Cómo dar de alta la luz: precio, trámites y plazos

Cómo dar de alta el suministro de luz

El trámite de dar de alta la luz es necesario para tener conectado el suministro eléctrico en la vivienda. Existen dos opciones: dar de alta la luz por primera vez o hacerlo tras una baja. En función del tipo de operación, variarán los plazos, el precio y los requisitos para dar de alta la luz.


¿Cómo dar de alta la luz?

El alta de luz es el paso necesario para tener activado el suministro eléctrico en la vivienda o local si, actualmente, no se disfruta de él.

Para dar de alta la luz es imprescindible haber realizado primero las obras de instalación eléctrica de la vivienda o local. Si la parte técnica ya está resuelta, entonces habrá que llamar a la comercializadora con la que previsiblemente se va a contratar la tarifa de luz para que haga de intermediaria entre el cliente y la distribuidora eléctrica.

La comercializadora se pondrá en contacto con la distribuidora de la zona correspondiente para que active el suministro en el inmueble en función de la potencia contratada. Ésta enviará a un técnico para que compruebe el correcto funcionamiento del contador de luz e instale y precinte el Interruptor Controlador de Potencia ICP.

CONOCE TU DISTRIBUIDORA ELÉCTRICASi no sabes cuál es la distribuidora de luz que te corresponde, puedes consultarlo a través de este mapa de distribución eléctrica en España. Si prefieres puedes llamarnos al 91 198 06 07 y nosotros te ayudamos.

El alta de luz puede llevarse a cabo ante dos situaciones:

  • Si el inmueble nunca ha tenido conexión al suministro porque se trata de una vivienda o local de nueva construcción.
  • Si anteriormente ha habido suministro eléctrico pero se ha dado de baja por algún motivo (deseo expreso del titular, impago, etc.).
 

Es importante no confundir el proceso de dar de alta la luz con el hecho de contratar una tarifa de luz. Estos trámites se diferencian claramente en los siguientes aspectos:

  1. Dar de alta la luz significa preparar la vivienda para la recepción de la electricidad, mientras que la tarifa se contrata para poder cobrar el consumo al precio establecido por ella.
  2. Contratar una tarifa de luz es un trámite gratuito, mientras que dar de alta la luz tiene un coste económico.
  3. La compañía que da de alta la luz como tal es la distribuidora, que es quien activa el suministro, mientras que la tarifa de luz se contrata directamente con la comercializadora eléctrica.

Dar de alta la luz por primera vez

El alta de luz por primera vez es el que es necesario realizar cuando se adquiere o se alquila una vivienda o local que no ha estado ocupada anteriormente. Esto significará que nunca antes ha habido servicio eléctrico, ya que se trata de un suministro básico que debe estar conectado.

En este caso, al dar de alta la luz será necesario contar con una documentación específica en la que destaca el Boletín de Instalación Eléctrica. Este es necesario para que la compañía de luz pueda comprobar que la instalación se encuentra en perfecto estado. Además, el coste por esta operación será diferente que si se trata de un alta después de una baja.

Dar de alta la luz por mudanza

Cuando el alta de luz se realiza por mudanza a una casa de segunda ocupación, es necesario dar de alta el suministro si se ha dado de baja anteriormente. En caso contrario, bastará con hacer un cambio de titular de la luz para traspasar las responsabilidades al nuevo inquilino.

El alta de luz tras la baja puede suponer unas condiciones diferentes durante el trámite, que dependerán del tiempo que lleve dado de baja el suministro.

¿Cuánto tardan en dar de alta la luz?

El plazo para dar de alta la luz es de 5 a 7 días hábiles.

Este periodo puede variar en función de cómo se encuentre el suministro. Si en el momento en que el técnico de la distribuidora acude al inmueble a instalar el contador de luz ve que existen errores en la instalación, este plazo se ampliará hasta que se subsanen por seguridad.

¿Qué potencia de luz contratar?

A la hora de dar de alta la luz es imprescindible contratar una tarifa de luz y seleccionar una potencia eléctrica que se ajuste a las necesidades de consumo del usuario.

La potencia contratada influye directamente en el precio de las facturas de luz, ya que son el término fijo, el que hay que pagar por tener conectado el suministro. Así, lo más interesante es calcular la potencia contratada que realmente es necesaria para evitar pagar de más en los recibos. Una vez hecho el cálculo, habrá que elegir una potencia normalizada, que son las que las distribuidoras y comercializadoras de luz ponen a disposición del cliente para contratar. Estas son diferentes si se trata de una instalación monofásica o trifásica, ya que el reparto de acceso a la energía no será el mismo.

Hay tres formas para calcular la potencia contratada que necesita la casa:

  1. Utilizar una calculadora de potencia eléctrica online, que son gratuitas. Será necesario introducir los datos de características del suministro, como los electrodomésticos que se van a utilizar, el número de personas que habita la vivienda, etc.
  2. Hacer un cálculo manual sumando las potencias que demanda cada electrodoméstico de la vivienda.
  3. Solicitar el asesoramiento de un experto electricista que realice los cálculos por el usuario.

Esta última opción tiene la ventaja de que el electricista sabrá aplicar las reglas matemáticas necesarias para cubrir el hecho de que todos estos electrodomésticos no estarán conectados a la vez, que es lo que define la potencia eléctrica.

¿Cuánto cuesta dar de alta la luz?

 

En el coste de dar de alta la luz no influye el precio de la luz como tal. El precio de dar de alta la luz se corresponde con los derechos de alta de luz que hay que abonar por conectarse a la red general de distribución. Por esta razón, el importe a pagar va a parar directamente a la distribuidora eléctrica correspondiente.

El coste de los derechos de alta depende de:

  1. La potencia contratada
  2. El tiempo que lleva dado de baja el suministro
  3. La potencia contratada anterior, si la luz lleva menos de tres años dada de baja

Depósito de garantía de la distribuidoraJunto con los derechos de alta, al dar de alta la luz es necesario abonar el depósito de garantía de la distribuidora. Este importe se paga en concepto de fianza para cubrir futuros impagos por parte del consumidor. Si se produce una baja posterior o un cambio de titular por traslado de poderes de la vivienda, la distribuidora devolverá esta fianza al usuario, quedando pendiente de abonar por el próximo titular.

Los derechos a pagar tienen el mismo coste sea cual sea la distribuidora de luz que active el suministro, ya que están regulados por normativa del Gobierno. El importe de los derechos por el alta de luz es el siguiente:

  • Derechos de extensión: 17,37 €/kW + IVA
  • Derechos de acceso: 19,70 €/kW + IVA
  • Derechos de enganche: 9,04 € + IVA

El tiempo que lleve dado de baja el suministro influye directamente porque, si la luz lleva dada de baja menos de tres años, se conservan los derechos de extensión, con el consiguiente ahorro que eso supone. Veamos en la siguiente tabla a cuánto asciende el importe por dar de alta la luz por primera vez y con una baja de menos de tres años, con y sin IVA.

Precio por dar de alta la luz
Potencia contratada Alta por primera vez Baja menos de 3 años con IVA
Sin IVA Con IVA Sin IVA Con IVA
3.45 kW 136,93 € 165,68 € 77 € 93,17 €
4.6 kW 179,56 € 217,27 € 99,66 € 120,59 €
5.75 kW 222,19 € 268,85 € 122,32 € 148 €
6.9 kW 264,82 € 320,43 € 135,93 € 164,48 €
8.05 kW 304,45 € 372,02 € 167,63 € 202,83 €
9.2 kW 350,08 € 423,60 € 190,28 € 230,24 €

Los derechos por el alta de la luz se pagan una única vez a través de la primera factura de la luz cuando ya está activado el servicio.

INSTALACIÓN DEL CONTADORSi es la primera vez que se da de alta la luz, la distribuidora deberá instalar el contador eléctrico correspondiente. Si el consumidor decide alquilar el contador de luz, pagará un importe por él en cada una de sus facturas de luz, que incluirá cualquier tipo de mantenimiento o reparación en caso de avería. Sin embargo, si opta por comprar su propio contador, deberá sumar una importante cantidad al total a pagar por el alta de luz, y tanto el mantenimiento como cualquier otro aspecto relacionado con el contador de luz dependerá directamente de él.

Requisitos para dar de alta la luz

El requisito indispensable para dar de alta la luz es tener alguna relación con el inmueble afectado, ya sea por propiedad o alquiler. Además, es indispensable contar con el Boletín de Instalación Eléctrica en vigor, tanto si es un alta por primera vez como si se ha realizado tras una baja.

El Boletín de Instalación Eléctrica será necesario cuando se dé de alta la luz por primera vez y cuando el boletín que esté registrado tenga más de 20 años.

Documentación necesaria para dar de alta la luz

Para dar de alta la luz es necesario tener a mano la siguiente documentación:

Dar de alta la luz
  • Datos necesarios para dar de alta la luz
  • DNI de la persona que vaya a ser titular del contrato
  • En caso de empresas, el CIF de la misma y el DNI de su representante legal
  • Código CUPS del punto de suministro (código de 20 o 22 dígitos, comenzando por ES)
  • Dirección exacta de la vivienda o local
  • Datos bancarios donde se domiciliarán las facturas
  • Boletín de Instalación Eléctrica, si es la primera vez que se da de alta la luz o si el que tiene la comercializadora tiene más de 20 años
  • En casos de alquiler, donde haya existido suministro anteriormente, el contrato de alquiler, para certificar que si hay pagos pendientes, no corresponden al nuevo titular

Estos datos son necesarios tanto para realizar el alta de luz por primera vez como para activar nuevamente el servicio tras una baja. En caso de que sea un alta nueva, será en el momento de la solicitud cuando la distribuidora proporcione el CUPS asociado al inmueble.

Dar de alta la luz con Endesa

El alta de luz con Endesa es un trámite indispensable para todas aquellas personas que vayan a contratar la luz con esta compañía. A día de hoy, Endesa es una de las compañías de luz más baratas, al menos de las más grandes. Sin embargo, esto no afecta para dar de alta la luz, ya que, como hemos visto, el precio es fijo para todos los usuarios, independientemente de la comercializadora, distribuidora o región en la que vivan.

Dar de alta la luz con Iberdrola

Para dar de alta la luz con Iberdrola es necesario contratar una tarifa de luz de Iberdrola. Esto se puede hacer llamando directamente al número de teléfono gratuito de Iberdrola.

El alta de luz con Iberdrola es igual de sencillo que con el resto de compañías.

Dar de alta la luz con Gas Natural Fenosa

El alta de luz con Gas Natural Fenosa es de los más demandados en España, ya que es una de las compañías con más clientes en nuestro país. Para contactar con esta compañía y dar de alta la luz, se dispone de los siguientes canales:

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Autor de la página web Alfonso Fernández es experto en mercados eléctricos y de gas natural.