Mejorar tarifas eléctrica y de gas en restaurantes

¡Busca gratis un ahorro para pagar menos en las facturas de luz y gas de tu negocio! Llama gratis a Selectra PYMES al 91 123 12 39
Pide un presupuesto a Selectra Pymes, analizaremos tu factura y te ayudaremos a ahorrar gratis.

Dentro de los gastos de un restaurante como negocio se encuentran las facturas de suministro energético, tanto de electricidad como de gas natural, ya que suponen un gasto elevado cada mes, debido al alto consumo que conlleva dicho sector.

Tarifas eléctricas de restaurantes

La tarifa contratada en un restaurante depende del tamaño del mismo, ya que es proporcional a la potencia eléctrica que es necesario contratar a la hora de dar de alta la luz en una empresa. En la mayoría de los restaurantes,debido a que la potencia contratada es superior a 15 kW, se contrata una tarifa de acceso 3.0A para profesionales en suministros de baja tensión. Los restaurantes que se encuentran en zona interurbana, por ejemplo restaurantes junto a estaciones de servicio en carretera, reciben la electricidad en alta tensión y cuentan con un transformador, por lo que su tarifa de acceso sería la tarifa 3.1A.

La ventaja de tener una tarifa 3.0A es que en caso de superarse la potencia contratada en cualquier momento no se corta el suministro, lo que evita que haya un corte de luz durante la jornada laboral. Esto se debe a la instalación de un maxímetro, que es un instrumento de medida que anota la potencia máxima registrada en periodos de quince minutos. En el momento que se cierra el periodo de facturación, se realiza una lectura del maxímetro a la vez que se lee el consumo anotado en el contador de luz.

Modificar potencia contratada según consumo

La relación entre la potencia contratada y el consumo es directa pero no estricta, ya que el consumo se trata de una potencia multiplicada por una unidad de tiempo. Se puede dar el caso en el que un suministro utiliza una potencia muy elevada durante poco tiempo, por lo que tendrá un consumo bajo, mientras que un restaurante pequeño que da servicio durante muchas horas tiene una potencia pequeña y un consumo elevado.

Para contemplar la opción de modificar la potencia contratada de un restaurante, debemos ver una factura de luz reciente y, en las anotaciones de consumo de contadores y equipos de media, ver la anotación del maxímetro en todos los periodos y compararla con la potencia total facturada.

 

Analizando el caso de la gráfica, se observa que con 30 kW de potencia contratada, se pueden dar 3 casos diferentes:

  1. Potencia elevada: Si los registros del maxímetro son regularmente durante varias facturas inferiores a 30 kW, se debe reducir la potencia contratada, para pagar un importe menor en la factura por el término de potencia, que es la parte fija de la factura. En este caso, la comercializadora tiene la obligación de facturarle al cliente únicamente el 85% de la potencia contratada, en este ejemplo 25,5 kW.
  2. Potencia adecuada: Si se observa que la potencia demandada está en torno a la potencia contratada, no se puede conseguir un ahorro en la factura de luz modificando la potencia. En este caso, las potencias que se encuentren entre el 85% y el 105% de la contratada, deberán ser facturadas exactas, es decir, si es 28 kW, se le deben cobrar 28 kW, no 30 kW que hay contratados, en este ejemplo potencias entre 25,5 kW y 31,5 kW
  3. Potencia baja: Este caso es fácil de detectar debido a las penalizaciones por excesos de potencia. Ya que si se registran potencias superiores al 105% de la potencia contratada, la comercializadora facturará la potencia registrada añadiendo una penalización del doble de la diferencia entre la potencia demandada y el 105% de la contratada. En este ejemplo, el periodo en el que se reflejan 48 kW, se facturará 48 + 2 x (48 - 31,5), lo que equivale a 81 kW, por lo que se debe aumentar la potencia eléctrica a una potencia en torno a la demanda del local. A la hora de solicitar el aumento de potencia, es necesario saber que dicho trámite conlleva un coste, ya que el precio de aumentar la potencia eléctrica es elevado pero es rentable, ya que va a dejar de existir una penalización todos los meses.

Precio de consumo eléctrico de un restaurante

Al tratarse de consumos elevados, la parte de mayor importe de una factura de luz es la del consumo en cada uno de los periodos horarios en los que se divide la tarifa 3.0A

 

Existen principalmente dos modalidades de tarificación del consumo, con precios fijos, establecidos en las condiciones particulares de un contrato de suministro eléctrico, y con precios indexados, establecidos según el mercado diario mayorista, ya que se paga la energía eléctrica al precio que tenga cada día, añadiéndole un coste de gestión o fee como beneficio de la compañía comercializadora, el cual queda claramente reflejado en el contrato, mientras que en el caso de precios fijos, el beneficio de la compañía no es preciso, ya que la energía cuando está a un precio muy bajo, la compañía lo está cobrando como si se encontrase alto.

Una comercializadora no va a correr el riesgo de ofrecer un precio fijo que esté por debajo de los valores de mercado, ya que en ese caso perdería dinero con frecuencia. Según el historial de precios indexados frente a los precios fijos medios ofrecidos, existen muy pocos meses en los que indexados resulten más caros que los fijos, sin embargo, a lo largo de un año, no se ha dado el caso en el que el cliente que tiene contratados precios indexados haya pagado más que con precios fijos.

Tarifas de gas natural en restaurantes

A diferencia de las tarifas eléctricas, cuya tarifa de acceso es según la potencia eléctrica, en el caso de los suministros de gas natural, la tarifa de gas para empresas es en función del consumo anual. Los precios varían según la tarifa, la cual se modifica automáticamente por parte de la distribuidora según el consumo de los últimos 12 meses, ya que la revisión se realiza una vez al año.

Una pequeña mejora del precio unitario, puede suponer un gran ahorro anual
Cualquier empresa, comunidad de propietarios o PYME puede comparar su tarifa eléctrica y de gas gratuitamente llamando al 91 198 06 07

En gas natural, la única posibilidad de mejorar la factura es buscando una tarifa con un precio del término de consumo inferior, para lo que se puede poner en contacto con nosotros para realizar un asesoramiento gratuito y sin compromiso.

Autor del artículo

Borja Osta Gallego Borja Osta Gallego es experto en el mercado de electricidad, gas natural y gas propano.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar