Dar de alta la luz

Cómo dar de alta el suministro de luz

La acción de dar de alta la luz, tanto en una vivienda como en un local comercial, se realiza de una manera u otra, según la situación actual del suministro. En el caso de que nunca haya existido un suministro, será necesario realizar la acometida eléctrica, es decir, realizar un enganche de la instalación eléctrica de la vivienda o local a la red de distribución de la zona.

La otra opción es que sí haya existido suministro anteriormente, por lo que ya está realizado el enganche. En este caso, el suministro se ha tenido que dar de baja, ya sea por acción voluntaria del propietario, o inquilino anterior, o porque la distribuidora le haya cortado la luz, ya sea por alguna incidencia que hubiera surgido o por impago.


¿Cuándo hay que dar de alta la luz?

El alta de la luz debe efectuarse cuando no hay suministro eléctrico en la vivienda. Éste es el paso fundamental para tener electricidad en casa, independientemente de la tarifa de luz que luego se contrate. El alta de la luz debe efectuarse, esencialmente, en los siguientes casos:

  1. Cuando se va a conectar el suministro eléctrico por primera vez en la vivienda.
  2. Si el suministro se ha dado de baja anteriormente por deseo del titular
  3. Si el suministro se ha dado de baja anteriormente por orden de la comercializadora en caso de impago

Es importante no confundir el proceso de dar de alta la luz con el hecho de contratar una tarifa de luz. Estos trámites se diferencian claramente en los siguientes aspectos:

  • Contratar una tarifa de luz es un trámite gratuito, mientras que dar de alta la luz tiene un coste económico.
  • Dar de alta la luz significa preparar la vivienda para la recepción de la electricidad, mientras que la tarifa se contrata para poder cobrar el consumo al precio establecido por ella.
  • La compañía que da de alta la luz como tal es la distribuidora, que es quien activa el suministro, mientras que la tarifa de luz se contrata directamente con la comercializadora eléctrica.

Coste de dar de alta la luz

Dar de alta la luz no es un trámite gratuito como cambiar de tarifa de luz. El coste por dar de alta la luz se divide en tres conceptos diferentes, correspondientes a los derechos de conexión a la red general de electricidad. Estos derechos han de ser abonados a la distribuidora, y dependen de tres factores:

  1. La potencia contratada
  2. El tiempo que lleva dado de baja el suministro
  3. La potencia contratada anterior, si la luz lleva menos de tres años dada de baja

Los derechos a pagar tienen el mismo coste sea cual sea la distribuidora de luz que active el suministro, ya que están regulados por normativa del Gobierno. El importe de los derechos por el alta de luz es el siguiente:

  • Derechos de extensión: 17,37 €/kW + IVA
  • Derechos de acceso: 19,70 €/kW + IVA
  • Derechos de enganche: 9,04 € + IVA

A continuación, se presenta la tabla con los costes por contratar la electricidad dependiendo de la potencia eléctrica:

Potencia Sin IVA Con IVA
3.45 kW 136'93€ 165'68€
4.6 kW 179'56€ 217'27€
5.75 kW 222'19€ 268'85€
6.9 kW 264'82€ 320'43€
8.05 kW 304'45€ 372'02€
9.2 kW 350'08€ 423'60€

Cuando el suministro lleva dado de baja menos de 3 años, los derechos de extensión siguen en vigor, por lo que no será necesario abonarlos, pero sí habrá que pagar derechos de acceso y de enganche. De esta forma se reduce algo el importe a pagar por el alta de la luz.

Los derechos por el alta de la luz se pagan una única vez a través de la primera factura de la luz cuando ya está activado el servicio.

INSTALACIÓN DEL CONTADORSi es la primera vez que se da de alta la luz, la distribuidora deberá instalar el contador eléctrico correspondiente. Si el consumidor decide alquilar el contador de luz, pagará un importe por él en cada una de sus facturas de luz, que incluirá cualquier tipo de mantenimiento o reparación en caso de avería. Sin embargo, si opta por comprar su propio contador, deberá sumar una importante cantidad al total a pagar por el alta de luz, y tanto el mantenimiento como cualquier otro aspecto relacionado con el contador de luz dependerá directamente de él.

¿Cómo dar de alta la luz?

Para dar de alta la luz es imprescindible haber realizado primero las obras de instalación eléctrica de la vivienda o local. Si la parte técnica ya está resuelta, entonces habrá que llamar a la comercializadora con la que previsiblemente se va a contratar la tarifa de luz para que haga de intermediaria entre el cliente y la distribuidora eléctrica.

La comercializadora se pondrá en contacto con la distribuidora de la zona correspondiente para que active el suministro en el inmueble en función de la potencia contratada. Ésta enviará a un técnico para que compruebe el correcto funcionamiento del contador de luz e instale y precinte el Interruptor Controlador de Potencia ICP.

CONOCE TU DISTRIBUIDORA ELÉCTRICASi no sabes cuál es la distribuidora de luz que te corresponde, puedes consultarlo a través de este mapa de distribución eléctrica en España. Si prefieres puedes llamarnos al 91 198 06 07 y nosotros te ayudamos.

¿Qué necesito para dar de alta la luz?

Para dar de alta la luz es necesario tener a mano la siguiente documentación:

Dar de alta la luz

Todo lo que necesitas para dar de alta la luz

  • Datos necesarios para dar de alta la luz
  • DNI de la persona que vaya a ser titular del contrato
  • En caso de empresas, el CIF de la misma y el DNI de su representante legal
  • Código CUPS del punto de suministro (código de 20 o 22 dígitos, comenzando por ES)
  • Dirección exacta de la vivienda o local
  • Datos bancarios donde se domiciliarán las facturas
  • Boletín de Instalación Eléctrica, si es la primera vez que se da de alta la luz o si el que tiene la comercializadora tiene más de 20 años
  • En casos de alquiler, donde haya existido suministro anteriormente, el contrato de alquiler, para certificar que si hay pagos pendientes, no corresponden al nuevo titular

Estos datos son necesarios tanto para realizar el alta de luz por primera vez como para activar nuevamente el servicio tras una baja. En caso de que sea un alta nueva, será en el momento de la solicitud cuando la distribuidora proporcione el CUPS asociado al inmueble.

Dar de alta la luz por mudanza

En caso de mudanza a una vivienda de segunda ocupación, lo habitual es proceder a realizar el cambio de titularidad de la luz y el gas, ya que este trámite es gratuito. Sin embargo, si el anterior inquilino dio de baja el suministro por algún motivo, entonces habrá que proceder de nuevo a dar de alta la luz por mudanza.

Si el anterior inquilino ha contraído una deuda por impago con la distribuidora, el nuevo titular deberá consultar con la comercializadora si le resulta más beneficioso dar de baja la luz y volver a conectarla a su nombre.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Autor de la página web Alfonso Fernández es experto en mercados eléctricos y de gas natural.