Comparador de tarifas de luz

 

Aquellos usuarios que buscan pagar menos en su factura de suministro eléctrico debe saber ciertos puntos a la hora de encontrar la tarifa más adecuada del mercado, ya que en algunos casos interesa encontrar una tarifa que un tipo de descuento u otro.

La factura de la luz está dividida en varios términos: 

  • Término de potencia: Es el término fijo que se paga por tener derecho a utilizar una potencia. A mayor potencia contratada, mayor es este término. 
  • Término de consumo: Es el término que se paga en función del consumo de energía que haga el cliente. 
  • Alquiler de contadores: Independientemente de la compañía de luz que contrate, este término será siempre el mismo, es un término que cobra la empresa distribuidora y que está regulado por el gobierno. 
  • Impuesto de electricidad: Es un impuesto igual para todas las compañías y regulado. 
  • IVA: Es igual para todas las compañías.  

¿Cómo elegir la tarifa de luz más barata?

En función del consumo de la vivienda y de la potencia que tenga contratada, hay que elegir la tarifa que más se adapta al consumo, con descuentos en el término de potencia o en el término de consumo.

Tu enemigo del fin del mes

Si la tarifa más adecuada es de una compañía diferente, conviene saber que el cambio de compañía de luz es totalmente gratuito y no conlleva una modificación de la instalación, ya que la distribuidora va a seguir siendo la misma, según su zona geográfica corresponde una distribuidora. No hay ningún inconveniente en que la empresa distribuidora, que le lleva la energía, y que la empresa comercializadora, que le pone precio a esa energía, sean diferentes.

Para ello el consumidor puede comparar la tarifa que tiene contratada empleando un comparador de tarifas eléctricas en el cual deberá introducir el consumo que realiza y la potencia contratada. Es conveniente revisar a su vez la tarifa de gas natural, en caso de disponer de suministro de gas natural.

  • Descuento en el término fijo de la luz

    El término fijo de la luz es el término de potencia, ya que es el concepto que se paga en el caso de tener consumo nulo en un periodo de facturación. Es el precio que pagamos por poder solicitar una potencia a la compañía distribuidora. El término de potencia para el sector doméstico se obtiene multiplicando la potencia eléctrica contratada por el término de potencia y por el número de días del periodo de la factura

    El término fijo de potencia representa un 25% de la factura media de electricidad. Por lo que un 10% de descuento en potencia no supone un 10% en el total de la factura, sino de este término únicamente.

    Este descuento está destinado para segundas viviendas, donde la mayor parte del año hay un consumo muy bajo y la mayor parte de la factura es el de potencia facturada. Es posible reducir la potencia contratada para que conlleve a un ahorro, sólo en caso de que la actual sea muy elevada.

  • Descuento en el término de consumo de la luz

    El término de consumo de luz depende unicamente del consumo de electricidad que se haga en una vivienda. Representa en el cliente medio un 53% de la factura, es decir, el concepto de mayor peso de una factura, por lo que un descuento inferior en este término tiene un valor añadido.

    En casos donde existe un consumo más elevado, este es el descuento que hay que buscar, ya que va a producir un mayor ahorro que un descuento en potencia.

Autor del artículo

Borja Osta Gallego Borja Osta Gallego es experto en el mercado de electricidad, gas natural y gas propano.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar