Precio del kilovatio

El kilovatio (kW) es una unidad que mide el término fijo en la electricidad. Todas las comercializadoras fijan un precio para el kW, que formará parte de la factura del suministro y que el usuario tendrá que abonar cada dos meses.

En las Tarifas de Último Recurso (TUR), el término fijo está regulado por el Gobierno y variará dependiendo de las subastas eléctricas que se realizan. El precio del kW puede modificarse a lo largo del año siendo un aspecto que los consumidores deben tener en cuenta.   

Las compañías actualmente ofrecen las diferentes ofertas: 

 

Precio del kW en electricidad

En el sistema eléctrico, los kW miden la potencia eléctrica que tiene contratada el cliente y de ella dependerá el precio que tendrá que pagar el consumidor. El precio que se cobra al usuario será la parte fija que tendrá que abonar en la factura de la luz.

La potencia eléctrica determina el precio de los derechos que se deben pagar a la distribuidora por dar de alta la luz, pero también el importe que se pagará al mes en término de potencia y cuántos electrodomésticos podrá conectar el cliente en su vivienda.

A la hora de decidir con qué compañía contratar, el consumidor debe buscar la que le ofrezca un precio del kW más económico y que le produzca un ahorro en la factura de la luz. Entre las tarifas que se pueden escoger se encontrarán las siguientes:

  • La tarifa de último recurso es aquella que está regulada por el Gobierno teniendo un precio del kW igual para todos los consumidores.

  • La mayoría de tarifas del mercado libre están refrendadas a la TUR y aplican descuentos sobre este término. Los descuentos ofrecidos dependerán de cada comercializadora y es uno de los aspectos que el cliente siempre debe revisar antes de contratar una tarifa.

En estos casos, se recomienda al consumidor utilizar un comparador de tarifas eléctricas, que busque el precio del kW más económico para el consumidor y le facilite información sobre la compañía más barata en electricidad.

Precio del término fijo de gas 

El precio del término fijo de gas en un suministro depende de la presión necesitada o del consumo realizado por el usuario. Dependiendo del tipo de tarifa escogida por el cliente tendrá que abonar un precio u otro.

  • Las tarifas TUR también cuentan con un término fijo regulado por el Gobierno, donde las comercializadoras no podrán aplicar descuentos y que variará a lo largo del año.

  • Las tarifas de mercado libre ofrecen descuentos sobre este término al contratar algún servicio de mantenimiento. Es la propia compañía de gas quien se encarga de decidir cuál es el descuento que quiere aplicar a la tarifa ofrecida.

Los clientes deben decidir bien qué tarifa es más conveniente, qué descuentos se aplican en ella y sobre todo qué comercializadora ofrece unas mejores condiciones. Para ello, siempre se recomienda estimar primero el consumo y después utilizar un comparador de gas natural para elegir la tarifa más barata.

Autor Mercedes

MercedesMercedes es redactora en comparadorluz.com

 

 

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar