Interruptor de Control de Potencia (ICP): ¿Dónde se encuentra?

Energy Call

¡Selectra te ayuda con tus gestiones de luz y/o gas!

Nuestros expertos en energía te resolverán todo el proceso para que no tengas que preocuparte de las gestiones. Así de fácil!

(lun-viernes 8h-22h, sábado 9h-21h, domingo 10h-17h)

ICP

El Interruptor de Control de Potencia tiene como principal función velar por la seguridad de la instalación eléctrica, interrumpiendo el suministro siempre que se supere la potencia contratada. Descubre cómo funciona y cómo y quién lo instala.

¿Qué es el ICP?

El Interruptor de Control de Potencia o ICP es uno de los elementos que componen el cuadro eléctrico de una instalación. Se trata de un sistema automático que corta el suministro de electricidad cuando en una vivienda o local se supera la potencia contratada.

El ICP es un mecanismo de seguridad ante una sobrecarga por el uso de numerosos aparatos eléctricos al mismo tiempo. Actualmente, toda instalación eléctrica debe contar con este interruptor, aunque en viviendas antiguas puede no estar instalado, ya que anteriormente no era obligatorio.

¿Dónde se encuentra instalado el ICP?

El Interruptor de Control de Potencia se encuentra alojado en el cuadro eléctrico de la instalación eléctrica de una vivienda o local. El cuadro eléctrico o Cuadro General de Mando y Protección, como see denomina de manera técnica, se encuentra cerca de la puerta de salida y se compone de distintos interruptores.

El primer interruptor que se encontrará el cliente al abrir el cuadro eléctrico será el ICP, palanca que verá bajada en caso de que se haya excedido la potencia eléctrica.

Actualmente, también se puede encontrar el Interruptor de Control de Potencia en otro punto de la instalación, y es que el ICP va integrado en el contador digital de luz. Por ello, todos los que aún cuenten con un contador analógico, seguirán manteniendo el Interruptor de Control de Potencia en su cuadro eléctrico.

¿Cómo funciona el ICP?

El Interruptor de Control de Potencia tiene como principal función el corte del suministro eléctrico siempre que se sobrepase la potencia contratada en la vivienda o local. Así, siempre que se utilice un número de kilovatios superior al contratado, el ICP se activará, dejando sin electricidad al usuario.

Para volver a contar con electricidad en su inmueble, el usuario deberá seguir una serie de pasos que a continuación se detallan:

  1. Desconectar al menos uno de los aparatos eléctricos que se estaban utilizando
  2. Abrir el cuadro eléctrico
  3. Subir manualmente el Interruptor de Control de Potencia

En caso de que el interruptor no suba, es muy importante no forzarlo, ya que puede estar cortanto el suministro eléctrico a modo de protección ante un cortocircuito.

¿Por qué se debe instalar el ICP?

Al dar de alta un suministro de luz es obligatorio instalar el Interruptor de Control de Potencia, ya que se trata de un elemento indispensable para la seguridad de la instalación eléctrica.

Se recomienda que el cliente no ignore la falta de ICP en su instalación por varias razones:

  • El ICP protege la vivienda, evitando que la instalación se caliente más de lo necesario y cortando el suministro por si pudiera producirse un incendio.
  • Se trata de una instalación obligatoria
  • El Interruptor de Control de Potencia preserva la instalación eléctrica.

¿Quién instala el ICP en una vivienda?

A día de hoy, es obligatorio contar con el Interruptor de Control de Potencia en un inmueble o local, así lo apunta el Real Decreto 1454/2005. El ICP y demás elementos que componen el cuadro eléctrico e instalación pueden ser instalados por:

 Distribuidora eléctrica:

El cliente puede ponerse en contacto con la distribuidora eléctrica de su zona para solicitar la instalación del ICP. Ésta se encargará de realizar la correspondiente instalación y cobrará al usuario un importe determinado, a modo de alquiler, en cada una de las facturas de luz.

 Empresa instaladora:

El usuario también puede solicitar la instalación del ICP a una empresa instaladora. Ésta se encargaría de realizar la instalación, pero deberá ser el cliente quien abone los gastos de los elementos que componen la instalación y, por supuesto, la mano de obra. Una vez instalado el ICP, un técnico de la distribuidora de la zona debe desplazarse a la vivienda para certificar que cumple con la normativa vigente.

Precinto y revisión del Interruptor de Control de Potencia

Una vez instalado el Interruptor de Control de Potencia, la distribuidora se encargará de certificar que los distintos elementos de la instalación funcionan de manera correcta. Para ello, un técnico se acercará a la vivienda para revisar y precintar el ICP.

La revisión y precinto del ICP solo pueden hacerlo las distribuidoras eléctricas, por lo que aunque la instalación la lleve a cabo una empresa instaladora, la distribuidora es la única que puede certificar la correcta instalación y funcionamiento.

¿Por qué salta el ICP?

Como se ha señalado anteriormente, el ICP salta cuando la potencia eléctrica utilizada supera a la contratada. Si el Interruptor de Control de Potencia salta muy a menudo en una vivienda, quiere decir que el término de potencia contratado es insuficiente.

Es muy importante calcular previamente qué número de kilovatios (unidad de medida de potencia eléctrica) se va a necesitar en la vivienda, teniendo en cuenta una serie de elementos como la cantidad de aparatos eléctricos, las dimensiones de la vivienda, número de personas que habitan en ella y hábitos de consumo, entre otros.

Si al dar de alta la luz se contrató una potencia eléctrica inadecuada, el consumidor podrá modificarla. Pero solo podrá hacerlo una vez al año. Si el ICP corta el suministro repetidamente, tendrá que aumentar la potencia. Ahora puede hacerlo en múltiplos de 10.

El aumento de potencia se solicitará a la comercializadora, aunque será la distribuidora la encargada de modificar el Interruptor de Control de Potencia. El precio de cambio de potencia dependerá directamente del número de kilovatios contratados.

¿Qué es el Interruptor General Automático (IGA)?

El Interruptor General Automático, también conocido como IGA, se encuentra en el cuadro eléctrico junto al Interruptor de Control de Potencia. Su misión es proteger la instalación eléctrica ante un cortocircuito o sobrecarga.

El IGA se encarga de asegurar la instalación y de que el usuario no supere la potencia máxima admisible por ésta. Este interruptor no está presente en todos los cuadros eléctricos, sino que solo se puede ver en los cuadros de nueva instalación.

¿En qué se diferencian el ICP y el IGA?

Como se ha mencionado anteriormente, el ICP y el IGA son dos interruptores que componen el cuadro eléctrico. Ambos tienen funciones diferentes, aunque los dos cortan el suministro eléctrico ante determinadas situaciones.

La diferencia entre el Interruptor de Control de Potencia y el Interruptor General Automático es que el primero corta el suministro cuando se supera la potencia contratada por el cliente y el segundo, corta la luz cuando la potencia supera la máxima admitida por el instalación eléctrica.