Subir la potencia eléctrica en verano

aumentar potencia eléctrica

Los negocios veraniegos o viviendas unifamiliares que vayan a usar más aparatos eléctricos que en invierno disponen de la opción de subir la potencia eléctrica para evitar riesgos innecesarios y que salte el ICP.


¿Qué es la potencia eléctrica?

La potencia eléctrica cumple la misión de establecer un máximo a la cantidad de energía que usamos en nuestro inmueble. Dicho de otra forma, restringe el número de aparatos que podemos conectar a la corriente a la vez.

Si superamos ese límite saltará el Interruptor de Control de Potencia (ICP) y los electrodomésticos dejarán de funcionar hasta que lo volvamos a subir. La potencia eléctrica viene reflejada en la factura de luz como término fijo, ya que debemos abonarlo sin tener en cuenta lo que hayamos consumido.

¿Quién debe subir la potencia en verano?

En caso de que tengamos un chalet, un chiringuito o un local que vaya a usar muchos dispositivos eléctricos, debemos subir la potencia si no queremos que salte el ICP al conectar demasiados electrodomésticos a la vez.

Lo mismo sucede si decidimos realizar una instalación de aire acondicionado en nuestra vivienda. Este tipo de aparatos requiere un número alto de kilovatios (kW) y necesitaremos aumentar el término fijo si no queremos que salte el ICP.

Además, si ya contamos con aire acondicionado en nuestra casa, pero decidimos realizar una segunda instalación para aclimatar otras zonas de la casa donde el primero no llega, también debemos subir la potencia para evitar problemas.

¿Qué potencia necesita mi negocio?

La potencia eléctrica necesaria en un negocio dependerá de la actividad que se realice en él y de la cantidad de electrodomésticos o aparatos eléctricos que se conecten a la vez. Para saber el término de potencia se puede calcular de la siguiente manera:

  1. Puedes llamar a un especialista que realice un estudio, pero tendrás que abonarle el servicio prestado. Este informe se basará en el número de personas y dispositivos que hay en el inmueble.
  2. Usar una calculadora de potencia. Este simulador te permite saber la potencia eléctrica necesaria en base a los electrodomésticos, los habitantes y los metros cuadrados del inmueble.
  3. Calcular manualmente la potencia puede resultar tedioso e innecesario.

Como hemos comentado anteriormente, los negocios necesitarán una potencia u otra dependiendo de su actividad profesional. Sin embargo, os facilitamos el cuadro de potencias normalizadas para que sepáis en qué escalas os podéis mover:

Intensidad ICP (Amperios) Monofásica Trifásica
5.0 1.15 kW 3.464 kW
7.5 1.725 kW 5.196 kW
10 2.3 kW 6.928 kW
15 3.45 kW 10.392 kW
20 4.6 kW 13.856 kW
25 5.75 kW 17.321 kW
30 6.9 kW 20.785 kW
35 8.05 kW 24.249 kW
40 9.2 kW 27.713 kW
45 10.35 kW 31.177 kW
50 11.5 kW 34.641 kW
63 14.49 kW 43.648 kW

Documentos para subir la potencia contratada

Para subir la potencia contratada debemos ponernos en contacto con nuestra compañía eléctrica actual o con cualquier otra que queramos contratar. A la hora de realizar la gestión, tendremos que tener una serie de documentos a mano y que serán imprescindibles para finalizar el proceso.

  • Datos del titular del contrato.
  • Potencia eléctrica actual.
  • Potencia contratada nueva.
  • Código CUPS o también conocido como Código Universal del Punto de Suministro.

En principio, estos serían los documentos necesarios para la bajada de potencia pero dependiendo de los años de la vivienda o si no admite una potencia superior a la actual, es posible que la distribuidora solicite un certificado de instalación eléctrica.

¿Cuánto cuesta subir la potencia eléctrica?

El coste por subir la potencia contratada está estipulado por el Ministerio de Industria y es el mismo para todas las compañías. De hecho, es un importe que cobra la distribuidora a través de la comercializadora. Los derechos que se abonan son los de extensión, acceso y enganche que vienen representados por los siguientes importes.

  1. Derechos de extensión: 17,3€/kW + IVA.
  2. Derechos de acceso: 19,70€/kW + IVA.
  3. Derechos de enganche: 9,04€ + IVA.

Para todos aquellos que quieran saber si la reducción de potencia tiene también un coste, la respuesta es sí. Pero se trata de un importe menor porque solo tendrá que abonarse el derecho de enganche que con el IVA incluido supone alrededor de 11€.

Plazo para el cambio de potencia contratada

El plazo del cambio de potencia oscila entre 15 y 20 días naturales. Durante ese tiempo recibiremos una última factura con la potencia antigua, ya que hemos iniciado el periodo de facturación con ella. El siguiente recibo ya registrará la nueva cantidad de kilovatios.

Autor

Jaime Arbona Jaime Arbona Palancar es experto en el mercado de la electricidad y de los comparadores online.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar