Diferencias precio indexado eléctrico

¿Quiere ahorrar en la factura eléctrica de su empresa? Llame gratuitamente a Selectra al 91 123 12 39 o puede mandar su factura a través de este formulario y haremos un estudio de su factura sin compromiso.

El precio indexado es un tipo de tarifa que pueden escoger los consumidores para su suministro eléctrico. Esta modalidad tiene su precio fijado el precio de la energía por el mercado mayorista (pool), donde se pagará un importe por cada hora del día, dependiendo del consumo efectuado.

La tarifa indexada está pensada para clientes que realizan un consumo superior a 10.000 kilovatios hora (kWh) al año. Estas empresas suelen encontrarse dentro de la industria, pero también se extrapola para restaurantes, hoteles o granjas.

¿Cómo son las tarifas indexadas?

El cliente que quiera suscribir una tarifa indexada tendrá que recurrir a una comercializadora, que se encargue de pactar todos los aspectos dentro del pool y que le presente una oferta que pueda contratar.

Por este aspecto, la compañía cobrará un coste de gestión y que se unirán a los conceptos regulados de la tarifa eléctrica. Los precios indexados tienen una estructura sencilla y que se refleja de la siguiente manera:

  • Los costes regulados incorporan el alquiler del contador, la energía reactiva y el término de potencia donde se incluyen las penalizaciones en el maxímetro.
  • El término de energía incluye dos conceptos muy importantes y que determinarán gran parte del importe de la factura.
    • El coste de la energía, donde se pagará el precio que marque el pool, en base al consumo realizado en ese momento.
    • El coste de gestión será un importe que cobre la compañía de luz al consumidor por su tramitación.
  • La comercializadora estima un consumo para la empresa, pero si éste no se cumple se tendrán que pagar unos sobrecostes por desvíos, que generalmente el cliente no paga.
  • El cliente tendrá que abonar el Impuesto sobre Electricidad o el IVA.

Ventajas de los precios indexados

Los precios indexados son tarifas contratadas por clientes profesionales, donde el consumo es muy alto y las condiciones que se presentan son beneficiosas para la empresa. Este tipo de tarifa tiene una serie de ventajas que se detallan a continuación:

  • La factura del precio indexado desglosa el consumo del cliente, indicando el precio de la energía en cada momento y siendo una tarifa mucho más transparente.
  • Se paga el precio de la electricidad a cada hora del día junto con un coste de gestión a la compañía.
  • Se conoce desde el principio el beneficio que cobrará la compañía eléctrica al cliente por su gestión.

Diferencias entre precios indexados y tarifas normales

Los usuarios profesionales pueden escoger entre las tarifas normales para profesionales o los precios indexados del mercado eléctrico. Cada una de estas modalidades tienen unas características, pero también unas diferencias entre sí y son las que se exponen a continuación: 

 

  Precio indexado Tarifa normal
Diferencias de las tarifas
  • Se abona un precio por la energía más un coste de gestión o fee conocido.
  • La factura de las tarifas indexadas desglosa cada aspecto.
  • Si el coste de la energía es "cero" solo se pagará el fee.
  • Permite ahorrar en la factura de la luz.
  • La comercializadora marca un precio único, donde el cliente desconoce lo que paga por la electricidad y lo que se queda la compañía como beneficio. 
  • El recibo de luz no está tan desarrollado como en las tarfias indexadas. 
  • Si el precio de la electricidad es "cero" se pagará el mismo importe acordado. 

Cambiar la tarifa normal por precio indexados

Los usuarios que tengan un consumo eléctrico superior a los 10.000 kWh anuales podrán plantearse la posibilidad de cambiar su modalidad de tarifa, dado que les supondrá un ahorro a lo largo de todo el año y es una tramitación no solo sencilla sino también gratuita. Previamente, se recomienda solicitar varios presupuesto a las comercializadoras y ver qué condiciones ofrece cada una de ellas.

En ocasiones, los clientes que buscan tarifas indexadas tienen potencias muy elevadas, donde se dispone de maxímetro para que el suministro no se vea interrumpido. Al solicitar un presupuesto para una tarifa indexada, también se podrá requerir un estudio personalizado de potencia, donde se comprobará si la contratada es necesaria.

Para suscribir el precio indexado, los usuarios solo tendrán que ponerse en contacto con la compañía y facilitar los siguientes datos que se exponen a continuación:

  • Datos de la empresa incluyendo el CIF.
  • Datos del representando junto con el DNI.
  • Factura de la luz aportada para el presupuesto.
  • Cuenta bancaria para domiciliar los pagos.

Autor Mercedes

MercedesMercedes es redactora en comparadorluz.com

 

 

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar