¿Cómo Funciona un Contador Digital Eléctrico y Cómo Aportar su Lectura?

Energy Call

¡Selectra te ayuda con tus gestiones de luz y/o gas!

Nuestros expertos en energía te resolverán todo el proceso para que no tengas que preocuparte de las gestiones. Así de fácil!

(lun-viernes 8h-22h, sábado 9h-21h, domingo 10h-17h)

Contador de Luz

El contador de luz es el dispositivo mediante el cual las distribuidoras realizan la medición del consumo eléctrico realizado por sus clientes, y así poder proceder con la facturación exacta según la electricidad consumida. Descubre tipos, precios y toda la información necesaria sobre los contadores de luz aquí.

¿Qué es el contador de luz?

Un contador de luz es un equipo de medición encargado de registrar el consumo eléctrico efectuado en una vivienda o local. Se instala en el momento de la construcción del inmueble o una vez que el cliente solicite el alta de luz a la distribuidora de su zona.

El consumo se registra continuamente en el contador de luz, y la distribuidora a la que pertenezca el usuario se encargará de extraer la lectura del contador. En el caso de que el cliente disponga de un contador analógico, un técnico de la distribuidora deberá acudir a la vivienda para realizar la lectura. Además, el usuario, si quiere, puede enviar su lectura del contador.

Una lectura permite conocer los kWh consumidos y, en consecuencia, el importe de la facturación correspondiente.

El importe destinado al consumo realizado por el usuario, aparecerá en la factura eléctrica emitida por su comercializadora. Éste importe se verá reflejado en el término de consumo.

La comercializadora será la encargada de hacer llegar el importe correspondiente a la distribuidora a la que pertenece el cliente.

El contador de luz puede estar situado dentro o fuera de la vivienda. Si está dentro del hogar, suele estar en la entrada, el sótano o el garaje. En los edificios comunitarios suele haber un cuarto de contadores, donde se encuentran los aparatos de medida de las distintas viviendas.

Tipos de contador de luz

El contador de luz puede ser de dos tipos: analógico o digital. Para obtener la lectura del consumo realizado a través de estos dos contadores, la distribuidora opera de forma diferente, pues cada uno de ellos mide la energía con una técnica distinta.

 Contador analógico: Son los contadores tradicionales de luz que registran el consumo realizado mediante un contador mecánico. Para poder realizar la lectura del contador analógico, es preciso que un técnico de la distribuidora acuda al domicilio y anote el consumo realizado. Si el cliente lo desea, también podrá aportar la lectura a su distribuidora a través de los medios destinados para ello.

Si se trata de un edificio comunitario, el técnico acudirá en una única ocasión al inmueble, accederá al cuarto de contadores y hará la lectura de cada vivienda, además de la lectura del contador de la comunidad.

 Contador digital: Conocido como contador inteligente, es capaz de registrar el consumo de luz realizado a cada hora. Estos equipos de medida mandan por vía telemática la lectura del consumo a la distribuidora, por lo que no es necesario que acuda un técnico a realizarla. Éste es el contador que tienen instalado los clientes que tengan contratada una tarifa con discriminación horaria.

Diferencia entre contador analógico y contador digital

Una vez vistos los tipos de contadores de los que pueden disponer los clientes, dónde pueden encontrarlos, y las características básicas de cada uno, vamos a ver las diferencias entre el contador analógico y el contador digital:

Contadores digitales Contadores analógicos
Las lecturas se realizan por telegestión Para realizar la lectura debe desplazarse un técnico
El contador puede estar en la vivienda El equipo estará en el cuarto de contadores
Se puede conectar a otros sistemas de medición No se puede conectar a otros sistemas de medición
Permite cambios de potencia a distancia Tiene que acudir un técnico para realizar un cambio de potencia
Están monitorizados y no permiten manipulaciones Pueden ser trucados

Información básica sobre el plan de sustitución de contadores analógicos a digitales

Hoy en día, la mayoría de consumidores disponen de un contador digital o deben disponer de él, pues es de carácter obligatorio según dicta el Estado a través del Plan de sustitución de contadores, establecido en la Orden ITC/3860/2007 con fecha límite el 31 de diciembre de 2018.

Aunque la fecha para cumplir con el plan ya ha vencido, el Estado no va a adoptar medidas disciplinarias hasta que haya pasado un año.

Son las distribuidoras las encargadas de realizar el cambio de contador analógico a digital, quienes deberán ponerse en contacto con sus clientes mediante correo ordinario, informando de que un técnico se presentará en su vivienda para llevar a cabo la sustitución del contador el día señalado.

Los usuarios que no hayan recibido ninguna notificación por parte de su distribuidora acerca del cambio, podrán ponerse en contacto con esta y solicitarlo por si mismos.

Esta normativa solo se aplicará a aquellos usuarios que tengan una potencia contratada menor o igual a 15 kW

¿Cómo saber cuál es mi contador eléctrico y dónde se encuentra?

Para saber qué tipo de contador tiene en su casa, el usuario solo tiene que mirar una factura de luz, donde se especifica si éste es analógico o digital. También se pueden diferenciar observando la pantalla del contador eléctrico como muestra la siguiente imagen:

Contador analógico o digital

Dependiendo del tipo de inmueble, el contador de luz puede encontrarse dentro o fuera del hogar. En viviendas como chalets o adosados, el contador eléctrico suele estar en la entrada, el sótano o el garaje, mientras que los bloques de pisos y urbanizaciones suelen tener un cuarto de contadores, donde se encuentran todos los aparatos de medición.

El Interruptor de Control de Potencia (ICP) está integrado dentro del contador. Su finalidad es controlar el uso de la potencia de la instalación eléctrica, y que ésta no supere la potencia contratada. Si esto ocurre, saltarán los plomos y el cliente necesitará aumentar la potencia máxima contratada.

Precio del contador de luz

El contador digital de luz se puede alquilar o comprar, dependiendo de las necesidades del propio cliente.

Si el consumidor decide comprarlo en propiedad, el precio ronda entre 100 y 300€ aproximadamente, según la marca y el modelo del mismo.

Esta opción supone una serie de ventajas para el consumidor, pero también unos inconvenientes que podrían derivar en un gasto mayor.

Ventajas e inconvenientes de comprar un contador de luz
Ventajas Inconvenientes
  • No debe pagar un alquiler a la distribuidora
  • El importe de su factura de luz no se verá aumentado
  • Puede escoger el modelo de contador que va a comprar
  • Gasto inicial al tener que pagar íntegramente el contador
  • El cliente debe afrontar los gastos de su instalación en la vivienda
  • El usuario se hace cargo del mantenimiento o, en caso de avería, de la reparación o reemplazo

Precio de alquiler del contador de luz

El cliente puede alquilar el contador de luz a la distribuidora de su zona, permitiendo que ésta se encargue de cualquier tipo de avería, al igual que del mantenimiento, y solo tiene que pagar una cuota mensual en el recibo de la luz. Cuando el usuario elige la opción de alquilar el contador digital, el coste de su instalación corre a cargo de la distribuidora eléctrica, teniendo que abonar exclusivamente los derechos por dar de alta la luz si fuera necesario.

El precio de alquiler del contador de luz digital está regulado por el Estado, y será el mismo independientemente de la distribuidora y de la zona geográfica a la que pertenezca el consumidor. El precio depende del tipo de tarifa que tenga contratada el usuario y del tipo de instalación.

Precio de alquiler del contador digital
Tipo de contador Precio
Contadores monofásicos sin discriminación horaria ni telegestión 0,54 €/mes
Contadores trifásicos sin discriminación horaria ni telegestión 1,53 €/mes
Contadores monofásicos con discriminación horaria y sin telegestión 1,11 €/mes
Contadores trifásicos con discriminación horaria y sin telegestión
  • 2,22 €/mes (2 periodos)
  • 2,79 €/mes (3 periodos)
Contadores monofásicos con discriminación horaria y telegestión 0,81 €/mes
Contadores trifásicos con discriminación horaria y telegestión 1,36 €/mes

Los precios mostrados incluyen los costes asociados a la instalación y al mantenimiento de los contadores, así como los costes de verificación.

Es recomendable que los consumidores elijan la opción de alquilar el contador de luz antes que comprarlo, ya que el gasto en mantenimiento y reparaciones, o incluso su reemplazo, hará que su amortización sea muy a largo plazo.

¿Cómo leer un contador de luz?

La lectura del contador es lo que permite conocer cuál es el consumo eléctrico de cada usuario. A través de ella, la comercializadora sabrá cuánto ha de cobrar en cada periodo de facturación.

El contador eléctrico registra de forma acumulativa cuál es el consumo de luz del inmueble en el que esté instalado. Según el tipo de tarifa eléctrica contratada, registrará una serie de datos u otros.

Hay dos tipos de medición del consumo eléctrico: sin y con discriminación horaria. La primera es tener un sólo precio del kWh las 24 horas del día. Con la discriminación horaria el precio del kWh puede tener entre dos y tres precios en función del horario de consumo. Los clientes tendrán un precio más económico durante las horas nocturnas, mientras que durante el día será más caro.

En los contadores analógicos, el consumo se lee directamente en el dial. La aportación de la lectura será necesaria si el cliente no quiere encontrarse una facturación superior a su consumo. Para ello, podrá facilitarla a su distribuidora por teléfono o a través de su plataforma online.

En un contador digital la lectura no será necesaria por parte del cliente, pues hoy en día todos los contadores inteligentes tienen integrado un servicio de telemedida, por el cual la distribuidora se encarga de su lectura periódica de forma remota. Posteriormente, ésta trasladará el precio de la energía consumida a su comercializadora para que proceda con su facturación en cada periodo.

Es recomendable fotografiar el contador y facilitar esta lectura a la compañía cuando se hace un cambio de titular de un contrato de luz al mudarse de vivienda. De esta forma, es posible conocer a partir de qué consumo ha de facturarse al nuevo inquilino, pues es conveniente tener todas las pruebas necesarias para poder resolver una posible reclamación en caso de error en la lectura.

¿Qué hacer si salta el ICP del contador digital?

El Interruptor de Control de Potencia o ICP es el sistema automático que se encarga de cortar el suministro eléctrico de un inmueble cuando se supera la potencia eléctrica contratada.

Cuando salta el ICP suele ser por un exceso de aparatos electrodomésticos conectados en el mismo momento, y por ende, por que la potencia contratada es inferior a la que el consumidor necesita. Si es así, requiere de un aumento de potencia.

Si el ICP salta, el usuario tiene dos opciones para reactivarlo:

  1. Se puede activar el ICP pulsando el botón amarillo del contador inteligente.
  2. Bajar el diferencial del cuadro eléctrico, esperar 3 segundos, y volverlo a activar.
Energy Call

Llámanos gratuitamente

Si necesitas asesoramiento con tu cambio de potencia, llámanos y nosotros te ayudamos de manera gratuita

¿Qué significa la luz verde del contador de luz?

Aunque existe una gran cantidad de modelos de contadores de luz inteligentes, y en función de la marca y del tiempo que tengan pueden variar su funcionamiento, los contadores digitales cuentan con una serie de luces LED que indican el estado del contador de luz en cada momento.

La luz verde del contador de luz digital significa, en la mayoría de los contadores, que la alimentación es óptima para el consumo y el dispositivo está configurado correctamente.

Cabe la posibilidad de que en otros modelos, la luz verde del contador eléctrico digital signifique que el consumo que se está realizando es admisible, pero cercano al límite de potencia contratada. En algunos equipos de medida, esta función la realiza una luz naranja

La luz roja del contador de luz digital es la que determina el consumo que se está llevando a cabo. Puede variar su intensidad, y su significado es el siguiente:

  1. Luz roja fija: Significa que llega tensión al contador digital de luz, pero que no se está realizando consumo alguno.
  2. Luz roja parpadeando: Marca el nivel de intensidad del consumo. Cuanto mayor es la velocidad del parpadeo, mayor es la potencia que se está empleando, lo que significa que el consumo es alto. Cabe la posibilidad de que salte el ICP si la potencia empleada para dicho consumo es mayor a la potencia contratada.

Si quiero cambiar de compañía, ¿tengo que cambiar de contador?

No, cambiar de compañía eléctrica no requiere cambiar de contador de luz. El contador puede ser propiedad del cliente o de su distribuidora, y ésta seguirá siendo la misma siempre que siga residiendo dentro del área geográfica donde opera. La distribuidora se encarga de realizar las lecturas de energía consumida, y el contador seguirá midiendo dicho consumo por mucho que el usuario cambie de comercializadora.

El único escenario en el que la sustitución del contador es necesario, además de por averías graves, será por el cambio de contador analógico a digital debido al Plan de sustitución de contadores, el cual dicta que todos los contadores analógicos debían ser modificados por contadores digitales antes del 31 de diciembre de 2018.

Sin embargo, el Estado no está tomando medidas al respecto por incumplimiento, hasta al menos vencido un año del plazo. Es la distribuidora la encargada de ponerse en contacto con sus clientes y realizar el cambio de contador.

Si el consumidor sigue en disposición de un contador analógico en su vivienda, y la distribuidora no se ha puesto en contacto con él para realizar el cambio, podrá solicitarlo a ésta por sí mismo.

Actualmente, Repsol (antigua Viesgo) ha cumplido ya con el Plan de sustitución de contadores, Iberdrola ha llegado al 99% y Endesa, Naturgy y EDP se encuentran en torno al 97%.

El coste de sustitución del contador correrá a cargo de la distribuidora.

91 198 06 07
Envia tu factura