Se encuentra usted aquí

Iberdrola: cómo bajar la potencia contratada

Logo de Iberdrola

Los clientes de Iberdrola pueden reducir la potencia contratada en su vivienda o local poniéndose en contacto con la compañía. El trámite conlleva un coste y un plazo para hacerse efectivo.


¿Qué es la potencia eléctrica?

La potencia eléctrica o potencia contratada es la cantidad de energía que puede utilizarse en un momento determinado en una vivienda o local. Es decir, determina el número de aparatos eléctricos que pueden estar conectados y en funcionamiento al mismo tiempo.

La potencia contratada se mide en kilovatios (kW) y aparece refelajada en el término de potencia de la factura de la luz. Por tanto, define el importe a abonar por este concepto, que debe ser abonado en todas y cada una de las facturas para continuar con suministro eléctrico en el inmueble o local. El precio por la potencia eléctrica se expresa en euros por kilovatio.

¿Cómo calcular la potencia contratada?

A la hora de dar de alta la luz, el cliente de Iberdrola debe contratar no solo una tarifa eléctrica, también debe contratar una determinada potencia eléctrica teniendo en cuenta distintos elementos:

  1. Número de electrodomésticos
  2. Dimensiones del inmueble
  3. Usos del suministro eléctrico
  4. Personas que habitan en la vivienda

Para contratar la potencia eléctrica que verdaderamente necesita en su vivienda, el usuario puede solicitar el asesoramiento de un electricista, que se desplazará a la vivienda y estimará el término de potencia necesario. Esto conlleva un coste para el cliente, pero también tiene una opción gratuita, la calculadora de potencia eléctrica de Iberdrola, herramienta que le ayudará en su contratación.

 

Tramos de potencia

Los tramos de potencias normalizadas varían dependiendo del tipo de instalación eléctrica con la que cuente el cliente en su inmueble o local. La instalación puede ser de dos tipos: monofásica y trifásica.

La instalación monofásica se caracteriza por contar con un único circuito donde estarán conectados todos y cada uno de los eléctrodomésticos de la vivienda. Sin embargo, las instalaciones trifásicas cuentan con tres circuitos en los que los kilovatios contratados se dividen.

Potencias normalizadas
Tarifa de acceso Potencia monofásica Potencia trifásica
Tarifa 2.0
  • 3,45kW
  • 4,6kW
  • 5,75kW
  • 6,9kW
  • 8,05kW
  • 9,02kW
  • 3,464kW
  • 5,196kW
  • 6,928kW
Tarifa 2.1
  • 10,35kW
  • 11,50kW
  • 14,49kW
  • 10,392kW
  • 13,856kW
Tarifa 3.0
  • Más de 15kW
  • Más de 15kW

¿Se puede bajar la potencia contratada con Iberdrola?

Todo cliente puede solicitar una reducción de la potencia contratada con Iberdrola porque ésta sea superior a la que verdaderamente necesita su vivienda o simplemente porque desee ahorrar en su factura de luz.

Sin embargo, bajar la potencia contratada es un trámite que el cliente solo puede realizar una vez al año. Para ello, debe ponerse en contacto con la compañía y puedo hacerlo de dos formas, por vía telefónica o a través del área de clientes de Iberdrola.

Si el usuario decide realizar esta gestión a través de la oficina virtual de Iberdrola, tendrá que acceder al menú 'Mis gestiones' y posteriormente hacer click en 'Cambio de potencia'.

Junto con la reducción de potencia también se puede plantear un cambio de tarifa. Los comparadores de luz ofrecen información del precio y las condiciones de contratación de cada oferta eléctrica

Para poder hacer efectivo el trámite, el usuario de Iberdrola deberá entregar a la compañía una serie de datos que a continuación se detallan:

  • Documentos para bajar la potencia contratada:
  • Datos del titular: nombre completo, DNI, teléfono y email
  • Potencia contratada
  • Potencia contratada nueva
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS)

¿Cuánto cuesta bajar la potencia de luz?

Bajar la potencia contratada con Iberdrola es una gestión que supone un coste para el cliente, que tendrá que abonar los derechos de enganche (9.04€ + IVA) a la distribuidora eléctrica de su zona a través de la propia factura de luz de Iberdrola.

La empresa distribuidora se encargará de enviar a uno de sus técnicos a la vivienda para regular el Interrruptor de Control de Potencia (ICP) y establecer la nueva potencia eléctrica contratada por el cliente.

El ICP es el sistema de seguridad encargado de cortar el suministro eléctrico si el cliente supera la potencia contratada.

El plazo para que la reducción de potencia eléctrica se haga efectiva oscila entre los 15 y 20 días hábiles, y es que debe cerrarse el periodo de facturación vigente para poder realizar el cambio.

¿Qué ahorro supone bajar la potencia contratada?

Una de las causas por la que los clientes de Iberdrola deciden bajar su potencia contratada es por el importante ahorro que ésto puede generar en el importe de su factura de luz de Iberdrola.

Con la reducción de potencia contratada, el usuario puede ahorrarse desde 7,95€ hasta 39,74€, dependiendo del número de kilovatios (kW) contratados. Aunque el ahorro es importante, el cliente debe tener en cuenta que si reduce la potencia contratada más de lo que debe puede sufrir continuos cortes de suministro eléctrico siempre que supere la potencia contratada.

Autor

Jaime Arbona Palancar es experto en el mercado de la electricidad y de los comparadores online.

Jaime Arbona Palancar
Jaime Arbona

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar