Poner la luz a tu nombre

¿Te has mudado? ¡Haz el cambio de titularidad en luz!

Poner la luz a tu nombre significa que el usuario se hace responsable del suministro, ofreciéndole la posibilidad de modificar el contrato suscrito con la comercializadora y eximiendo de cualquier tipo de obligación al anterior propietario.

Sin embargo, el inquilino puede encontrarse la vivienda sin ningún tipo de suministro eléctrico porque ha sido dado de baja y esta situación implica dar de alta la luz con una compañía del mercado libre o regulado.

¿Cuándo hay que cambiar la titularidad de la luz?

El cambio de titularidad es una gestión rápida, muy sencilla y que se puede realizar en una misma llamada telefónica. Este tipo de tramitación solo se requiere en los casos que exponemos a continuación:

¿Qué se necesita para cambiar el titular de la luz?

Si el usuario quiere cambiar la titularidad de electricidad es indispensable ponerse en contacto con la comercializadora, ya sea la que se tiene contratada o cualquier otra que ofrezca una mejor tarifa, y los datos necesarios para la modificación son los siguientes:

  • Datos del anterior y nuevo titular.
  • Cuenta bancaria del inquilino.
  • Dirección de la vivienda.
  • Código CUPS que consta de 20 a 22 dígitos y aparece en la factura de luz.
  • Potencia eléctrica contratada.

La tramitación queda finalizada en el momento de la llamada, pero la primera factura con los cambios establecidos llega en un plazo de 15 a 20 días hábiles, debido a que es posible que el periodo de facturación esté actualmente abierto.

El nuevo inquilino puede comparar las tarifas eléctricas.
Al poner el suministro a su nombre, tiene la capacidad no solo de modificar el contrato sino también de cambiarse de compañía de luz y buscar una oferta mucho más económica en el mercado.

¿Puede modificarse solo la domiciliación bancaria de la luz?

El inquilino puede cambiar únicamente la domiciliación bancaria para así realizar el cobro de las facturas. Sin embargo, no es una práctica muy aconsejable por los motivos mencionados a continuación:

  • El cambio de titularidad le permite hacer otros trámites como el cambio de potencia eléctrica o de tarifa.
  • El propietario evita ser responsable de una deuda que haya dejado el inquilino.
  • Se evita que el dueño pueda efectuar cualquier cambio sin consentimiento del arrendatario.

Poner la luz a nombre del inquilino beneficia a ambas partes, pero además implica la misma tramitación que el cambio de titularidad e incluso tienen el mismo coste con cualquier comercializadora.

¿Cuesta dinero cambiar el titular de la luz?

La modificación en la titularidad del contrato eléctrico es un trámite totalmente gratuito. Se puede efectuar con la comercializadora actual o con otra nueva y se traspasa la responsabilidad del suministro de una persona a otra.

Autor

Jaime Arbona Jaime Arbona Palancar es experto en el mercado de la electricidad y de los comparadores online.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar