, llamados peajes de acceso del término de potencia

Consumo de luz

Este término supone, en la gran mayoría de los suministros, la parte de mayor valor dentro de una factura, el cual se puede mejorar considerablemente según la tarifa de la compañía que haya contratada. Este término tiene una parte regulada por el gobierno, los peajes de acceso del término de energía, a la que hay que sumarle el propio coste de la energía en el mercado diario y un coste de gestión o fee como margen de beneficio para la comercializadora eléctrica.

Existen dos modalidades de tarifa para pagar este término: tarifa de precios fijos y tarifa de precios indexados. La primera establece un precio fijo, tanto para días con precio de la energía elevada como día con el precio bajo, tomando como referencia precios elevados donde las eléctricas no corran riesgo a perder dinero. La segunda modalidad es con precios de luz indexados, donde se toma el precio de mercado y se le suma un margen de beneficio conocido por el cliente, por lo que es una tarifa mucho más transparente e idónea para suministros de gran consumo.

Ahorrar gas

En el caso de los suministros de gas natural, la factura se simplica notablemente, existiendo simplemente un término fijo en función de la tarifa de acceso y un precio por el consumo, el resto de conceptos se encuentran regulados y no son mejorables por parte del cliente.

Término fijo de gas natural

En tarifas de acceso domésticas (3.1 y 3.2), con consumos anuales inferiores a 50.000 kWh, el término fijo viene reflejado en la TUR, es decir, en la tarifa regulada, ofreciendo las compañías un descuento en caso de contratar un servicio de mantenimiento adicional. Algunas compañías están ofreciendo descuentos sin contratar ningún servicio de mantenimiento.

Para grandes consumos (3.3, 3.4 y superiores), el término fijo que se abona es simplemente los peajes de acceso, por lo que no se ofrecen descuentos en este término.

Consumo de gas natural

Al igual que en la electricidad, el precio unitario a pagar por el consumo es el principal concepto que hay que mejorar, ya que supone el principal gasto dentro de una factura de gas. Para suministros domésticos no es sencillo encontrar tarifas de gas que ofrezcan descuentos en consumos, siendo posible que aumenten el precio y lo vendan ofreciendo un gran descuento, a pesar de que el resultado final sea similar. Para grandes suministros los principales descuentos se encuentran en consumo, por lo que conviene revisar el precio unitario, para mejorarlo de manera gratuita, produciendo un gran ahorro con una mínima mejora del precio unitario, ya que el consumo es elevado.

Ahorrar propano

Los suministros de propano a granel, es decir, suministros en depósito de gas propano situado en la propiedad del cliente, pueden mejorar el precio por cada kilogramo de gas, debiendo negociar con las compañías ese precio en función de la duración del contrato, el tipo de depósito y el consumo anual estimado

Siempre conviene recibir un asesoramiento gratuito de los suministros energéticos de una empresa
Si envía una factura reciente de luz o de gas por correo electrónico a facturas@tarifasgasluz.com, recibirá una propuesta para ahorrar de manera gratuita

Autor del artículo

Borja Osta Gallego Borja Osta Gallego es experto en el mercado de electricidad, gas natural y gas propano.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar