Compañías más baratas de luz

termino-consumo

Las necesidades de cada usuario serán las que determinen que tarifa es más adecuada para su situación. Los consumidores podrán contratar una tarifa en el mercado regulado o en el mercado liberalizado.


Mercado eléctrico español

Con la liberalización del mercado eléctrico español en 2011 se pasó a diferenciar entre mercado regulado y mercado libre, ofreciendo cada uno tarifas distintas y condiciones especiales de contratación con el objetivo de cubrir las necesidades de los consumidores.

  1. Mercado regulado: el Ministerio de Industria fija una tarifa denominada Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC)
  2. Mercado liberalizado: las compañías fijan las distintas tarifas ofreciendo descuentos y condiciones especiales de contratación. Por lo general, toman como referencia el precio de la tarifa regulada.

Por otro lado, también se distingue entre distribuidora eléctrica, la encargada de transportar la energía, asignadas por el Gobierno según la zona, y comercializadora eléctrica, quien vende la energía a los consumidores.

Todas las compañías pueden ejercer como comercializadoras de mercado libre, pero solo aquellas que cumplen una serie de condiciones establecidas por el Gobierno pueden ofrecer la tarifa regulada, son las denominadas Comercializadoras de Refencia.

Comercializadoras eléctricas

Las comercializadoras operan en todo el país independientemente de la zona y de la distribuidora que le corresponda. En el caso de las comercializadoras eléctricas de libre mercado ofrecen distintas tarifas de luz que los consumidores podrán contratar en función de sus necesidades y del tipo de tarifa que necesiten. Los usuarios también tendrán la opción de contratar la tarifa regulada mediante una comercializadora de último recurso.

Hay 5 grandes compañías que ejercen de comercializadoras tanto de referencia como de mercado libre, además hay pequeñas comercializadoras de mercado libre que se están abriendo paso en el mercado eléctrico. Las principales comercializadoras son:

  1. Iberdrola
  2. Gas Natural Fenosa
  3. Endesa
  4. EDP
  5. Viesgo

¿Qué compañía de luz es más barata?

Para calcular las tarifas de luz hay que tener en cuenta los dos aspectos principales que las conforman. Por un lado, la potencia contratada considerada la parte fija de la factura y aquella que el consumidor tiene que abonar por disponer de suministro.

El término de consumo varía dependiendo de la cantidad de gasto que se realice cada mes. A continuación, dejamos una gráfica comparativa con los precios de cada una de las compañías para que puedan ver cuál es más barata.

, la parte fija de la tarifa, aquella que el consumidor tiene que abonar por disponer de suministro, es decir deberá pagarla aunque no consuma energía, y el término de consumo que va en función del consumo que tenga cada usuario.

 

 

¿Qué tarifa eléctrica es mejor?

En función de cada consumidor la tarifa eléctrica más adecuada será una u otra. Antes de contratar cualquier tarifa hay que tener en cuenta el precio pero también aspectos como el tipo de contratación, el periodo de permanencia que pueda haber o los servicios de mantenimiento que se tengan que suscribir.

Si el usuario se decanta por una tarifa de libre mercado debe considerar en que aspectos le interesa más el descuento. Por un lado, en el término fijo si se trata de una vivienda con un consumo reducido o de segunda ocupación (casas de verano o en el pueblo); por el contrario, puede preferir descuentos en el término de consumo si se realiza un gasto continuado mes a mes.

Los comparadores de tarifas de luz ofrecen el estudio de tarifas eléctricas de manera rápida y sencilla mostrando la mejor opción para cada consumidor dependiendo de una serie de características que tendrá que indicar como los metros de la vivienda o el número de ocupantes.

Pasos para cambiar de comercializadora

Los consumidores que deseen cambiar de tarifa y contratar el suministro eléctrico con otra comercalizadora podrán hacerlo sin ningún problema. Para ello, necesitarán realizar un cambio de compañía que es un trámite totalmente gratuito.

El primer paso es ponerse en contacto con la comercializadora y solicitar el cambio. Después, el consumidor tendrá que facilitar una serie de datos para poder completar el proceso. Los documentos necesarios para el cambio de compañía son:

  1. Datos del titular.
  2. Dirección completa del punto de suministro.
  3. Potencia contratada.
  4. Código Universal de Punto de Suministro (CUPS).
  5. Número de cuenta bancaria.

Como hemos comentado, el cambio de compañía es un trámite gratuito salvo que se tenga una cláusula de permanencia. En este caso, sí puede haber una penalización para el usuario si decide cambiarse de compañía. El plazo para realizar el cambio es de 15 a 20 días hábiles, siendo posible que el cliente reciba una última factura con la compañía anterior.

Autor

Jaime Arbona Jaime Arbona Palancar es experto en el mercado de la electricidad y de los comparadores online.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar