Reducir potencia contratada E.ON

El consumidor que vaya a dar de alta la luz en una vivienda, tendrá que suscribir una potencia contratada con la comercializadora y ésta permitirá conectar una serie de aparatos eléctricos al mismo tiempo. Este concepto aparece en la factura de la luz y se considera la parte fija de la misma.

El cliente de E.ON puede considerar que el término de potencia es muy elevado, puesto que jamás ha saltado el Interruptor de Control de Potencia (ICP) y por lo tanto nunca se ha cortado su suministro eléctrico. La principal razón suele ser un exceso de potencia contratada, que produce un coste exagerado para el cliente y sería conveniente reducir la potencia eléctrica. 

Estimar la potencia eléctrica

La contratación de la potencia contratada dependerá de las necesidades que tenga que cubrir el consumidor. En algunos casos, estos requisitos cambiarán con el tiempo debido a los factores propios de la vivienda, pero también por la posibilidad de que habiten menos personas en la misma. A la hora de estimar la potencia eléctrica se utilizan los siguientes métodos:

  • El asesoramiento de un electricista que indicará la potencia basándose en los aparatos eléctricos.
  • La utilización de una calculadora de potencia.

Es importante no rebajar demasiado el término de potencia, dado que si salta el ICP cortando el suministro porque es insuficiente, no podrá volver a aumentarse la potencia contratada hasta dentro de un año.

Junto con la reducción de potencia, el cliente puede buscar una nueva tarifa que le permita ahorrar, no solo en el término de potencia sino también en el de consumo

¿Cómo reducir la potencia contratada con E.ON?

El cliente de E.ON que quiera reducir la potencia contratada, solo tendrá que ponerse en contacto con la comercializadoras tras estimar la potencia y solicitar la tramitación al operador que le atienda. Siempre debe tener una factura de luz a mano y facilitar los siguientes documentos en el momento de la tramitación:

  • Datos del titular del suministro.
  • Dirección de la vivienda.
  • Potencia que se desea contratar en ese momento.
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS), que será imprescindible y que se reflejará en el recibo eléctrico.
  • Cuenta bancaria.

La reducción de potencia contratada no será inmediata, sino que tardará entre unos 15 a 20 días hábiles, dado que tiene que acercarse un técnico de la distribuidora para cambiar el ICP.

Coste del cambio de potencia contratada

Cambiar la potencia eléctrica conlleva un coste para el consumidor, al contrario de lo que ocurre con el cambio de titularidad de luz o el cambio de compañía eléctrica, y que son gestiones completamente gratuitas. El coste de la reducción del término de potencia será el siguiente:

  • Los derechos de enganche que son 9,04 + IVA.

El cliente solo tendrá que pagar ese importe a la distribuidora de su zona, que será la encargada de mandar al técnico al cual no hay que pagarle nada, dado que se abonará todo a través de la factura de luz. 

Autor Mercedes

MercedesMercedes es redactora en comparadorluz.com

 

 

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar