Reducir potencia eléctrica: Ahorro en la factura de luz

La potencia eléctrica representa una parte importante de la factura eléctrica, y si nunca ha saltado el diferencial, es decir, los plomos, debería re-calcularse la potencia eléctrica contratada y ver si se podría ajustar a una inferior.


Cambio de potencia contratada

¿Cómo podemos ahorrar en ese coste fijo de la factura de la luz?

Existen múltiples maneras de reducir el coste de las facturas eléctricas ciñéndonos tanto al ahorro en el término de consumo como en el término fijo de la factura de la luz. Entre las opciones con las que cuenta el usuario para abaratar la factura está la reducción de potencia.

El término de potencia es un coste fijo que va incluido en todas las facturas de un determinado suministro, y que únicamente varía cuando el precio kW sube o baja en el mercado o pool si estamos adscritos a una tarifa regulada. En tarifas de libre mercado el usuario experimentará cambios en el importe del término fijo cuando la comercializadora decida cambiar los precios (siempre respetando las condiciones que haya firmado el cliente).

Concepto de potencia contratadaLa potencia eléctrica contratada es la máxima energía que se puede consumir en un mismo momento dentro de una vivienda y cuyo importe se abona bimestralmente independientemente del consumo que se realice.

Antes de contratar el término de potencia o cambiar el que ya tenemos, conviene estudiar cuál va a ser la demanda de electricidad dentro de la vivienda, ya que en muchas ocasiones las viviendas tienen contratada una potencia muy superior o inferior a la que en realidad necesitan.

Calcular la potencia eléctrica necesaria

Calcular la potencia que va a demandar un hogar es una tarea muy sencilla, consiste simplemente en ir sumando las potencias correspondientes a cada aparato que se encuentre conectado al suministro eléctrico. En este sentido conviene saber qué aparatos van a estar en funcionamiento en un mismo instante (principalmente tener en cuenta: televisiones, ordenadores, secadoras, lavadoras, radiadores eléctricos, termos de agua caliente, etc.).

Aparte de los electrodomésticos que vayan a ser utilizados, también es imprescindible dejar un margen de potencia para la iluminación del domicilio, aproximadamente un 1kW, pero también irá en función de los sistemas de iluminación que se usen (tradicionales o de bajo consumo).

De aquí en adelante el consumidor podrá elegir qué potencia normalizada es la que se aproxima más a la cantidad de electricidad que demanda su vivienda. En este paso es recomendable contratar una potencia que se encuentre por encima del total de kilovatios calculados para el domicilio. No obstante, hay que valorar cada caso, tampoco es recomendable contratar una potencia muy por encima de la necesaria ya que el cliente estaría pagando por algo que no usa.

Reducir potencia eléctrica contratada

El ahorro que se produce al reducir la potencia contratada puede ser desde 7,95 euros hasta 39,74​ euros en la factura. Una vez que decide reducir la potencia contratada y se ha calculado cuánta potencia eléctrica es la que necesitas puedes solicitar la gestión.

El coste de reducir la potencia es de 9,04€ + IVA por los derechos de enganche pagados al técnico que modifica la potencia eléctrica. Estos gastos son parte de la distribuidora por el desplazamiento del técnico.

A continuación podrá ver en esta tabla lo que ahorraría en cada factura en periodo de 60 días. El precio por kW que se toma como base es el regulado por el Gobierno, el de la tarifa de último recurso.

Potencia en kW 3,45kW 4,6kW 5,75kW 6,9kW 8,05kW
3,45kW - - - - -
4,6kW 7,95€ - - - -
5,75kW 15,9€ 7,95€ - - -
6,9kW 23,85€ 15,9€ 7,95€ - -
8,05kW 31,8€ 23,85€ 15,9€ 7,95€ -
9,2kW 39,74€ 31,8€ 23,85€ 15,9€ 7,95€

En esta tabla se puede observar que si tiene una potencia actualmente de 6,9 kW y quiere bajar a 4,6 kW, se ahorraría 15,9​ euros en cada factura de la luz.

Ahorrar en la factura de la luz

La reducción de potencia es un aspecto importante en el abaratamiento de la factura de la luz, de modo que calcular la potencia necesaria en una vivienda puede suponer un ahorro considerable en el término fijo de la factura y en los impuestos que se gravan sobre ese término (IVA e impuesto sobre la electricidad).

Te realizamos un estudio gratuito de tu factura de luz o gas para comprobar si puedes ahorrar en tus recibos de suministro. Rellena el siguiente formulario sin coste ni compromiso.

Se puede complementar comparando la tarifa de la luz, de esta forma podrá ver cuánto está pagando por el kW en el término fijo y lo que está pagando por el término de consumo, es decir, precio del kWh. Comparar estos conceptos le ayudará a realizar una buena optimización de la factura de la luz.

Autor

Andrea Andrea Gutierrez es redactora y experta en SEO en comparadorluz.com

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar