Consumo medio de electricidad

Consumir y ahorrar

El suministro eléctrico es un elemento importante tanto para los consumidores domésticos como profesionales. El importe a pagar por la luz variará dependiendo de la utilización de la misma y de la tarifa contratada. De hecho, la electricidad se divide en los siguientes conceptos que se exponen a continuación:

  • La potencia eléctrica es la parte fija de la factura que tienen que pagar todos los consumidores.
  • El término de energía especifica la cantidad de consumo que ha realizado en su vivienda o empresa.
  • Los Impuestos sobre la Electricidad que aplican tanto en el término de potencia como en el de consumo y está fijado por el Gobierno.
  • Alquiler de los contadores de electricidad.

Todos estos aspectos influirán en el precio que tendrá que pagar el consumidor en su factura de la luz.

Consumo medio de electricidad por hogar

El cálculo del consumo medio de electricidad dependerá de la cantidad de personas que habiten en la misma, la situación de la vivienda o empresa, los aparatos eléctricos conectados y el uso efectuado en la electricidad. El consumo de una vivienda dependerá de tres factores a tener en cuenta:

  • El consumo medio de electricidad se divide entre las zonas geográficas y dependiendo del tipo de clima que haya en cada uno:

    Zona atlántica que está pensada para aquellas viviendas que se encuentran al norte del país.

    Zona continental donde se sitúan los hogares que están en el centro de España.

    Zona mediterránea que engloba a las viviendas que se encuentran en la costa.

    El consumo medio de electricidad solo se puede obtener teniendo en cuenta para qué se utiliza la electricidad. Aspectos como la calefacción, al cocina, la iluminación o los electrodomésticos utilizados son los que aumentan o disminuyen la misma. En la siguiente tabla, se divide el consumo entre las viviendas unifamiliares y los pisos: 

    Tipo de viviendas Zona mediterránea Zona continental Zona atlántica En toda España
    Unifamiliares 14.598 kWh 21.445 kWh 21.670 kWh 17.011 kWh
    Pisos 6.386 kWh 10.044 kWh 8.981 kWh 7. 859 kWh

    El mayor consumo se realiza en las viviendas unifamiliares puesto que conviven más personas en un mismo recinto. Además, el consumo eléctrico se realiza mayoritariamente en la calefacción, los aparatos eléctricos conectados y también en la refrigeración de la vivienda.

  • El consumo medio de electricidad depende también del empleo que se realice de la misma. Al igual que ocurría con las zonas geográficas también existirá una diferencia entre las viviendas unifamiliares y los pisos que se verán en el siguiente cuadro:
    Usos eléctricos Viviendas unifamiliares Pisos
    Electrodomésticos 10.977 GWh 22.122 GWh
    Iluminación  2.240 GWh 4.805 GWh
    Calefacción 1.238 GWh 3.108 GWh
    Agua caliente 1.624 GWh 2.856 GWh
    Refrigeración 486 GWh 914 GWh
    Cocina  1.707 GWh 3.865 GWh

    Cuando se trata de los usos para los que se emplea la electricidad, se puede comprobar que los electrodomésticos ocupan un consumo medio importante del suministro de luz, seguido de una utilización de la iluminación y la calefacción en la vivienda.

  • El consumo medio de electricidad dependerá también de los electrodomésticos que se estén utilizando y conectando al abastecimiento de electricidad. Por ello, siempre es conveniente saber el consumo medio de cada uno de ellos y ver cuál es el que efectúa mayor consumo.
    Aparatos eléctricos Viviendas unifamiliares Pisos
    Congeladores  631 kWh 488 kWh
    Frigoríficos  688 kWh 651 kWh
    Lavavajillas  253 kWh 242 kWh
    Lavadoras  261 kWh 253 kWh
    Horno 244 kWh 223 kWh
    Televisión 294 kWh 249 kWh
    Ordenadores 186 kWh 249 kWh

    Los consumidores tienen que tener en cuenta que su consumo variará dependiendo de la energía que consuma cada uno de los electrodomésticos. Aquellos aparatos que necesitan ofrecer más frío o calor son los que emplean un  mayor consumo de la electricidad tanto en pisos como en viviendas unifamiliares.

Reducir el consumo en electricidad

La variación en los precios de la electricidad está obligando a los consumidores a ahorrar en la factura de la luz y buscar las tarifas más baratas en el mercado eléctrico. Algunos de los aspectos que pueden suponer una reducción del importe a pagar en las facturas pueden ser los siguientes:

  • Efectuar una reducción de potencia podría rebajar el término fijo de electricidad y suponer un menor coste para el usuario.
  • Buscar una tarifa con discriminación horaria, que permita tener un precio del kilovatio hora (kWh) más barato por la noche frente al día, y se puede contratar con todo tipo de potencias eléctricas.
  • Buscar la comercializadora de luz más barata, siempre ayudándose de un comparador de luz, que buscará las ofertas más económicas para el cliente.
  • Reducir el consumo realizado en la vivienda también supondrá un ahorro en electricidad. Algunas de las medidas más básicas son las siguientes:
    • Utilizar bombillas de bajo consumo que supondrían una reducción del consumo energético.
    • Evitar mantener los electrodomésticos en “stand by”  puesto que suponen un gasto excesivo.
    • Intentar aprovechar el mayor tiempo de luz solar para evitar la utilización de la electricidad en iluminación. 

Autor Mercedes

MercedesMercedes es redactora en comparadorluz.com

 

 

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar