El cuadro eléctrico

cuadro electrico con sus componentes

El cuadro eléctrico es un elemento clave de la instalación eléctrica, y saber cómo funciona y cuáles son sus componentes puede resultar vital en caso de incidencia.

En todas las casa hay un cuadro eléctrico. Una de esas cajitas que en ocasiones tapamos para que no se vea demasiado. Sin embargo, su interior es sumamente importante para la instalación eléctrica de la vivienda, ya que de él depende la comprobación del correcto funcionamiento del circuito eléctrico.


¿Qué es el cuadro eléctrico?

El cuadro eléctrico es la parte de la instalación eléctrica en la que se encuentran los elementos de protección y control de la energía. Es un elemento fundamental en todos los inmuebles en los que hay una instalación eléctrica, ya que es el encargado de protegernos cuando se producen fallos tanto en la instalación como con los aparatos que tengamos conectados.

En el cuadro eléctrico confluyen todos los cables que pertenecen a la instalación de electricidad. Éste se encarga de organizar el sistema eléctrico de la vivienda, es decir, de repartir la potencia adecuada a cada uno de los aparatos que se van a conectar a ella en unos u otros casos.

A día de hoy, existen dos tipos de cuadro eléctrico, ya que en muchas viviendas sigue estando instalado el que se utilizaba antes de estandarizar el actual.

  1. Cuadro eléctrico antiguo: este tipo de cuadro eléctrico no está estandarizado, por lo que se puede encontrar múltiples versiones de él. Algunos tienen más componentes que otros, e incluso hay algunos que sólo tienen un interruptor que hace las veces de interruptor general.
  2. Cuadro eléctrico actual: son los que se instalan a partir del año 2002 y tienen los interruptores agrupados como mínimo en 3 bloques.

¿Qué es la potencia eléctrica?

La potencia eléctrica es la capacidad que tiene una instalación para conectar un número concreto de aparatos a la vez. Es decir, la cantidad de energía que puede suministrar en un mismo momento.

Es importante que la potencia eléctrica de la vivienda esté correctamente calculada y aplicada, ya que la desviación tanto por arriba como por abajo resulta contraproducente para el consumidor.

  1. Si tienes más potencia contratada de la que te hace falta, pagarás más por el término de potencia en tu factura innecesariamente. El término de potencia es un concepto fijo que resulta de multiplicar el precio del kW por la potencia.
  2. Si tienes contratada menos potencia de la que requiere tu instalación, al sobrepasar la carga cuando enchufes muchos aparatos a la vez, te saltarán los plomos.

Para saber qué potencia eléctrica debes contratar, tienes dos opciones:

  1. Contactar con un electricista experto que estime cuánta potencia necesitas en base a los electrodomésticos que utilizas.
  2. Utilizar una calculadora de potencia eléctrica para estimar tú mismo la potencia que necesitas.

Si tras el cálculo te has dado cuenta de que puedes modificar la potencia eléctrica de tu vivienda, debes saber que tanto aumentarla como reducirla conllevan un coste con tu comercializadora.

Aumentar la potencia eléctrica es más caro que reducirla, pero las comercializadoras sólo permiten una bajada al año. Esto tienes que tenerlo en cuenta porque si te pasas bajándola, tendrás que aguantar todo ese tiempo con tu nueva situación. Te recomendamos que si tienes que reducir la potencia contratada, pruebes a bajarla sólo un punto para empezar. Así podrás comprobar si notas la diferencia en tu día a día y si te merece la pena plantearte bajarla de nuevo.

¿Para qué sirve el cuadro eléctrico?

El cuadro eléctrico tiene dos funciones principales: minimizar el riesgo de sobrecarga eléctrica y evitar cortocircuitos. En cualquiera de estos casos, el cuadro eléctrico corta la relación con el contador de luz y deja de registrar el consumo en la vivienda.

Tener la potencia contratada correcta influye, básicamente, en que el cuadro eléctrico no reconozca una demanda de potencia superior a la pactada con el usuario y haga saltar el interruptor principal, el ICP.

Además, el cuadro eléctrico es indispensable para la seguridad tanto de la vivienda como de quienes viven en ella. En caso de reconocer alguna incidencia, hace saltar las palancas correspondientes, cortando el suministro en el punto de conflicto y evitando que se dañen los aparatos que tenemos conectados e incluso que alguien sufra una descarga eléctrica.

¿De qué está compuesto el cuadro eléctrico?

El cuadro eléctrico está compuesto de diversos interruptores. Y cada uno tiene la función de encargase de controlar un aspecto en concreto de la instalación eléctrica.

Todos estos interruptores pueden estar organizados por grupos según su tipología. Lo más habitual es encontrar cuadros eléctricos de 3 y 5 bloques.

  • El cuadro eléctrico de tres bloques incluye el ICP, el ID y el PIAs
  • El cuadro eléctrico de cinco bloques suele incluir el ICP, el IGA, el PCS, el ID y el PIA

La utilización de uno u otro con más o menos bloques dependerá de la necesidad de cada usuario y vivienda. Veamos cuál es la función de cada interruptor.

ICP

El ICP es el Interruptor de Control de Potencia. Éste interruptor sólo actúa sobre uno de los cables de la instalación eléctrica, la fase, y es el encargado de saltar cuando la demanda de energía de la vivienda excede la potencia contratada.

En caso de que el ICP registre que hay demasiados aparatos funcionando a la vez, bajará la palanca y suspenderá momentáneamente el suministro. Depende de la potencia contratada, tendrá indicado más o menos amperaje, el que se ajusta a ella.

El ICP está bajo protección para asegurar que no ha sufrido ninguna manipulación ni puenteo por parte del usuario. De esta forma, la compañía de la luz confirma que el cliente no tiene acceso a más potencia de la que ha contratado.

El ICP siempre está sólo en el cuadro, no se agrupa con ningún otro interruptor. De hecho, en algunas instalaciones antiguas ni siquiera está dentro del cuadro, sino que está situado al lado del contador.

ID

El ID o Interruptor Diferencial es el interruptor encargado de detectar fugas de corriente. Como el resto de los componentes del cuadro (menos el ICP), está conectado a dos cables: fase y neutro.

Su funcionamiento es muy sencillo: mide la corriente que entra por la fase y la que sale por el neutro. Si existe diferencia -es decir, si sale menos corriente de la que entra-, es que hay una fuga. Es entonces cuando entra en acción y salta su palanca.

Esta pérdida de corriente por el camino puede suceder porque haya un electrodoméstico estropeado, por lo que la función del ID es sumamente importante para evitar electrocuciones si una persona entra en contacto con el aparato averiado.

El Interruptor Diferencial contiene un botón de test para comprobar si salta cuando hay fallo en la instalación. Los expertos recomiendan hacer esta simulación una vez al mes para confirmar que funciona correctamente.

IGA

EL IGA o Interruptor General es el aparato que corta el suministro a toda la instalación de la casa en caso de cortocircuito. Además, se encarga de controlar que la potencia consumida no exceda la potencia admisible por la instalación eléctrica.

Este interruptor es el que reparte la corriente necesaria al resto de interruptores de los circuitos individuales, los PIAs.

PIAs

Los interruptores PIAs son los que protegen los circuitos individuales o interiores. En una vivienda normal, una instalación eléctrica va a tener al menos 5 circuitos:

  1. Primer circuito: el que controla el alumbrado y la iluminación. Tiene una intensidad de corriente de 10A.
  2. Segundo circuito: del que depende la mayoría de los enchufes de la vivienda, incluyendo el del frigorífico. Tiene una intensidad de corriente de 16A.
  3. Tercer circuito: que controla los enchufes de la cocina y el baño, con una intensidad de 16A.
  4. Cuarto circuito: para el horno y la vitrocerámica, por lo que necesita una intensidad de 25A.
  5. Quinto circuito: que proporciona corriente al lavavajillas, la lavadora y la secadora, si las hay. Para esto necesita una intensidad de 20A. Normalmente, este circuito se instala con tres interruptores de 16A.

Una buena recomendación es apuntar sobre una pegatina a qué está destinado cada interruptor PIA. Así, si salta, sabremos dónde buscar la solución primero.

El aire acondicionado

El interruptor del aire acondicionado se instala por separado dentro del cuadro eléctrico, ya que demanda más corriente para un único suministro. Habitualmente se coloca un interruptor de 25A para el uso del aire acondicionado.

Hay que tener en cuenta que si el aire acondicionado no está instalado desde el principio en la vivienda, seguramente haya que modificar la potencia eléctrica de la vivienda. Por lo tanto, será necesario cambiar el ICP por uno adaptado a la nueva potencia contratada.

Lo mismo sucede con la calefacción eléctrica o con cualquier otro tipo de aparato que demande mucha cantidad de energía por sí mismo.

¿Quién me instala el cuadro eléctrico?

El cuadro eléctrico es un elemento sensible de la vivienda, por lo que no puede ser manipulado libremente por los usuarios. Por esta misma razón, generalmente es un instalador autorizado el que coloca y cablea el cuadro eléctrico.

Si bien es cierto que en Internet se pueden encontrar mil y un tutoriales sobre cómo instalar el cuadro eléctrico, nuestra recomendación es que lo haga una persona experta para evitar futuras averías o problemas más graves.

¿Por qué a veces me quedo sin luz?

Cuando en una vivienda 'se va la luz' puede significar varias cosas, como que hay un problema con la distribución del suministro (que no depende del usuario), que se ha sobrepasado la potencia contratada o que la comercializadora ha ordenado el corte del suministro por alguna razón, como, por ejemplo, por impago.

Sin embargo, a veces esta situación se da porque alguno de los interruptores ha saltado, lo cual indica que hay algún fallo dentro de la propia instalación del inmueble.

Soluciones a la bajada de interruptores del cuadro eléctrico
Interruptor Razones Solución
ICP Hay conectados muchos aparatos y se sobrepasa la potencia contratada Desconectar todos los aparatos, volver a subir el interruptor y no utilizar todos los electrodomésticos a la vez
ID Hay una fuga de corriente Desenchufar todos los aparatos e ir probando uno a uno, enchufándolos y desenchufándolos. Cuando vuelva a saltar, habremos dado con el electrodoméstico averiado
IGA Hay un cortocircuito o un exceso de potencia Si salta este interruptor, estará saltando algún otro junto a él. Comprobar a qué corresponde y buscar qué elemento es el que da el fallo.
PIAs

Hay un electrodoméstico averiado

Hay un enchufe con cortocircuito

Desconectar y desenchufar los aparatos. Probar uno a uno hasta dar con el fallo. Una vez localizado, probar a enchufar otro aparato en el mismo enchufe para comprobar si el problema es del electrodoméstico o del enchufe.

Recuerda que para tocar cualquier cosa del cuadro eléctrico debes tener las manos secas. El agua es un alto conductor de la electricidad y podrías sufrir una descarga si no eres precavido. Por otra parte, conviene que para evitar problemas graves tu instalación eléctrica sea sometida a revisión cada cinco años.

Autor

Jaime Arbona Jaime Arbona Palancar es experto en el mercado de la electricidad y de los comparadores online.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar