Cambiar de titular el contrato de gas natural

Cambiar titular de gas natural

El cambio de titularidad del contrato es necesario para poder aplicar la responsabilidad del suministro a la persona indicada. Por eso, siempre que se produce algún cambio sobre las personas que habitan la vivienda o sobre su propiedad, es fundamental hacer un cambio de titular del gas.

El suministro de gas natural puede verse interrumpido en caso de impago, por lo que si el titular del contrato ya no tiene relación con el inmueble, es recomendable cambiar el titular a la persona que se encargue de pagar las facturas del gas.


¿Cuándo hacer el cambio de titularidad de un contrato de gas?

El cambio de titularidad de gas no es una gestión obligatoria, pero sí recomendable en los casos en los que la persona que se encarga de pagar las facturas del gas se desvincule de la vivienda o local.

Y es que en el marco de la contratación del gas, la persona responsable del correcto funcionamiento de la instalación, así como de abonar el gas consumido, es el titular del contrato de gas natural. Esta persona será la destinataria de las sanciones y penalizaciones correspondientes en caso, por ejemplo, de impago.

Las situaciones en las que habría que realizar el cambio de titularidad del gas natural son las siguientes:

  1. Compra o alquiler de la vivienda: el inquilino o el nuevo propietario deben poner a su nombre el suministro de gas. De esta forma, el titular anterior queda exento de toda responsabilidad a partir de ese momento.
  2. Fallecimiento del titular: por el que un familiar debe asumir la responsabilidad sobre el suministro.
  3. Divorcio: cuando se recomienda que el único titular del suministro sea la persona que se queda en la vivienda para evitar futuras situaciones de conflicto.

CAMBIO DE TITULARIDAD EN ALQUILEREn los pisos o casas de alquiler en los que los gastos de luz y gas corran a cuenta del inquilino, se recomienda hacer un cambio de titularidad en lugar de únicamente cambiar la cuenta bancaria del contrato de gas. De esta forma, si se incurre en impago, la reclamación irá directamente a nombre de quien verdaderamente disfruta del suministro.

¿Cómo cambiar el titular del contrato de gas?

Cambiar el titular del contrato de gas es tan sencillo como ponerse en contacto con la comercializadora de gas con la que está suscrita la tarifa del suministro y proceder al cambio.

La única diferencia en este caso es si, junto con el cambio de titularidad, el nuevo responsable del suministro quiere contratar una tarifa de gas diferente. En este sentido, es interesante utilizar un comparador de tarifas de gas para saber cuál es la tarifa que mejor se adapta a sus necesidades, permitiéndole ahorrar en los recibos del gas.

En el caso de querer cambiar de tarifa de gas natural, habrá que tener en cuenta si esta tarifa corresponde a la misma compañía o a otra. De ser así, el consumidor deberá ponerse en contacto con la nueva comercializadora. Ella se encargará de hacer todos los cambios requeridos.

TOMA LA LECTURA DEL CONTADORAl hacer un cambio de titularidad, conviene que tomes una foto y anotes el consumo registrado por el contador de gas. De esta forma podrás comprobar si la lectura del contador reflejada en tu próxima factura es la que te corresponde.

¿Qué documentos necesito para cambiar el titular de gas?

Para hacer el cambio de titular del gas natural es necesario aportar determinados datos tanto del suministro como del titular. Estos son los siguientes:

  • Documentación del nuevo titular
  • Nombre, apellidos y DNI
  • Teléfono y correo electrónico de contacto
  • Número de cuenta bancaria para domiciliar los pagos
  • Documentación del titular actual
  • Nombre, apellidos y DNI

En caso de que el cambio de titularidad se vaya a hacer junto a la contratación de una nueva tarifa de gas, puede que también sea necesario aportar el Certificado de la Instalación del Gas.

¿Cuánto cuesta cambiar el titular del gas?

El cambio de titularidad del contrato de gas es un trámite completamente gratuito tanto para el nuevo titular como para el anterior. Todas las comercializadoras están obligadas a facilitar la gestión de este tipo de trámite, de forma que se pueda resolver de la forma más ágil posible y sin perjuicio para ninguno de los implicados. Además, este cambio puede hacerse en cualquier momento y tantas veces como fuera necesario.

En el caso de que se quiera hacer también un cambio de tarifa o de comercializadora, será necesario comprobar si existe algún compromiso de permanencia vigente con la compañía actual. Si fuera el caso, probablemente el nuevo titular deba abonar una penalización por incumplimiento de contrato.

En los casos de compraventa de vivienda cabe destacar la conveniencia del cambio de titularidad del contrato frente a dar de baja el gas natural. Al dar de alta el gas tras la baja, el siguiente titular deberá volver a pagar derechos de acometida y derechos de alta del gas natural.

Este importe puede ser considerablemente alto, aunque se abona en una única ocasión. Con el cambio de titularidad del gas, el nuevo propietario podría ahorrarse tal cantidad y al propietario saliente no le cuesta ningún esfuerzo realizar este trámite.

¿Cuánto tarda el cambio de titularidad del gas?

Al igual que otros trámites relativos al contrato de gas, el cambio de titularidad puede tardar de 15 a 20 días hábiles en hacerse efectivo.

Antes de quedar registrado como responsable el nuevo titular, llegará una última factura de gas a nombre de la persona anterior con el consumo realizado hasta el momento del cambio.

Cambiar el titular del gas cuando hay una deuda por impago

En algunas ocasiones, cuando se produce el cambio de nombre del contrato de gas, el nuevo titular es informado de que existe una deuda por impago por parte del titular anterior. En estos casos, lo habitual por parte de las comercializadoras es que el nuevo titular herede esta deuda.

Sin embargo, es posible negociar la revocación de esta responsabilidad si el nuevo titular demuestra que no es él quien tiene relación con el suministro endeudado. Por ejemplo, si es el nuevo inquilino del piso, aportando el contrato de alquiler en el que aparece claramente cuál es la fecha de inicio de su vinculación con la vivienda.

Si se consigue llegar a un acuerdo con la comercializadora, la deuda continuará a nombre del anterior titular o será aplicable al suministro de la vivienda propiamente dicho.

Autor Mercedes

MercedesMercedes es redactora en comparadorluz.com

 

 

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar