Poner la luz a nombre del inquilino

El cambio de nombre en un contrato de luz podrá tramitarlo el nuevo inquilino de la vivienda o la persona con capacidad legar para convertirse en el titular de la electricidad. Generalmente, se recomienda que sea el nuevo arrendatario quien se encargue de la tramitación, puesto que podrá facilitar sus datos y también escoger una tarifa base para su suministro.

En ocasiones, el propietario quiere mantenerse como titular del contrario, pero esto podría resultar contraproducente para él. Si hubiera algún problema o situación de impago en el abastecimiento de luz tendrá que hacerse responsable del mismo.

Ante un cambio de titularidad eléctrica, el inquilino tiene la certeza de que cualquier deuda pasada no será responsabilidad suya  y  tiene la facilidad de ser el interlocutor con su proveedor.  Por otra parte, el casero tiene la certeza de que, en caso de impago de la luz por parte del inquilino, no será él el responsable de la deuda.

Datos necesarios para el cambio de titularidad eléctrica

El cliente que quiera realizar un cambio de nombre tendrá que ponerse en contacto con la comercializadora, previsiblemente después de haber comparado las tarifas de electricidad, y el propio operador que la atienda le solicitará todos estos datos:

  • Datos del anterior y nuevo titular.
  • Dirección de la vivienda y potencia eléctrica contratada.
  • Código CUPS que aparece siempre en una factura de luz anterior o puede conseguirse a través de la distribuidora de su zona.
  • Cuenta bancaria.

El cambio de titularidad de luz tarda en realizarse alrededor de 15 a 20 días hábiles. Por lo que es normal recibir una factura anterior con los datos del antiguo titular y que se deberá al periodo de facturación que estaba actualmente abierto. La siguiente llegaría automáticamente a nombre del nuevo inquilino y con las condiciones pactadas durante el momento de la contratación.

¿Quién paga el cambio de titularidad de la luz?

El cambio de nombre en un contrato de luz es completamente gratuito y muy sencillo de tramitar. Es una gestión que se puede efectuar con una llamada telefónica o por correo electrónico.

¿Cambiar de nombre la electricidad desde casa?

El cambio de nombre se puede gestionar desde la misma casa, sin tener que trasladarse a una oficina y tramitándolo todo por teléfono. Al realizar un cambio de titularidad, se recomienda eliminar todas las condiciones de la oferta anterior y empezar con una tarifa base elegida por el nuevo cliente de la comercializadora.

Esta opción permite liberar de cargas al inquilino y  elegir la mejor tarifa que se adecue a su consumo, sin obligarle a pagar más por un suministro que podría ser ineficiente.

Ventajas  para el titular de un contrato eléctrico

Al realizar un cambio de titularidad, es aconsejable barajar las condiciones del contrato que se asume y si no se adaptan a las necesidades reales de su consumo, elegir una tarifa base lo más amoldada y ventajosa posible, ya sea en el mercado regulado o en el mercado libre.

Una vez que se ha hecho el cambio de titularidad, el nuevo cliente tiene autoridad para cambiar la tarifa eléctrica y además puede solicitar cualquier servicio que crea conveniente a la empresa comercializadora. Entre las gestiones más demandadas por los consumidores se encuentran:

Autor

Jaime Arbona Jaime Arbona Palancar es experto en el mercado de la electricidad y de los comparadores online.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar