¿Qué potencia eléctrica contratar?

Una de las primeras dudas que tiene el cliente cuando va a dar de alta el suministro eléctrico es qué término de potencia elegir. Conocer este dato le sirve para comparar las tarifas de luz del mercado, estimar el consumo de electricidad que se puede realizar o buscar la oferta más interesante con una comercializadora.

¿Qué es la potencia eléctrica?

La potencia eléctrica es aquella que se contrata con la comercializadora al dar de alta la luz y que permite conectar una serie de electrodomésticos al mismo tiempo. Este concepto se considera la parte fija de una factura porque se debe pagar incluso cuando no hay consumo de electricidad.

Todas las comercializadoras de luz tienen las mismas potencias normalizadas, dado que el Ministerio de Industria las reguló en el año 2006 y son las que se presentan en el siguiente cuadro:

Intensidad ICP (Amperios) Monofásica Trifásica
5.0 1.15 kW 3.464 kW
7.5 1.725 kW 5.196 kW
10 2.3 kW 6.928 kW
15 3.45 kW 10.392 kW
20 4.6 kW 13.856 kW
25 5.75 kW 17.321 kW
30 6.9 kW 20.785 kW
35 8.05 kW 24.249 kW
40 9.2 kW 27.713 kW
45 10.35 kW 31.177 kW
50 11.5 kW 34.641 kW
63 14.49 kW 43.648 kW

¿Cómo puedo saber qué potencia contratada necesito?

El consumidor debe conocer qué potencia eléctrica necesita para evitar cortes no deseados en el suministro. Por esta razón, es conveniente calcular previamente el término de potencia necesario de cualquiera de estas maneras:

  • Por medio de un electricista autorizado que calcule la potencia necesaria en la vivienda.
  • A través de un calculador de término de potencia basado en los electrodomésticos.
  • Sumando el gasto total de los electrodomésticos que el cliente posee en el inmueble.

¿Cuándo contrato la potencia eléctrica?

No se puede modificar la potencia en un plazo de 12 meses

La potencia contratada se suscribe con la comercializadora cuando se iniciar la contratación del suministro y es un factor que determina el coste a pagar en la primera factura de electricidad.

Por esta razón, es recomendable estar seguro de cuál es el término que mejor se ajusta a las necesidades del mismo, dado que no se puede modificar la potencia en un plazo de 12 meses.

¿Puedo cambiar la potencia contratada?

El término de potencia se puede modificar dependiendo de las características de la vivienda, pero sobre todo de las necesidades del usuario que pueden variar a lo largo del tiempo y existen dos gestiones contempladas para realizar esos cambios en el suministro eléctrico:

  • La reducción de potencia contratada se lleva a cabo cuando el término es muy elevado y está pagando un precio por una potencia que realmente no está utilizando.
  • Tras realizar la tramitación, la distribuidora manda a un técnico autorizado que cambia el Interruptor de Control de Potencia (ICP) y verifica que todo está correcto.
  • El aumento de potencia eléctrica es necesario cuando el ICP salta en repetidas ocasiones y corta el suministro de electricidad durante un breve periodo de tiempo.
  • Al igual que en la reducción de potencia, se debe acercar un técnico autorizado por la distribuidora y debe manipular el ICP del contador de electricidad.

¿Qué coste tiene modificar la potencia eléctrica?

La modificación de la potencia contratada en una vivienda tiene un coste para el usuario, pero éste depende del tipo de trámite que se tenga que llevar a cabo y es el mismo importe para todas las comercializadoras. Esto es así porque es la distribuidora la que cobra esta cantidad en base a los siguientes derechos:

  • Aumento del término de potencia.
  • Derechos de extensión: 17.37€/kW + IVA.
  • Derechos de acceso: 19.70€/kW + IVA.
  • Derechos de enganche: 9.04€/actuación + IVA.
  • Reducción de potencia eléctrica.
  • Derechos de enganche: 9.04€/actuación + IVA.

El importe de estas dos gestiones siempre se cobra a través de la factura de la luz y el usuario no tiene que abonar ninguna cantidad al técnico que se acerque a la vivienda. Esto permite que no haya engaños de gente que realmente no pertenezca a la distribuidora.

Otras gestiones que puede realizar al cambiar el término de potencia

La solicitud del cambio de potencia contratada se puede efectuar con otras gestiones como el cambio de titularidad en luz, el cambio de compañía eléctrica y también la variación en la tarifa energética.

El usuario tiene que tener abierta la posibilidad de cambiar la tarifa de luz para intentar ahorrar en el recibo y de esta manera pagar menos durante todos los meses que tenga contratado el suministro.

La mejor ayuda para buscar una rebaja en el precio es a través de un comparador de tarifas eléctricas, que busque aquella que sea más económica para el cliente y que le ofrezca unas condiciones ventajosas.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Autor de la página web Alfonso Fernández es experto en mercados eléctricos y de gas natural.