Compara tarifas energía

Con la liberalización del mercado energético, las comercializadoras presentan precios muy competitivos para el kilovatio hora a fin de conseguir facturar a más clientes. Todos aquellos usuarios que se encuentren en vías de contratar un suministro de electricidad o gas deben tener en cuenta la amplia variedad de ofertas que presenta el mercado energético, muchas de ellas apoyadas en descuentos muy beneficiosos para el consumidor.


¿Cómo comparar tarifas energéticas?

El mercado energético ha sufrido varias reformas llevadas a cabo por el Ministerio de Industria, donde se ha cambiado el sistema de fijación de precios en el caso de la electricidad o se han liberalizado ambos mercados para una mayor competencia, lo que garantiza poder cambiarse de compañía energética cuando se quiera. Es importante tenerlo en cuenta a la hora de contratar la luz y el gas porque elegir una u otra puede reportar un mayor o menor ahorro en la factura.

Cada vez son más los usuarios que recurren a diversas aplicaciones para conocer los descuentos, condiciones y características de cada una de las ofertas del mercado energético. Si se quiere contratar la luz en la vivienda o realizar cualquier otro trámite, lo más recomendable es recurrir a un comparador de electricidad para examinar cada una de las tarifas y encontrar aquella que ofrece mejor descuento y además, se adapta a las condiciones y necesidades de esa vivienda.

Con el suministro de gas natural pasa exactamente lo mismo, dado que el usuario puede contratar el abastecimiento pero también cambiar la titularidad del gas o cualquier otra gestión que tenga que realizar. En cualquiera de estos casos, se recomienda también utilizar un comparador de gas o uno "dual", que incluya y ofrezca tarifas tanto de gas como de electricidad.

Tarifas de energía con descuentos

Las comercializadoras del mercado energético ofrecen tarifas con precios muy competitivos fundamentados en descuentos en el término fijo o variable de la factura de energía. Este tipo de estrategia comercial, con el fin de captar más clientes, reporta también un ahorro significativo a los consumidores. Sin embargo, una misma oferta, por sus condiciones, puede no ser igual de beneficiosa para dos clientes diferentes.

Descuentos en el término fijo

Este tipo de descuentos están más indicados para aquellos clientes que tengan contratado un término fijo muy elevado o que no realicen un consumo excesivo. Supuestos en los que un descuento en el término fijo reduce la factura del consumidor:

  • En segundas viviendas es ideal contratar tarifas con un descuento aplicado en el término fijo, ya que el propietario de la vivienda no reside en la misma de manera habitual.
  • Viviendas que por sus características y necesidades tengan contratado un término de fijo elevado.

Descuentos en el término de consumo

Los descuentos en el término de consumo son ideales para aquellas viviendas con un alto gasto energético (viviendas muy grandes, hogares con muchos habitantes o que tienen electrodomésticos que generan mucho consumo).

En estos casos, el descuento en consumo puede ayudarles a ahorrar en cada kilovatio hora, una rebaja que puede ser pequeña en un principio, pero que acaba suponiendo un importe alto si se suma mes a mes. Algunos de los casos en los que resulta práctico un descuento en este término:

  • Viviendas en las que todo el abastecimiento de energía se lleva a cabo a través de un suministro de electricidad. El precio del kWh eléctrico actualmente presenta un coste poco económico en comparación con el de gas, es por ello que aquellos consumidores que tengan calefacción eléctrica, pagan importes elevados por el término de consumo. Teniendo en cuenta esto, contratar una tarifa con descuento en consumo supondría un ahorro en la factura del cliente.
  • Domicilio en el que la cocina, la calefacción y el agua caliente funciona a través de un suministro de gas.

Cómo cambiar de comercializadora

comparador

El mercado energético cuenta con una gran oferta de tarifas, permitiendo que el consumidor pueda elegir la compañía en base al tipo de tarifa, los servicios de mantenimiento que incluyen o incluso la atención al cliente. Los usuarios que vayan a contratar el gas o la luz con una compañía o quieran cambiar de comercializadora, deben realizar una comparativa y elegir la tarifa que mejor se adapte a sus necesidades.

Cuando se va a iniciar un nuevo contrato con una compañía de energía siempre hay que tener una serie de datos a mano y así evitar esperas innecesarias que puedan alargar el trámite. Los documentos requeridos en casi todos los trámites son los siguientes:

  • Datos del titular del suministro
  • Datos bancarios y del domicilio
  • Potencia eléctrica o tarifa de acceso en gas.
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS)
    • Boletín eléctrico solo necesario en las altas nuevas, en algunos aumentos de potencia o cuando el documento está caducado.

El cambio de compañía se efectúa en un plazo de 15 a 20 días hábiles aproximadamente mientras que el alta (tanto en luz como en gas) es de 5 a 7 días hábiles. En el primer caso, el trámite no conlleva ningún tipo de coste para el consumidor, pero el alta sí que implica un precio que hay que pagar tanto en la luz como en el gas.

Autor

Jaime Arbona Jaime Arbona Palancar es experto en el mercado de la electricidad y de los comparadores online.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar