Calefacción de gas natural

El gas natural es un suministro energético que se puede utilizar, no solo para la calefacción, sino también para el agua caliente o el ámbito de la cocina. Sin embargo, este tipo de gas no está disponible en todas las zonas, a pesar de ser uno de los recursos más baratos para calentar las viviendas y su utilización se está extendiendo con rapidez.

Generalmente, los consumidores deben saber que el gas natural es más económico que la electricidad y evita cambiar la potencia contratada en la vivienda para que no salte el Interruptor de Control de Potencia (ICP). Además, el precio del kilovatio hora (kWh) en la luz es más caro que en el gas.

Ventajas de la calefacción de gas natural

El gas natural tiene muchas ventajas en comparación con otros tipos de suministro como son el gas propano o a electricidad. Antes de contratar el gas será recomendable conocer los beneficios que serán los siguientes:

  • No genera residuos tóxicos convirtiéndose en una energía limpia aunque sin ser una fuente renovable.
  • El precio del gas natural es más asequible que el de cualquier otro suministro.
  • Dispone de un alto rendimiento permitiendo una eficacia mucho mayor.
  • Las revisiones tanto de la instalación como de la caldera se realizan cada poco tiempo permitiendo una mayor seguridad para el usuario.
  • Existen varias tarifas dependiendo del consumo que realice el cliente en su vivienda o empresa.

Estimar el consumo de gas natural para calefacción

La calefacción es uno de los usos que más consumo realiza tanto en una vivienda como en una empresa. Cuanto mayor es un domicilio más rentable le saldrá contratar el gas natural y conseguir un ahorro significativo a fin de mes.

Sin embargo, la tarifa dependerá del consumo que se realiza en el lugar y sería recomendable conocer cuánto se podría llegar a consumir. El usuario podrá recurrir a la aplicación para estimar consumo de la página para conocer qué tarifa sería más conveniente para él.

Dar de alta el gas natural para la calefacción

Si el consumidor está decidido a realizar el alta de gas natural deberá cerciorarse previamente de que cuenta con la instalación necesaria. En el caso de que no sea así tendrá que recurrir a estas dos opciones:

  • Contactar con la distribuidora de gas de su zona para solicitar la instalación.
  • Escoger a una empresa instaladora de gas para que realice las obras necesarias para contratar el gas natural.

Tras tener la instalación hecha, se recomienda al cliente utilizar un comparador de gas y buscar las tarifas más económicas del mercado. Es importante conocer los descuentos, pero también las condiciones de la oferta y qué compañía la brinda.

Para dar de alta el gas en una vivienda o empresa, el consumidor tendrá que ponerse en contacto con la comercializadora elegida y aportarle los documentos necesarios para la tramitación.

El plazo para disponer de gas natural en la vivienda será de entre 7 y 10 días aproximadamente mientras que el importe dependerá de la tarifa de acceso y la Comunidad Autónoma donde se encuentre dicho domicilio. 

Autor Mercedes

MercedesMercedes es redactora en comparadorluz.com

 

 

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar