Llama a Webenergía

91 198 06 07

Potencia eléctrica

¿Cuánta potencia necesitas?

La potencia eléctrica es aquella que marca la cantidad de aparatos eléctricos que puede conectar un usuario en su vivienda y que tendrá que suscribir con la comercializadora cuando vaya a dar de alta la luz

La potencia contratada se encuentra reflejada en la factura de luz bajo el término de potencia y que se multiplicará por el precio del kilovatio (kW).


    Potencia eléctrica monofásica

    Si un cliente excede la potencia contratada, el Interruptor de Control de Potencia (ICP) cortará el suministro y no lo restablecerá hasta que no se desconecte algún electrodoméstico en la vivienda. Las potencias normalizadas que se pueden contratar dependerán del tipo de instalación eléctrica:

    • La instalación monofásica es aquella que solo tiene una única corriente alterna.
    • La instalación trifásica se compone de tres corrientes alternas que tienen la misma amplitud y frecuencia.

    A la hora de contratar la electricidad en una vivienda, el cliente tendrá que tener en cuenta el tipo de instalación que tiene, puesto que definirá la potencia eléctrica que se puede contratar. Todas las comercializadoras de luz utilizan una misma escala de potencias normalizadas que se presentan en la siguiente tabla.

    POTENCIAS TRIFÁSICAS: Las instalaciones trifásicas cuentan con tres fases monofásicas que transportan la corriente eléctrica del consumidor. Por ello, este tipo de sistemas trifásicos disponen de unas potencias eléctricas diferentes a las monofásicas y que se muestran a continuación. Los clientes pueden elegir la potencia eléctrica que quieran en su vivienda, pero tendrán que tener en cuenta que ésta se divide, puesto que se dispone de tres corrientes alternas. La potencia contratada mínima para una vivienda trifásica sería 3,464kW.

    TIPO DE POTENCIA CONTRATADA POTENCIA MONOFÁSICA (230V) POTENCIA TRIFÁSICA (230/400V)
    TARIFA 2.0
    • 3,45 kW
    • 4,6 kW
    • 5,75 kW
    • 6,9 kW
    • 8,05 kW
    • 9,2 kW
    • 3,464 kW
    • 5,196 kW
    • 6,928 kW
    TARIFA 2.1
    • 10,35 kW
    • 11,5 kW
    • 14,49 kW
    • 10,392 kW
    • 13,856 kW
    TARIFA 3.0
    • Más de 15 KW
    • Más de 15 KW

    La potencia mínima recomendada en viviendas con una instalación monofásica es de 3,45kW, pero dependerá de la cantidad de aparatos que vaya a conectar el usuario en un mismo momento y también del término de potencia que vaya a contratar con la comercializadora.

    ¿Qué potencia eléctrica contratar?

    Los clientes no saben qué potencia eléctrica puede ser la más adecuada para su vivienda y desconocen cómo pueden llegar a calcularla. Siempre se recomienda a todos los usuarios utilizar alguno de estos métodos para estimar cuál sería la más recomendable:

    • Solicitar el asesoramiento de un electricista autorizado que analice el término de potencia necesario.
    • Utilizar una calculadora de potencia eléctrica, que estime en base a los electrodomésticos de la vivienda, la que puede ser más recomendable.

    Las dos formas ofrecen un asesoramiento al consumidor puesto que le evalúan la potencia más adecuada para su vivienda o empresa. Sin embargo, una será más precisa que la otra, puesto que la calculadora solo ofrecerá un cálculo estimado mientras que el técnico medirá cuál es la más apta para el tipo de vivienda del consumidor.

    El consumidor que quiera dar de alta el suministro eléctrico deberán pensar bien qué potencia eléctrica quiere contratar. Antes de ponerse en contacto con la comercializadora se recomienda seguir los siguientes pasos:

    • Conocer si tiene una instalación trifásica o monofásica.
    • Saber cuántos aparatos eléctricos va tener y que puede conectar en un mismo momento.
    • Calcular la potencia eléctrica para saber cuál es la adecuada.
    • Que la potencia elegida se adapte a las potencias normalizadas de la compañía de luz.

    ¿Cómo cambio la potencia contratada?

    Para cambiar la potencia eléctrica contratada tiene que ponerse en contacto con la comercializadora. La comercializadora se pone en contacto con la distribuida de la zona donde se encuentre la vivienda. Ellos se encargarán de enviar a un técnico a realizar el cambio de ICP. Una vez que se realice el cambio del ICP la comercializadora cobrará por ello el gasto de desplazamiento del técnico.

    • ¿Cómo aumentar la potencia contratada?

      Algunos consumidores suscriben una potencia contratada que es inadecuada para su tipo de vivienda, puesto que enganchan varios aparatos a la vez y consiguen que el ICP corte el suministro de luz.

      En este tipo de casos, el cliente puede contactar con su compañía eléctrica y solicitar un aumento de potencia para que no vuelva a tener este problema. Debe tener claro a qué potencia quiere aumentar puesto que solo se puede realizar un cambio de potencia al año.

      Al elevar el término de potencia, la factura de la luz podría ser mucho más cara y el consumidor debería plantearse la posibilidad de ahorrar en la misma. Comparar diferentes tarifas eléctricas podría ayudar al cliente a reducir el importe que deberá pagar en la próxima factura.

    • ¿Cómo bajar la potencia contratada?

      Otros usuarios han contratado una potencia eléctrica que es muy elevado para la vivienda o empresa que tienen. Esto no solo supone tener contratados unos kW que no se utiliza sino que también implica un gasto excesivo para el consumidor.

      Reducir la potencia contratada en una vivienda podría ser uno de los factores que permita ahorrar en la factura de la luz. No obstante, siempre es recomendable calcular la más apropiada, puesto que si se rebaja demasiado podría ser insuficiente y convertirse en un problema para el consumidor.

    Autor Mercedes

    MercedesMercedes es redactora en comparadorluz.com

     

     

     

    Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar