El contador de luz

El contador de luz es el dispositivo mediante el cual se realiza la medición del consumo eléctrico de un punto de suministro. Este cálculo será utilizado luego por la compañía distribuidora para saber el consumo y a la comercializadora para aplicar el precio por el gasto realizado. Hay dos tipos de contadores de luz en España, analógico y digital.

Tipos de contador de luz

Hay en España dos tipos diferentes de contadores de luz que se diferencian por ser analógicos o digitales. Los analógicos son los instalados desde siempre, que impiden poder contabilizar el consumo por horas, y que están siendo cambiados progresivamente. El contador digital está siendo instalado en la vivienda de los clientes y se espera que la finalización del proceso sea el 31 de diciembre de 2018.

contador-analogico

Analógicos:

Los contadores analógicos, o electromecánicos, utilizan dos juegos de bobinas para hacer girar un disco de acuerdo con el consumo eléctrico. Aún siguen siendo los más comunes, aunque será muy raro verlos a partir de 2019.

contador-digital

Digitales:

Los contadores digitales también llamados inteligentes miden la energía consumidor y también la potencia reactiva de la misma. Estos contadores permitirán dejar de lado las lecturas estimadas puesto que enviarán el informe directamente a la distribuidora.

Otro aspecto importante es que el Interruptor de Control de Potencia (ICP) está integrado dentro del contador, lo que evita que pueda ser puenteado y que si hay que realizar un cambio de potencia, se avise a la comercializadora y el técnico pueda hacerlo sin desplazarse a la vivienda.

Para saber qué contador tiene en su casa, solo tiene que mirar una factura de la luz, donde se especifica si es analógico o digital.

¿Dónde se encuentra el contador de la luz?

El contador de la luz puede estar situado tanto dentro como fuera del propio hogar, no siempre es sencillo de encontrar. Si está dentro de la vivienda, suele estar en la entrada, el sótano o el garaje. En los edificios de viviendas suele haber un cuarto de contadores, donde están todos los aparatos de las diversas casas del bloque.

¿Cómo comprender el contador de luz?

Dar la lectura del contador facilita ser facturado en base a una lectura real y no una estimada

Es posible que la compañía eléctrica contratada ofrezca un servicio donde se pueda dar la lectura del contador, funcionamiento con el que se puede ofrecer la lectura con el consumo real y así evitar la lecturas estimadas, que pueden ser más altas que el gasto auténtico que se ha llevado a cabo.

En los medidores analógicos, el consumo se lee directamente en el dial; en los contadores digitales hay un piloto rojo en la izquierda, que va a parpadear según los aparatos eléctricos que haya conectados. Mientras más aparatos, más veloz es el parpadeo. El otro piloto, a la derecha, sirve para que los técnicos puedan conectarse al contador.

Hay dos tipos de medición de electricidad, la normal y con discriminación horaria. La normal es tener un solo precio del kWh durante las 24 horas del día. Con discriminación horaria, también conocida como “tarifa nocturna” tendrá un precio más económico durante 14 horas, casi todas de noche, y otra algo más caro durante las restantes 10 horas, según la tarifa elegida.

Si quiero cambiar de compañía, ¿tengo que cambiar de contador?

No, al cambiar de compañía eléctrica, no es necesario cambiar el contador. La distribuidora es la que se encarga de realizar las lecturas de energía consumida y esa seguirá siendo la misma, incluso aunque se cambie a otra comercializadora.

El cambio de compañía no implica tener que modificar ningún aspecto del contador y tampoco es necesario cambiarlo en ningún momento. De hecho, solo se tocará para cambiarlo de analógico a digital, en caso de avería o por sustitución.

¿Cómo poner el contador de luz a mi nombre?

Si acaba de mudarse a una casa cuyo contador está a nombre del anterior propietario o inquilino, nada más que tiene que ponerse en contacto con una compañía, ya sea la que había hasta ese momento u otra, para realizar un cambio de titularidad en luz y figurar usted como titular del contador.

Hay que recordar que se puede elegir la compañía que queremos que nos cobre la energía, no es necesario estar facturando con la compañía eléctrica que tenía el anterior inquilino, pues puede haber otras opciones más económicas. Además, no todo el mundo consumo de la misma manera y no tiene los mismos hábitos de consumo.

El cambio de titularidad es un trámite gratuito para los nuevos inquilinos, que tarda en un plazo de 15 a 20 días hábiles en hacerse efectivo y donde se requieren documentos que aparecen en una factura, razón de más para pedir el recibo anterior al propietario o antiguo inquilino.

  1. Datos del titular incluyendo la cuenta bancaria si fuera necesaria.
  2. Datos de la vivienda (dirección, código postal, etc...)
  3. Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) que es un número muy largo que empieza por ES.
  4. Potencia contratada en la vivienda.

¿Qué hago si tengo un problema técnico con el contador de luz?

Si usted piensa que puede tener un error con su contador, lo primero que tiene que hacer es ponerse en contacto con su distribuidora, que le enviará un técnico para ver si hay algún problema con el contador.

No se debe manipular el contador personalmente, ya que, además de ser peligroso, es ilegal

Autor

Jaime Arbona Jaime Arbona Palancar es experto en el mercado de la electricidad y de los comparadores online.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar