Luz para empresas: Potencia eléctrica e Instalación

Energy Call

Llámanos gratuitamente

Si necesitas asesoramiento o solicitar información.

(lun-viernes 8h-22h, sábado 9h-21h, domingo 10h-19h)

Electricidad en empresas

Descubre cómo funciona el suministro de luz para empresas, qué potencia eléctrica y qué tarifa contratar según la actividad, cómo se compone su instalación eléctrica y en qué se diferencia de un punto de suministro de un cliente doméstico.


Suministro eléctrico en empresas

Por regla general, las medianas y grandes empresas empresas realizan un consumo eléctrico superior al de los clientes domésticos, por lo que las características de su instalación eléctrica y de su contrato de luz son totalmente diferentes.

Una de las diferencias con respecto a los clientes domésticos es la potencia eléctrica, y es que la contratada en empresas es superior al de una vivienda, ya que su actividad y maquinaria requiere un mayor uso de la electricidad.

Además, las tarifas de luz para empresas también son diferentes, y es que éstas están pensadas para un consumo más elevado. Las compañías eléctricas cuentan con una amplia variedad de ofertas eléctricas, diferenciando entre pymes, medianas y grandes empresas.

Energy Call

Llámanos gratuitamente

Si necesitas asesoramiento sobre qué tarifa eléctrica contratar en tu empresa, nosotros lo hacemos de manera gratuita

 
Energy Call

Llámanos gratuitamente

Si necesitas asesoramiento sobre qué tarifa eléctrica contratar en tu empresa, nosotros lo hacemos de manera gratuita

¿Qué potencia eléctrica contratar en una empresa?

La potencia contratada en una empresa o negocio depende de la actividad de ésta y de la maquinaria con la que cuente para desarrollarla. La potencia, que se mide en kilovatios (kW), determinará la tarifa a contratar y el importe del término fijo de la factura de luz.

Por regla general, la potencia eléctrica nunca será la misma en una vivienda mediana o gran empresa, ya que el número de aparatos eléctricos será mucho más elevado en estas últimas y el tiempo de uso también será mucho mayor. Sin embargo, no todas las empresas requieren el mismo número de kW contratados.

Hay que tener en cuenta una serie de elementos a la hora de contratar un determinado tramo de potencia eléctrica. Éstos son:

  1. Dimensiones del local
  2. Número y tipo de maquinaria conectada a la red
ESTUDIO PERSONALIZADO GRATIS

Para solicitar tu estudio personalizado gratis de tus facturas de luz y gas en tu empresa o para recibir información, rellene este formulario y un experto en se pondrá en contacto con usted.

enviarfactura
ESTUDIO PERSONALIZADO GRATIS

Para solicitar tu estudio personalizado gratis de tus facturas de luz y gas en tu empresa o para recibir información, rellene este formulario y un experto en se pondrá en contacto con usted.

luzygas

Así, es importante determinar el tipo de empresa y su actividad para contratar la potencia eléctrica más adecuada.

Potencia eléctrica para empresas
Tipo de empresa Potencia eléctrica
Pyme
  • 4,6kW
  • 5,75kW
  • 6,9kW
Empresa mediana
  • 8,05kW
  • 9,2kW
  • 10,35kW
  • 11,5kW
Empresa grande Potencia superior a 15kW

Normalmente, los comercios y locales de restauración necesitan contratar una potencia superior a 15 kilovatios, y por ende, su tarifa de acceso será la 3.0A. Ésta tarifa diferencia tres periodos horarios tanto para la potencia como el consumo eléctrico, estableciendo hasta tres precios distintos para cada término.

  • Tarifas de acceso en baja tensión
  • 2.0A, 2.0DHA y 2.0DHS (potencia máxima 10kW)
  • 2.0A, 2.0DHA y 2.0DHS (potencia entre 10 y 15kW)
  • 3.0A (potencia superior a 15kW)
  • Tarifas de acceso en alta tensión
  • 3.1A
  • 6.1
  • 6.2
  • 6.3
  • 6.4
  • 6.5

Potencia eléctrica en locales comerciales

Un restaurante, una tienda con un elevado número de aparatos eléctricos o un autocine son ejemplos de aquellas empresas o locales comerciales que a pesar de no ser grandes espacios necesitan contratar una potencia superior a 15 kW. La razón de ello es que por su actividad, utilizan numerosos aparatos eléctricos que están conectados al mismo tiempo.

Pymes como una peluquería son otro ejemplo de empresas que necesitan una potencia superior a la de un inmueble, ya que se necesita tener conectados al mismo tiempo distintos aparatos con una potencia muy elevada como son los secadores de pelo.

Sin embargo, hay excepciones porque pequeños negocios o pymes como una cafetería no requieren mucha más potencia de la que se contrata en una vivienda, y es que el tipo de aparatos eléctricos con los que cuenta (cafetera, aire acondicionado o frigorífico, entre otros) no necesita un mayor número de kilovatios.

Potencia eléctrica en naves industriales y fábricas

Naves industriales dedicadas a la producción de determinados productos con maquinaria e instrumentos que requieren un número elevado de kW necesitan contratar una potencia superior a 15 kW y por ende, una tarifa de acceso 3.0A o 3.1A.

La tarifa de acceso 3.1A se diferencia de la 3.0A en que la potencia contratada puede llegar hasta los 450kW.

Potencia eléctrica en laboratorios

Grandes empresas como laboratorios necesitan contratar una tarifa de acceso 3.1A debido al tipo de aparatos eléctricos que utilizan a diario y de manera simultánea.

Según el número de kilovatios (kW) contratados y la tensión en la que se reciba el suministro eléctrico, el cliente contará con una tarifa de acceso determinada.

¿Qué gestiones realizar con tu contrato de luz para empresas?

El contrato de luz para empresas o negocios puede gestionarse de la misma forma que los contratos de clientes domésticos, de manera online, presencial o telefónica. El servicio de atención al cliente para empresas es directo y personalizado, por lo que el usuario siempre encontrará asesoramiento por parte de la compañía al realizar cualquier tipo de cambio que pueda afectar a su empresa.

  • Gestiones contrato de luz de empresas
  • Dar de alta la luz
  • Cambio de titular
  • Cambio de potencia
  • Cambio de tarida de luz

¿En qué se diferencia la instalación eléctrica de una vivienda de una empresa?

La principal diferencia entre la instalación eléctrica de una vivienda -con una potencia inferior a 15kW- y de una empresa -con una potencia superior a los 15kW- es que la última contará con un maxímetro, en lugar de un Interruptor de Control de Potencia (ICP). El maxímetro es un instrumento de medida que impide el corte del suministro eléctrico aunque se supere la potencia contratada.

Podemos encontrar este elemento en todas aquellas empresas donde se tenga contratada una tarifa de acceso 3.0 y en aquellos edificios donde nunca se puede producir un corte de suministro eléctrico como un hospital o una comunidad de vecinos con ascensor.

Aquellas viviendas con personas con 'necesidades médicas especiales' podrán contar en su instalación eléctrica con un maxímetro a pesar de que no cuenten con la potencia eléctrica estipulada para este instrumento.

¿Qué es la energía reactiva?

La energía reactiva es aquella que se genera con el uso de aparatos cuyo funcionamiento depende de motores o transformadores. Un ejemplo de estos aparatos son los ascensores, maquinaria industrial o fluorescentes.

La energía reactiva, que se mide en kilo voltio-amperio reactivo hora (kvArh), interfiere en la red eléctrica, algo que produce pérdidas para la distribuidora, ya que ésta no puede ser consumida. El maxímetro, que sustituye al contador de luz en el caso de que se tenga contratada una potencia superior a 15kW, es capaz de medir este tipo de energía.

Las distribuidoras eléctricas pueden penalizar a los clientes que generen una importante cantidad de energía reactiva, ya que ésta se vierte a la red eléctrica interfiriendo y causando pérdidas a las distribuidoras eléctricas.

La penalización para las empresas que generan energía reactiva está contemplada en el BOE y puede ser aplicada por todas las distribuidoras de luz de nuestro país. La penalización se aplica a todos los periodos horarios de facturación menos en el periodo valle.

Las empresas distribuidoras penalizarán a todos aquellos clientes que produzcan un porcentaje de energía reactiva superior al 33% con respecto a la energía activa consumida durante el mismo periodo de facturación. El modo de calcular este porcentaje es denominado factor de potencia.

¿Cómo combatir la energía reactiva?

Disminuir el porcentaje de energía reactiva es muy importante para el cliente, ya que el importe de su factura de luz será inferior y la optimización de su instalación eléctrica será mucho mayor.

Una de las soluciones para reducir la energía reactiva es la instalación de baterías de condensadores automáticos. Se trata de aparatos receptores que se encargan de compensar el consumo de potencia reactiva, optimizando el factor de potencia, y de mejorar la eficiencia energética de la instalación.

El precio de la batería de condensadores no siempre es el mismo, y es que depende de la marca del aparato y de las necesidades de la instalación eléctrica del cliente. La instalación de la batería debe realizarse en superficies con una altura inferior a los 2.000 metros y una temperatura entre 25 y 50 grados.

La batería de condensadores no podrá ser instalada en recintos con gases nocivos o en superficienes con elevadas vibraciones mecánicas.

¿Necesito el código CNAE para contratar la luz en mi empresa?

El Código CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas) es una serie numérica de 4 dígitos que se asigna a una determinada actividad económica con el fin de agrupar las empresas que realicen la misma actividad para posteriormente realizar estadísticas a nivel nacional.

El código CNAE -de carácter obligatorio- será solicitado por la compañía a la hora de contratar el suministro eléctrico, por lo que la empresa interesada debe contar con este código para poder disponer de electricicidad en su local o negocio.

Aunque el CNAE sea necesario para contratar la luz en tu empresa, este dato no aparece en las facturas eléctricas emitidas por la comercializadora.