Término de potencia

Al dar de alta la luz en una vivienda, el cliente debe elegir la cantidad de potencia que necesita para satisfacer todas las necesidades. Para ello, los usuarios pueden utilizar una aplicación web que estime el consumo del domicilio en función del tipo y el número de electrodomésticos que desee conectar a la vez.


¿Qué es el término de potencia?

La potencia contratada por el cliente es el término fijo de la factura eléctrica que el cliente debe abonar en cada recibo independientemente de si realiza o no consumo eléctrico. En el supuesto de viviendas vacías en las que el propietario tiene dado de alta el suministro de luz pero no vive allí, también se debe abonar el coste de este término. La potencia eléctrica tiene como unidad de medida los kilovatios (kW).

Potencia eléctrica recomendada

En algunas ocasiones el consumidor no tiene la potencia adecuada para satisfacer las necesidades eléctricas de su hogar y necesita cambiar la cantidad de KW contratados. Para realizar los cambios el cliente debe ponerse en contacto con la comercializadora que tiene contratada, y ésta con la distribuidora que abastece a la zona en la que se encuentra la vivienda.

En algunos casos el usuario decidió contratar una potencia inferior a la necesaria para obtener una reducción en el importe de la factura, perjudicando al rendimiento óptimo de la vivienda. Y en otros supuestos el cliente contrató una potencia muy superior a la adecuada, de tal manera que estaría pagando por un gasto que no realiza. Las aplicaciones de estimación de consumo son de gran ayuda ya que calculan la potencia recomendada en función al número de ocupantes, superficie de la vivienda, tipo de aislamiento y aparatos electrodomésticos.

Aumentar la potencia contratada

Para aumentar la potencia contratada el cliente primero debe contactar con la comercializadora con la que factura la electricidad. El aumento se solicita en los casos en los que el usuario tiene una potencia insuficiente a la necesaria para cubrir todas las necesidades de su vivienda.

El cambio de potencia solo puede solicitarse una vez cada 12 meses.

Es importante tener en cuenta que el cambio de potencia sólo puede solicitarse una vez cada 12 meses, por lo que se debe optar por aquella que cubra las necesidades, ya que elegir una potencia muy superior a la requerida conllevaría a un incremento innecesario de la factura . Para ello es muy útil recurrir a un comparador de tarifas eléctricas así como a aplicaciones de estimación de consumo.

Las aplicaciones de estimación de consumo calculan la potencia recomendada en función al número de ocupantes, superficie de la vivienda, tipo de aislamiento y aparatos electrodomésticos.

Coste aumento de potencia

El aumento de potencia eléctrica conlleva un coste para el cliente, que tiene que abonarse con cualquier comercializadora del mercado y se trata de un importe que está marcado por ley, y que cobra la distribuidora que opera en su zona.

  1. Derechos de extensión (17,37€/kW + IVA).
  2. Derechos de acceso (19,70€/kW + IVA).
  3. Derechos de enganche (9,04€ + IVA).

Reducir potencia contratada

En contraposición está el supuesto de aquellos usuarios que en un primer momento contrataron una potencia eléctrica muy elevada, lo que implicaría un gasto innecesario ya que se está pagando por algo que no se está usando. Para bajar la potencia, el cliente debe contactar con su comercializadora eléctrica. En este caso reducir la potencia contratada supone una rebaja del importe en el término fijo de la factura manteniendo el rendimiento óptimo de la vivienda.

Coste reducción de potencia

Al igual que ocurría con el aumento de potencia, la reducción también implica un coste aunque mucho menor que en el anterior caso y al igual que en la tramitación anterior, también se debe pagar a la distribuidora.

  1. Derechos de enganche (9,04€ + IVA).

¿Cómo calcular el coste de la potencia que tenemos contratada?

Para calcular lo que se paga por el término fijo de la factura de la luz, el usuario tan sólo deberá multiplicar la potencia contratada por el número de días que contiene su periodo de facturación (30 días si factura al mes, 60 si la factura es bimestral) y por el precio del kilovatio (kW) tal y como se muestra en la siguiente fórmula:

Coste del término de potencia kW contratados * 60 días * 0'115187€/kW día

A continuación se detallan las potencias normalizadas vigentes para tarifas 2.0 en el mercado eléctrico:

Intensidad ICP (Amperios) Monofásica Trifásica
Tarifa 2.0 3.45 kW 3.464 kW
4.6 kW 5.196 kW
5.75 kW 6.928 kW
6.9 kW
8.05 kW
9.2 kW
Tarifa 2.1 10.35 kW 10.392 kW
11.5 kW 13.856 kW
14.49 kW
Tarifa 3.0 15 kW 17.321 kW

Autor

Jaime Arbona Jaime Arbona Palancar es experto en el mercado de la electricidad y de los comparadores online.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar