Aumentar la potencia contratada

En el momento de dar de alta la luz en una vivienda o un local, la comercializadora va a solicitar la potencia que quiere contratar el usuario, es decir, la cantidad de luz de la que se podrá hacer uso al mismo tiempo en el domicilio.

Mientras más aparatos eléctricos quiera el usuario tener conectados de manera simultánea a la red eléctrica, mayor deberá ser la potencia contratada.


¿Puedo aumentar la potencia contratada?

Se puede modificar una vez cada 12 meses, por lo que es posible tanto aumentar como reducir la potencia contratada. Por este motivo, conviene estar seguro y asesorarse a la hora de modificar la potencia en el contrato de suministro eléctrico.

¿Cuánto potencia necesitas?

La potencia se quiere aumentar en el momento que el Interruptor de Control de Potencia (ICP), también conocido como el limitador de potencia, entra en funcionamiento con cierta frecuencia, ya que el usuario está solicitando más potencia en un instante de la que tiene contratada.

Para que la distribuidora autorice el aumento de potencia, debe disponer del boletín de la instalación eléctrica que certifique que dicha instalación está apta para la nueva potencia, ya que en el boletín aparece la potencia máxima admisible de la instalación. Si no estuviese preparada para la nueva potencia deseada, el usuario deberá ponerse en contacto con un eléctricista autorizado, para que realice los trabajos oportunos y firme un certificado nuevo.

Precio aumentar potencia contratada

Tener acceso a un mayor número de kilovatios (kW) tiene un importe superior del término de potencia de la factura, ya que este depende de la potencia contratada, sin embargo, el término de consumo o energía depende directamente del precio del kWh y de la energía consumida. Además de que la factura vaya a ser mayor, tener acceso a más potencia de la red de distribución supone la obligación de pagarle a la distribuidora los derechos por cada kW que se quiera aumentar. Es necesario abonar varios derechos:

  • Derechos de extensión: 17,37 €/kW
  • Derechos de acceso: 19,70 €/kW
  • Derechos de enganche: 9,04 €/actuación.

Los derechos de enganche se pagan por el hecho de que el técnico de la distribuidora se desplace hasta el punto de suministro para sustituir el ICP por otro de mayor amperaje.

Cambios de potencia y de tarifa

Teniendo en cuenta los costes del aumento de potencia, en el mismo trámite se puede cambiar de tarifa más barata, ya que el usuario va a pagar unos costes adicionales a las facturas habituales. Para encontrar una tarifa más barata, es muy recomendable acudir a un comparador de tarifas de luz, ya que puede suponer una gran ayuda y un ahorro de tiempo a la hora de comparar las tarifas de todas las compañías, ya que existen tarifas de mercado libre más baratas que la tarifa de último recurso que regula el gobierno.

Autor del artículo

Borja Osta Gallego Borja Osta Gallego es experto en el mercado de electricidad, gas natural y gas propano.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar