Cambiar de compañía de luz

Tras la liberalización del sistema eléctrico en el año 2009, el papel de las distribuidoras y comercializadoras se separó, permitiendo que los consumidores pudieran contratar la luz con la comercializadora que quisieran. Esto implica poder cambiar de compañía eléctrica siempre que se quiera, buscando tarifas más económicas y rebajando el importe a pagar en la factura de la luz.

¿Por qué cambiar de compañía de luz?

El sistema eléctrico está dividido actualmente en dos mercados, uno regulado y otro liberalizado, que el consumidor tiene que tener en cuenta a la hora de decidir cambiar de compañía de luz.

  • El mercado regulado está formado por las Comercializadoras de Referencia, que ofrecen el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC)  y que es la tarifa regularizada por el Gobierno.
  • En el mercado libre actúan el resto de comercializadoras, que ofrecen tarifas con descuentos y que intentan ser competitivas con respecto a la PVPC.

Una de las razones más importantes para cambiar de comercializadora es que se pueden encontrar precios muy competitivos en el sistema eléctrico. Los consumidores deben buscar medidas de ahorro en su recibo de luz, basándose en los descuentos ofrecidos por las compañías eléctricas o buscando mejores condiciones que las que tienen actualmente.

¿Qué tarifa eléctrica elegir para cambiar de compañía de luz?

A la hora de decidir cambiar de compañía, el cliente debe saber qué tarifa tiene contratada y si es la adecuada para su vivienda. Las tarifas se basan en dos aspectos como son la potencia eléctrica y el consumo realizado en la vivienda. Se recomienda utilizar un comparador de luz para buscar la tarifa eléctrica más aconsejable para el usuario.

Es importante fijarse bien en los descuentos, dado que algunas comercializadoras solo los ofrecen durante un periodo de tiempo determinado, y también en el precio del kilovatio hora (kWh). Entre las tarifas que se puede escoger se encuentran las siguientes:

  • Tarifa regulada por el Gobierno que no dispondrá de ningún descuento en el término de potencia o consumo.
  • Tarifa normal de mercado libre que tendrá descuentos en ambos términos dependiendo de la compañía de luz.
  • Tarifas con discriminación horaria caracterizadas por tener el precio del kWh más barato durante la noche y más caro en las horas del día.

¿Cómo cambiarse de compañía de luz?

Tras buscar la oferta más rentable a través de un comparador de tarifas eléctricas, el consumidor tendrá que ponerse en contacto con la comercializadora seleccionada y solicitar el cambio de compañía de luz.

A partir de ese momento, el nuevo cliente solo tendrá que aportar una serie de datos del suministro, pero será la propia comercializadora quien se encargue de realizar toda la gestión pertinente.

Posiblemente, el usuario reciba una factura eléctrica de la anterior compañía, debido a que debe cerrarse el periodo de facturación abierto. Una vez cerrado, el siguiente periodo se abrirá con la nueva comercializadora y el recibo de luz será con ellos.

¿Qué documentos se necesitan para cambiar de compañía de luz?

El cliente del suministro eléctrico tiene que disponer de varios datos antes de realizar el cambio de compañía de luz. Dichos documentos serán necesarios para realizar la tramitación del cambio de comercializadora y se solicitarán los siguientes:

Esos serían los datos necesarios para realizar el cambio. Si la compañía eléctrica necesitara alguno más se pondría en contacto con el cliente para ello.

¿Cuánto cuesta cambiarse de compañía de luz?

El cambio de compañía de luz es un trámite gratuito. El consumidor no tendrá que pagar ningún importe, al igual que en el cambio de titularidad o de tarifa, pudiendo solicitarlo siempre que sea necesario y cuando no tenga permanencia en su tarifa eléctrica. 

Autor

Jaime Arbona Jaime Arbona Palancar es experto en el mercado de la electricidad y de los comparadores online.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar