Dar alta de la luz tras la baja

dar-alta-luz

A la hora de dar de alta un suministro eléctrico el consumidor deberá cerciorarse del estado en el que se encuentra dicho suministro, ya que no supondrá el mismo coste solicitar el alta de luz para un suministro que se encuentre activo que para uno que esté dado de baja.


Dar de baja la luz voluntariamente

Dar de baja un suministro de luz es una acción que resulta costosa para la persona que ocupará posteriormente la vivienda. Existen varias situaciones por las que un titular dar de baja el suministro de electricidad:

  1. Propietarios que alquilan su vivienda. Muchas personas a la hora de alquilar un domicilio solicitan la baja de suministro para rescindir sus responsabilidades en ese aspecto con el inmueble. En este caso, se recomienda el cambio de titularidad en el contrato de luz.
  2. Personas que tienen una segunda vivienda en la que no van a residir ni van a alquilar.
  3. Usuarios que se mudan a otro domicilio (situación de compraventa).

Baja del suministro por impago

La baja en un suministro eléctrico no siempre es voluntario, en muchas ocasiones las comercializadoras ordenan a la distribuidora de al zona dar de baja el suministro a un cliente por impago de factura de electricidad. Las compañías energéticas avisan con antelación al consumidor para que pueda pagar las facturas y así evitar el corte de suministro eléctrico.

Volver a conectar el suministro de electricidad tendrá un coste para el cliente dado que tendrá que volver a pagar los derechos de alta. Los importes que se deben pagar son aquellos que se especifican a continuación y son cobrados por la distribuidora de su zona:

  • Derechos de extensión: 17,37 €/KW +IVA
  • Derechos de acceso: 19,40 €/KW +IVA
  • Derechos de enganche: 9,04 € +IVA

Los impagos por parte del anterior ocupante pueden dificultar la contratación del nuevo residente hasta que se cierre el expediente con el otro cliente. Es conveniente conocer el estado en que se encuentra el suministro antes de contratar la luz en una vivienda.

Cambio de titular del contrato de luz

Cuando un propietario o inquilino va a mudarse a otra vivienda es recomendable solicitar un cambio en la titularidad del contrato y no una baja de suministro. Muchos de los usuarios al trasladarse a otro inmueble dan de baja el suministro de electricidad en vez de formalizar el traspaso de la titularidad del contrato.

 Los usuarios que soliciten el alta de la luz tras la baja tendrán que pagar todos los derechos de alta.

  • Derechos de extensión: 17,37 €/KW +IVA. Si lleva menos de tres años dado de baja el suministro no tendrán que ser abonados salvo en caso de corte por impago.
  • Derechos de acceso: 19,40 €/KW +IVA.
  • Derechos de enganche: 9,04 € +IVA.

 Los usuarios que soliciten el cambio de titularidad del contrato deberán ponerse en contacto con el anterior ocupante de la vivienda para poder realizar la tramitación del cambio de titularidad. Este tipo de gestión no supone ningún coste para el cliente, ya que todas las comercializadoras lo realizan de manera gratuita.

¿Cómo cambiar el titular de un contrato de luz?

Para realizar el cambio de titular en un contrato de luz, el usuario deberá llamar a la comercializadora y facilitar los siguientes datos al comercial:

Al cambiar la persona titular de un contrato de luz también se pueden realizar modificaciones en el término de potencia a contratar o la tarifa de luz con la que facturar la energía. En este sentido lo recomendable es hacer uso de un comparador de tarifas de luz que indique al cliente la tarifa que va a ser más favorable para sus hábitos y volumen de consumo.

Documentos para dar de alta la luz

La documentación que se debe aportar por parte del cliente para dar de alta la luz otra vez es muy similar a la del cambio de titularidad. De hecho, es conveniente disponer de alguna factura anterior si se ha tenido anteriormente luz en el inmueble. Los datos que se pedirán son:

  1. Datos del nuevo titular.
  2. Dirección de la vivienda
  3. Datos bancarios.
  4. Datos del suministro eléctrico.

Para que el alta de luz se haga efectivo tiene que pasar un plazo de 5 a 7 días hábiles, donde un instalador de la distribuidora se desplazará al domicilio e instalará el contador en la residencia del solicitante.

Autor

Jaime Arbona Jaime Arbona Palancar es experto en el mercado de la electricidad y de los comparadores online.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar