Cambio comercializadora de luz

En el año 2009, el sistema eléctrico se reformó separando el papel distribuidor del comercializador y permitiendo al consumidor elegir con qué compañía de luz contratar el suministro.

Los usuarios buscan rebajar su factura de la luz, investigando mejores descuentos en la tarifa y cambiándose con la comercializadora que los ofrezca. Esta gestión puede efectuarse en cualquier momento, siempre que el cliente no disponga de un contrato de permanencia, el cual dificultaría el trámite.

Comercializadora de luz más barata

Los precios de la electricidad varían a lo largo del año, razón por la que los consumidores siempre buscan mejores ofertas y qué comercializadora es la que los brinda. No obstante, no se puede hablar de una “comercializadora de luz más barata”, puesto que dependerá de las necesidades de cada cliente.

Teniendo en cuenta la amplia gama de ofertas del mercado eléctrico, se recomienda al consumidor utilizar un comparador de tarifas de luz, que le ayudará a filtrar las más interesantes para su tipo de consumo.

Los aspectos más importantes que se deben reflejar al buscar una mejor propuesta serán los siguientes:

  • Estimar el consumo realizado en la vivienda o consultarlo en el recibo eléctrico.
  • Especificar la potencia eléctrica de la vivienda.
  • Cuántos metros tiene la misma y cuántas personas habitan en ella.
  • Para qué se utiliza la electricidad en usos como la cocina, calefacción o agua caliente.
  • Detallar qué modalidad de tarifa necesita el domicilio.

Toda esta información ayudará al comparador a examinar las diferentes tarifas eléctricas del mercado y determinar qué compañía es más económica para él.

¿Por qué cambiar de comercializadora de luz?

Con el nuevo sistema eléctrico, el consumidor no tiene que acogerse siempre a la misma comercializadora de luz, lo que le facilita poder cambiarse a otra que ofrezca mejores descuentos.

La razón más importante para cambiarse de compañía eléctrica es el ahorro en la factura de la luz, un aspecto primordial para todos los usuarios y que invita a comparar diferentes tarifas eléctricas.

El término de contratación es otro aspecto significativo para cambiar de comercializadora de luz. Las condiciones del suministro no siempre son las más adecuadas o el trato recibido por la compañía no es el apropiado.

¿Cómo cambiar de comercializadora de luz?

El cliente que quiera realizar el cambio de comercializadora de luz tendrá que llamar a la compañía escogida. Solicitar el cambio es un trámite sencillo, donde solo tendrá que aportar una serie de datos y que serán los siguientes:

  • Información sobre el titular del suministro.
  • Tener una factura de luz a mano para facilitar el Código Universal del Punto de Suministro (CUPS).
  • Datos bancarios para domiciliar el nuevo recibo.

Esta información será suficiente para cambiar al cliente de compañía de luz. Es posible que reciba una factura de la anterior comercializadora, debido a que el periodo de facturación ya estaría abierto, pero tras cerrarse se efectuará el cambio.

Precio por cambiar de comercializadora de luz

Cambiar de comercializadora de luz es una gestión gratuita que se puede solicitar en cualquier momento. Ocurre lo mismo con otros trámites como son el cambio de titularidad, cambio de tarifa o de cuenta bancaria.

Autor Mercedes

MercedesMercedes es redactora en comparadorluz.com

 

 

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar