Exceso de potencia eléctrica

La potencia eléctrica es aquella que cada usuario suscribe con la comercializadora al dar de alta la luz. Este concepto permite saber cuántos electrodomésticos se pueden conectar en un mismo periodo de tiempo y aparece reflejado en la factura como “término de potencia”.

El cliente tiene que pagar todos los meses la potencia contratada con la compañía eléctrica, incluso cuando no realice ningún tipo de consumo en la vivienda, dado que es un gasto fijo que se abona todos los meses.

¿Cuándo se supera la potencia contratada?

El exceso de potencia puede darse cuando el consumidor contrata una potencia eléctrica muy elevada, pero realmente al conectar todos los aparatos no llega a superarla y por ello no salta el Interruptor de Control de Potencia (ICP). Este sistema se encarga de cortar el suministro momentáneamente cuando la potencia se ve superada.

Tener la potencia contratada muy elevada puede ser contraproducente para el usuario, dado que está pagando un importe por un aspecto que realmente no está utilizando y eso le impide encontrar nuevas medidas de ahorro en la factura eléctrica. Sin embargo, el exceso de potencia se puede entender de las siguientes maneras:

  • La potencia eléctrica contratada es muy elevada porque nunca ha saltado el ICP.
  • El cliente sobrepasa el término de potencia al conectar varios aparatos a la vez y no se corta el suministro eléctrico porque tiene maxímetro.

¿Cómo bajar la potencia eléctrica?

Si el usuario considera que tiene una potencia contratada superior a la que realmente necesita, se debe plantear la posibilidad de reducir el término de potencia para evitar pagar más y conseguir ahorrar en luz. Para solicitar una reducción de potencia eléctrica, el consumidor solo debe ponerse en contacto con la comercializadora y facilitar una serie de datos tanto personales como del suministro de electricidad:

  • Nombre, apellidos y DNI del titular del suministro.
  • Dirección de la vivienda.
  • Potencia eléctrica actual y a cuál se quiere rebajar.
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) que aparece siempre en la factura anterior.
  • Cuenta bancaria.

El plazo para disminuir la potencia eléctrica es de 15 a 20 días hábiles. En este periodo de tiempo, la distribuidora se encarga de mandar a un técnico que se encarga de variar el ICP y ajustarlo al término de potencia solicitado.

Precio de reducir la potencia contratada

Reducir la potencia contratada tiene un coste para todos los clientes, independientemente de cuál sea su comercializadora, dado que es la distribuidora la que cobra este importe en base a los siguientes derechos:

  • El derecho de enganche implica un coste de 9,04€ + IVA.

¿Qué es la penalización por exceso de potencia?

¿Qué es la penalización por exceso de potencia eléctrica?

La penalización por exceso de potencia solo se aplica a los consumidores que tienen más de 15kW contratados con la comercializadora y además disponen de un maxímetro que impide que el suministro se corte al ser superada la potencia eléctrica. La comercializadora castiga a los usuarios que superan la potencia contratada, aunque existen diferentes casos donde se aplica un precio distinto y puede variar dependiendo de los siguientes aspectos:

  • Los clientes que emplean una potencia comprendida entre el 85% y el 105% solo pagar la de ese periodo de facturación.
  • Aquellos consumidores que sobrepasan el 105% del término de potencia deben pagar el doble de la requerida.

Autor Mercedes

MercedesMercedes es redactora en comparadorluz.com

 

 

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar