Se encuentra usted aquí

Empresas: tarifas de acceso y potencia

Electricidad en empresas

Las empresas que soliciten un alta de luz deben tener en cuenta la potencia eléctrica y la tarifa de acceso a contratar y la oferta que mejor se adapta a sus necesidades, eligiendo entre una tarifa con precio fijo o precio indexado.


Suministro eléctrico en empresas

Los empresas realizan un consumo eléctrico superior al de los clientes domésticos, por lo que las características de su instalación eléctrica y de su contrato de luz son totalmente diferentes.

Por norma general, la potencia eléctrica contratada en empresas es superior al de una vivienda, ya que cuentan con más aparatos electrónicos y con unas dimensiones mucho mayores. Además, las tarifas de luz también son diferentes, y es que éstas están pensadas para un consumo más elevado.

Energy Call

Llámanos gratuitamente

Si necesitas asesoramiento sobre qué tarifa eléctrica contratar en tu empresa, nosotros lo hacemos de manera gratuita

 
Energy Call

Llámanos gratuitamente

Si necesitas asesoramiento sobre qué tarifa eléctrica contratar en tu empresa, nosotros lo hacemos de manera gratuita

Las compañías eléctricas cuentan con una amplia variedad de tarifas para empresas, diferenciando entre comercios, pymes, medianas y grandes empresas.

¿Cómo dar de alta la luz en una empresa?

Dar de alta la luz en una empresa es una gestión común que conlleva un coste para el cliente y un plazo determinado para contar con este suministro. Para solicitar el alta, el usuario debe ponerse en contacto con la compañía de luz por vía telefónica u online y facilitar los datos necesarios para esta gestión.

Antes de solicitar el alta de luz en una empresa, el cliente debe comprobar si la instalación eléctrica con la que cuenta está en buen estado y cuenta con todos los elementos necesarios. En el caso de que no disponga de acometida eléctrica, deberá contactar en primer lugar con la distribuidora eléctrica de la zona, que se encargará de la instalación de este elemento.

Una vez que la instalación cuente con todos sus elementos, el usuario puede solicitar el alta de luz a la compañía con la que desee contratar el suministro eléctrico. Para contar con electricidad, el cliente debe contratar una determinada potencia eléctrica y una tarifa de luz que se adapte a sus necesidades y hábitos de consumo.

¿Cuánto cuesta dar de alta la luz en una empresa?

Dar de alta la luz en una empresa es una gestión que supone un coste para el cliente. Éste tendrá que abonar a la distribuidora eléctrica de su zona los derechos de alta de luz, que dependen directamente del número de kilovatios (kW) contratados.

  1. Derechos de extensión: 17,37€/kW + IVA
  2. Derechos de acceso: 19,70€/kW + IVA
  3. Derechos de enganche: 9,04€ + IVA

Los derechos de alta de luz se abonan a través de la primera factura enviada por la comercializadora tras el alta.

Requisitos para dar de alta la luz en una empresa

A la hora de solicitar el alta de luz en una empresa, la compañía eléctrica solicitará al usuario una serie de datos estrictamente necesarios para hacer efectivo esta gestión.

  • Documentos para el alta de luz en empresas:
  • Nombre y CIF de la empresa
  • Nombre, apellidos y DNI de representante de la empresa
  • Dirección del punto de suministro
  • Potencia eléctrica
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS)
  • Boletín Eléctrico
  • Número de cuenta bancaria

¿Qué potencia eléctrica contratar en una empresa?

Dar de alta la luz no solo supone contratar una tarifa eléctrica, ya que también debe contratarse una determinada potencia eléctrica. Ésta, que mide la cantidad de energía que puede consumirse en un mismo momento dentro de una vivienda o local, se mide en kilovatios (kW) y determina el importe a abonar por el término de potencia de la factura de luz.

ESTUDIO PERSONALIZADO GRATIS

Para solicitar tu estudio personalizado gratis de tus facturas de luz y gas en tu empresa o para recibir información, rellene este formulario y un experto en se pondrá en contacto con usted.

enviarfactura
ESTUDIO PERSONALIZADO GRATIS

Para solicitar tu estudio personalizado gratis de tus facturas de luz y gas en tu empresa o para recibir información, rellene este formulario y un experto en se pondrá en contacto con usted.

luzygas

La potencia eléctrica nunca será la misma en una vivienda que una pyme, mediana o gran empresa, ya que el número de aparatos eléctricos será mucho más elevado en estas últimas y el tiempo de uso también será mucho mayor. Sin embargo, no todas las empresas requieren el mismo número de kW contratados.

Hay que tener en cuenta una serie de elementos a la hora de contratar un determinado tramo de potencia eléctrica. Éstos son:

  1. Dimensiones del local
  2. Número y tipo de maquinaria conectada a la red

Así, es importante tener en cuenta qué tipo de empresa es la que ha solicitado el alta, ya que no necesitará la misma potencia contratada una pyme que una mediana o grande empresa.

Potencia eléctrica para empresas
Tipo de empresa Potencia eléctrica
Pyme
  • 4,6kW
  • 5,75kW
  • 6,9kW
Empresa mediana
  • 8,05kW
  • 9,2kW
  • 10,35kW
  • 11,5kW
Empresa grande Potencia superior a 15kW

Por regla general, los comercios y locales de restauración necesitan contratar una potencia superior a 15 kilovatios, y por ende, su tarifa de acceso será la 3.0A. Ésta tarifa diferencia tres periodos horarios tanto para la potencia como el consumo eléctrico, estableciendo hasta tres precios distintos para cada término.

 Potencia eléctrica en locales comerciales:

Un restaurante, una tienda con un elevado número de aparatos eléctricos o un autocine son ejemplos de aquellas empresas o locales comerciales que a pesar de no ser grandes espacios necesitan contratar una potencia superior a 15 kW. La razón de ello es que disponen de numerosos aparatos eléctricos que están conectados al mismo tiempo.

Pymes como una peluquería son un claro ejemplo de empresas que necesitan una potencia superior a la de un inmueble, ya que se necesita tener conectados al mismo tiempo distintos aparatos con una potencia muy elevada como son los secadores de pelo.

Sin embargo, hay excepciones porque pequeños negocios o pymes como una cafetería no requieren mucha más potencia de la que se contrata en una vivienda, y es que el tipo de aparatos eléctricos con los que cuenta (cafetera, aire acondicionado o frigorífico, entre otros) no necesita un mayor número de kilovatios.

 Potencia eléctrica en naves industriales y fábricas:

Naves industriales dedicadas a la producción de determinados productos con maquinaria e instrumentos que requieren un número elevado de kW necesitan contratar una potencia superior a 15 kW y una tarifa de acceso 3.0A o 3.1A.

La tarifa de acceso 3.1A se diferencia de la 3.0A en que establece hasta seis periodos diferentes a lo largo del día con un precio diferente para el kilovatio hora (kWh).

 Potencia eléctrica en laboratorios:

Grandes empresas como laboratorios necesitan contratar una tarifa de acceso 3.1A debido al tipo de aparatos eléctricos que utilizan a diario y de manera simultánea.

Según el número de kilovatios (kW) contratados y la tensión en la que se reciba el suministro eléctrico, el cliente contará con una tarifa de acceso determinada.

  • Tarifas de acceso en baja tensión
  • 2.0A, 2.0DHA y 2.0DHS (potencia máxima 10kW)
  • 2.0A, 2.0DHA y 2.0DHS (potencia entre 10 y 15kW)
  • 3.0A (potencia superior a 15kW)
  • Tarifas de acceso en alta tensión
  • 3.1A
  • 6.1
  • 6.2
  • 6.3
  • 6.4
  • 6.5

Tarifa de acceso 3.0A

La tarifa de acceso más demandada en pymes y empresas es la tarifa 3.0A. Ésta, que solo podrá ser contratada por aquellos usuarios que tengan una potencia eléctrica contratada igual o superior a los 15 kilovatios (kW), establece tres periodos de facturación durante el día: punta, valle y supervalle.

La tarifa 3.0 no solo establece tres precios para el kilovatio hora (kWh) consumido, sino que también establece tres precios para el término de potencia, uno de los elementos más importante de la factura de la luz, junto al término de consumo.

A diferencia de las tarifas de acceso 2.0 y 2.1, la 3.0A suple en la instalación eléctrica el contador de luz por el maxímetro. Éste es capaz de medir tanto el consumo como la potencia eléctrica utilizada por el cliente en intervalos de 15 minutos y nunca cortará el suministro eléctrico aunque el número de kilovatios contratados sea sobrepasado.

¿Qué es el maxímetro?

Todos aquellos clientes que tengan contratada una potencia eléctrica superior a 15 kilovatios o dispongan de una instalación en alta tensión contarán en su vivienda con un maxímetro. Éste sustituye al contador de luz y es capaz de medir tanto el consumo como la potencia eléctrica por intervalos y la potencia máxima demandada por el cliente.

El maxímetro es un instrumento de medida cuya principal característica es que no interrumpe el suministro eléctrico aunque la potencia contratada se haya sobrepasado. Muchos edificios e incluso vivivendas necesitan de un suministro ininterrumpible como es el caso de hospitales, edificios con ascensor o incluso viviendas en las que se dan necesidades médicas especiales.

En cuanto a su funcionamiento, el maxímetro se encarga de hacer una media de la potencia eléctrica cosumida en intervalos de 15 minutos. Su principal diferencia con el Interruptor de Control de Potencia (ICP) es que éste último solo está presente en viviendas y empresas con una potencia inferior a 15 kW y procederá a interrumpir el suministro eléctrico siempre que se sobrepase la potencia contratada.

Si bien es cierto que el maxímetro no corta el suministro eléctrico, la distribuidora sí puede aplicar una penalización sobre aquellos usuarios, que rebasen este término de potencia. Actualmente, las normas de facturación impuestas por la distribuidora son las siguientes:

  1. La potencia demandada es inferior al 85% de la suscrita así que se cobrará el 85%
  2. La potencia registrada está situada entre el 85% y el 105%, por lo que se cobrará la contratada
  3. La potencia anotada supera el 105%, motivo por el que se cobrará la potencia original más el doble de la diferencia entre la demandada y el 105% contratada

¿Qué es la energía reactiva?

La energía reactiva es aquella que se genera con el uso de aparatos cuyo funcionamiento depende de motores o transformadores. Un ejemplo de estos aparatos son los ascensores, maquinaria industrial o fluorescentes.

La energía reactiva, que se mide en kilo voltio-amperio reactivo hora (kvArh), interfiere en la red eléctrica, algo que produce pérdidas para la distribuidora, ya que ésta no puede ser consumida. El maxímetro, que sustituye al contador de luz en el caso de que se tenga contratada una potencia superior a 15kW, es capaz de medir este tipo de energía.

Las distribuidoras eléctricas pueden penalizar a los clientes que generen una importante cantidad de energía reactiva, ya que ésta se vierte a la red eléctrica interfiriendo y causando pérdidas a las distribuidoras eléctricas.

La penalización para las empresas que generan energía reactiva está contemplada en el BOE y puede ser aplicada por todas las distribuidoras de luz de nuestro país. La penalización se aplica a todos los periodos horarios de facturación menos en el periodo valle.

Las empresas distribuidoras penalizarán a todos aquellos clientes que produzcan un porcentaje de energía reactiva superior al 33% con respecto a la energía activa consumida durante el mismo periodo de facturación. El modo de calcular este porcentaje es denominado factor de potencia.

¿Cómo combatir la energía reactiva?

Disminuir el porcentaje de energía reactiva es muy importante para el cliente, ya que el importe de su factura de luz será inferior y la optimización de su instalación eléctrica será mucho mayor.

Energy Call

Estudio gratuito de tu factura

Envíanos tu factura y recibirás un estudio personalizado

Energy Call

Estudio gratuito de tu factura

Envíanos tu factura y recibirás un estudio personalizado

91 123 12 39             ORPide información

Una de las soluciones para reducir la energía reactiva es la instalación de baterías de condensadores automáticos. Se trata de aparatos receptores que se encargan de compensar el consumo de potencia reactiva, optimizando el factor de potencia, y de mejorar la eficiencia energética de la instalación.

El precio de la batería de condensadores no siempre es el mismo, y es que depende de la marca del aparato y de las necesidades de la instalación eléctrica del cliente. La instalación de la batería debe realizarse en superficies con una altura inferior a los 2.000 metros y una temperatura entre 25 y 50 grados.

La batería de condensadores no podrá ser instalada en recintos con gases nocivos o en superficienes con elevadas vibraciones mecánicas.

Comparador tarifas de luz para empresas

Las compañías eléctricas cuentan entre su gran variedad de tarifas, unas específicas para negocios o empresas donde la potencia contratada es superior a la de la mayoría de los hogares españoles. Aquí tienes una comparativa con las tarifas para empresas de las principales compañías con su precio y condiciones.

Tarifas Endesa para empresas 2019
Tarifa Término de potencia Término de consumo Condiciones
Tarifa Preferente
  • Punta: 41,9507€/kW/dia
  • Valle: 25,1704€/kW/dia
  • Supervalle: 16,7803€/kW/dia
  • Punta: 0,1271€/kWh
  • Valle: 0,1141€/kWh
  • Supervalle: 0,0853€/kWh
  • Baja tensión
  • Potencia superior a 15kW
  • 30% de descuento indefinido en el término de energía
Tarifa óptima
  • Punta: 59,4753€/kW/dia
  • Valle: 36,6768€/kW/dia
  • Supervalle: 8,4104€/kW/dia
  • Punta: 0,1116€/kWh
  • Valle: 0,1048€/kWh
  • Supervalle: 0,0793€/kWh
  • Alta tensión
  • Potencia superior a 15kW
  • 3% de descuento indefinido en el término de energía
Tarifas Iberdrola para empresas 2019
Tarifa Término de potencia Término de consumo Condiciones
Plan Comercio 49,5320€/kW/año
  • Punta: 0,1161€/kWh
  • Valle: 0,1872€/kWh
  • Potencia eléctrica entre 10 y 15kW
  • Factura electrónica
  • Periodo de ahorro: 10:00-14:00 y 16:00-20:00
  • Sin permanencia
Plan 3.0
  • Punta: 42,2030€/kW/año
  • Valle: 25,6013€/kW/año
  • Supervalle: 18,2114€/kW/año
  • Punta: 0,1278€/kWh
  • Valle: 0,1101€/kWh
  • Supervalle: 0,0831€/kWh
  • Potencia superior a 15kW
  • Factura electrónica
  • Sin permanencia
Tarifas EDP para empresas 2019
Tarifa Término de potencia Término de consumo Condiciones
Plan Compromiso 4,4814€/kW/dia
  • Punta: 0,2418
  • Valle: 0,1187
  • Potencia entre 10 y 15kW
  • 10% de descuento en el término de consumo
  • Factura electrónica
  • Con permanencia
Plan Máximo ahorro 24h 47,5437€/kW/dia 0,2103€/kWh
  • Potencia entre 10 y 15kW
  • Precio único las 24h del día
  • 13% de descuento en el término de consumo
  • Factura electrónica
  • Con permanencia
Tarifas Repsol para empresas 2019
Tarifa Término de potencia Término de consumo Condiciones
Plan Negocios 0,1175€/kW/dia 0,1199€/kWh
  • Potencia inferior a 10kW
  • Precio fijo del kWh durante 12 meses
  • 13% de descuento en el término de consumo
  • Con permanencia
Plan Empresas
  • Punta: 0,1177€/kW/dia
  • Valle: 0,0710€/kW/dia
  • Supervalle: 0,0519€/kW/dia
  • Punta: 0,1159€/kWh
  • Valle: 0,1049€/kWh
  • Supervalle: 0,0869€/kWh
  • Potencia superior a 10kW
  • Precio fijo del kWh durante 12 meses
  • Con permanencia
Tarifas Naturgy para empresas 2019
Tarifa Término de potencia Término de consumo Condiciones
Plan Negocio a medida 46,9447€/kW/año
  • Punta: 0,1799€/kWh
  • Valle: 0,1050€/kWh
  • Precio fijo del kWh
  • Asesoramiento energético gratuito
Tarifa variable OMIE 47,4447€/kW/año
  • Punta: 0,1730€/kWh
  • Valle: 0,0966€/kWh
  • Precio del kWh de mercado
  • Asesoramiento energético gratuito

¿Es mejor contratar una tarifa con precio indexado que con precio fijo?

Las compañías eléctricas ofrecen a sus clientes una amplia variedad de tarifas de luz con el fin de adaptarse a las necesidades de todos ellos. Además, establecen dos tipos de precios, los fijos e indexados.

Los tarifas con precios fijos ofrecen al cliente un precio del kWh estable, siendo el mismo para los 12 primeros meses de contratación. Con este tipo de tarifas, los clientes pagarán siempre el mismo precio por el kWh en su factura de la luz.

Las tarifas indexadas ofrecen un precio del kWh establecido por el mercado mayorista. En ellas, el cliente abonará por la energía el mismo importe que la compañía ha pagado por la electricidad. En este tipo de tarifas, el usuario, además de abonar los kWh consumidos, también tendrá que aportar en cada factura un margen de beneficio a la compañía.

Los precios indexados están disponibles tanto para empresas como para clientes domésticos, aunque es más común en empresas donde el consumo eléctrico es mucho mayor.

Autor del artículo

Borja Osta Gallego Borja Osta Gallego es experto en el mercado de electricidad, gas natural y gas propano.