¿Cuánto se ahorra bajando la potencia eléctrica?

La reducción de potencia eléctrica siempre implica un ahorro en la factura de la luz, sobre todo porque contrata menos kilovatios (kW) con la comercializadora y eso significa que el consumidor paga menos en este aspecto.

A la hora de ahorrar en el suministro eléctrico, la bajada del término de potencia es la gestión más utilizada, pero el usuario debe tener en cuenta que esta forma de economizar depende en gran medida de estos factores:

  • La cantidad de potencia contratada que se disminuya.
  • Precio del kW pactado con la compañía eléctrica.
  • Si se aplica algún descuento en el término de potencia.

¿De qué depende la potencia eléctrica contratada?

¿Cómo ahorrar en la factura de la luz?

La potencia eléctrica es el máximo de electricidad que puede consumir en un mismo momento. Dependiendo de la potencia contratada con la comercializadora, el cliente puede efectuar un uso simultáneo de los aparatos eléctricos, sin que se accione el Interruptor de Control de Potencia (ICP) cortando el suministro.

Gestionar adecuadamente, no solo el consumo sino también la potencia puede ayudar a ahorrar a final de mes, y a la hora de estimar el término de potencia lo más recomendable es utilizar cualquiera de estas opciones:

  • Las calculadoras de potencia permiten estimar el necesario.
  • La contratación de un electricista que le asesore al respecto.
  • El propio usuario puede estimar la potencia aunque es un método que implica mucho tiempo.

Potencia eléctrica que necesita

Cada consumidor necesita un término de potencia distinto, dado que sus necesidades no siempre son las mismas y estos aspectos pueden hacer variar la potencia eléctrica necesaria en la vivienda:

  • El tipo de electrodoméstico porque los que emiten calor o frío necesitan más kW.
  • La utilización del propio aparato. Las lavadoras y lavavajillas necesitan menos potencia al emplear programas fríos.
  • Cantidad de personas que viven en la casa.
  • Cuántos aparatos eléctricos se conectan en un mismo periodo de tiempo.

La reducción de potencia eléctrica también depende del tipo de instalación que tiene el cliente, dado que si es monofásica cuenta con una única corriente alterna, mientras que si es trifásica está dividida en tres corrientes. Actualmente, las potencias eléctricas están normalizadas para todas las comercializadoras y al variar el término de potencia se debe suscribir alguna de éstas:

Intensidad ICP (Amperios) Monofásica Trifásica
5.0 1.15 kW 3.464 kW
7.5 1.725 kW 5.196 kW
10 2.3 kW 6.928 kW
15 3.45 kW 10.392 kW
20 4.6 kW 13.856 kW
25 5.75 kW 17.321 kW
30 6.9 kW 20.785 kW
35 8.05 kW 24.249 kW
40 9.2 kW 27.713 kW
45 10.35 kW 31.177 kW
50 11.5 kW 34.641 kW
63 14.49 kW 43.648 kW

Reducir la potencia eléctrica

Disponer de una potencia eléctrica más elevada de la necesaria puede suponer un gasto excesivo en la factura de luz. La tramitación de la bajada de potencia puede ser beneficiosa si se contemplan los siguientes aspectos descritos:

 

  • Se calcula bien la potencia contratada necesaria para los aparatos eléctricos que tiene.
  • El cambio de potencia, ya sea por reducción o por aumento de la misma, solo puede efectuarse una vez al año.
  • El cliente debe pagar un importe en las reducciones y los aumentos de potencia eléctrica.
  • Al cambiar la potencia eléctrica se debe ajustar a los parámetros que están normalizados en ese momento.

Sin embargo, la disminución de potencia no es la única posibilidad para ahorrar en la factura eléctrica, dado que existen muchas otras gestiones que el cliente puede realizar junto con esta tramitación.

¿Qué necesito para rebajar la potencia contratada?

La documentación para ejecutar una bajada de potencia es casi igual para todas las comercializadoras. El cliente tiene que llamar a la comercializadora por teléfono y facilitar los datos especificados a continuación:

Tras entregar todos los documentos al operador, éste cierra la gestión que tiene un plazo de 15 a 20 días hábiles para tramitarse, y es lo que tarda el técnico en acercarse a la vivienda para modificar el ICP.

Precio reducir potencia eléctrica

LA REDUCCIÓN DE POTENCIA TIENE UN COSTE.
La distribuidora cobra 9,04€ + IVA en concepto de derechos de enganche.

Este precio es el mismo para todos los consumidores, independientemente de la comercializadora contratada, dado que es un coste que cobra la distribuidora a través de la factura eléctrica. 

Autor

Jaime Arbona Jaime Arbona Palancar es experto en el mercado de la electricidad y de los comparadores online.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar