Dar de alta la luz con Iberdrola: plazos y precio

Dar de alta la luz con Iberdrola es un trámite que todo cliente puede realizar poniéndose en contacto con la compañía. Este trámite conlleva un coste que el usuario debe abonar a su distribuidora eléctrica a través de la primera factura tras el alta.


¿Cómo dar de alta la luz en Iberdrola?

Para dar de alta la luz con Iberdrola debes asegurarte de que tienes la instalación eléctrica en orden, elegir tu tarifa prferida y ponerte en contacto con la compañía.

Teléfono y contacto para altas de luz Iberdrola

  Por teléfono, llamando al 900 225 235

  Por correo electrónico, escribiendo a [email protected]

  Acudiendo presencialmente a cualquiera de las oficinas de Iberdrola

Cualquier persona que no tenga suministro de luz tiene la posibilidad de dar el alta de luz con Iberdrola, independientemente de cuál sea su distribuidora de luz.

Contratar la luz con Iberdrola Antes de contratar la luz con Iberdrola, te recomendamos que compares entre las diferentes tarifas de luz disponibles en el mercado. De esta forma podrás decidir cuál es la más adecuada para ti.

¿Cuáles son los requisitos para el alta de luz de Iberdrola?

Para poder dar de alta la luz con Iberdrola necesitarás tener completa la acometida de tu vivienda, es decir, contar con la instalación necesaria para hacer llegar la electricidad desde la red eléctrica de distribución hasta tu domicilio. Además, será necesario aportar determinada información y documentación:

1. Datos del titular y el suministro:

  • Nombre,DNI, teléfono e email del titular
  • Dirección del Suministro
  • Código CUPS
  • Número de cuenta bancaria

2. Boletín eléctrico: Iberdrola solicitará que presentes el Boletín eléctrico. Este documento certifica el estado de tu instalación y estipula la potencia máxima que puede soportar.

3. Escritura de propiedad o arrendamiento: para dar de alta la luz con Iberdrola tendrás que demostrar que eres el propietario o inquilino de la vivienda.

4. Licencia de primera ocupación: será necesaria únicamente si la vivienda es de nueva construcción.

Además, antes de dar el alta de luz deberás decidir qué potencia contratar con Iberdrola.

¿Cuánto cuesta dar de alta la luz con Iberdrola?

Al dar de alta la luz, será necesario abonar el precio de los derechos de alta de luz a la distribuidora eléctrica de tu zona. Estos se te cobrarán automáticamente a través de la primera factura de luz tras el alta.

El precio de dar de alta la luz con Iberdrola depende de la potencia contratada en el inmueble y de cuánto tiempo ha estado de baja el suministro de luz. Si se trata de un nuevo alta de luz o de la reactivación de un suministro que ha estado dado de baja 3 años o más tendrás que pagar un precio superior.

A continuación, te mostramos el importe total de las tasas que tendrás que pagar dependiendo de la potencia contratada y el estado de tu suministro. Estas son las tres situaciones en las que puede encontrarse tu suministro:

  • Nueva alta de luz: si tu inmueble nunca ha contado con suministro de luz.
  • Derechos de extensión vigentes: si tu inmueble lleva menos de 3 años sin suministro de luz.
  • Derechos de extensión caducados: si tu inmueble lleva tres años o más sin suministro de luz.
Precio del alta de luz Iberdrola
Potencia Derechos Vigentes Nueva Alta / Derechos caducados
2 kW 48,44 € 83,18 €
3 kW 68,14 € 120,25 €
4 kW 87,84 € 157,32 €
5 kW 107,54 € 194,39 €
6 kW 127,24 € 231,46 €
7 kW 146,94 € 268,53 €
8 kW 166,64 € 305,60 €
9 kW 186,34 € 342,67 €

En caso de que tu potencia contratada sea diferente a las mencionadas, puedes calcular el importe de forma manual utilizando la siguiente fórmula:

Derechos de alta de luz con Iberdrola
Derechos de alta Importe
Derechos de extensión 17,37 €/kW + IVA
Derechos de acceso 19,70 €/kW + IVA
Derechos de enganche 9,04 € + IVA

El coste de dar de alta la luz está regulado por el Estado, por lo que el precio de los derechos de alta será el mismo en todas las Comunidades Autónomas.

¿En qué casos no es necesario pagar el alta de luz?

Sólo tendrás que pagar el alta de luz si tu vivienda o local no tiene suministro activo. No será necesario pagar los derechos del alta de luz si:

  • Quieres cambiar de tarifa o compañía
  • Te mudas a una casa donde ya hay suministro de luz
  • Necesitas cambiar el titular del contrato

¿Cuánto tarda Iberdrola en dar de alta la luz?

Normalmente, el plazo para el alta de luz oscila entre 1 y 8 días hábiles. Este proceso depende de la distribuidora, es decir, de la empresa propietaria de la instalación eléctrica de tu zona. Por este motivo, el tiempo necesario para activar el alta será igual al contratar la luz con Iberdrola o cualquier otra compañía de luz.

Si tu vivienda o local no cuenta con contador de luz, un técnico de la distribuidora acudirá para instalar el contador y conectarlo a la red.

El plazo de dar de alta la luz con Iberdrola puede ser superior al mencionado si el técnico de la distribuidora encuentra alguna anomalía en la instalación eléctrica.

¿Qué potencia contratar con Iberdrola?

A la hora de contratar la luz con Iberdrola, el usuario debe determinar qué potencia eléctrica contratar en su vivienda o local. Los elementos a tener en cuenta para calcular la potencia eléctrica necesaria son:

  • Número de electrodomésticos
  • Dimensiones de la vivienda
  • Número de personas que habitan en el inmueble
  • Hábitos de consumo eléctrico

Calcular la potencia eléctrica puede ser un trámite complejo. Por esta razón, los clientes pueden realizar tres operaciones:

 Calculadora de potencia:

Iberdrola pone a disposición de sus clientes una herramienta online denominada calculadora de potencia. Ésta les puede ayudar a estimar la potencia eléctrica que deben contratar en su vivienda o local teniendo en cuenta todos y cada uno de los elementos señalados anteriormente.

La calculadora de potencia de Iberdrola es totalmente gratuita y su resultado es solo una estimación.

 Profesional electricista:

Los usuarios también pueden recurrir a un electricista, que se desplazará a la vivienda y determinará el término de potencia necesario en ésta. Esta opción conlleva un coste para el cliente, pero es la más fiable.

 Cálculo manual:

El cliente se puede encargar personalmente de sumar todos y cada uno de los kilovatios necesarios para que funcionen todos los electrodomésticos con los que cuenta en su inmueble.

Actualizado a