¿Cómo puedo calcular la potencia eléctrica que necesito?

Cómo calcular la potencia necesaria en casa

La potencia contratada es la velocidad a la que se consume la energía, permitiendo poder conectar una serie de aparatos eléctricos al mismo tiempo y contratándose este concepto con la comercializadora cuando se da de alta la electricidad en una vivienda.

La elección de la potencia eléctrica es una decisión que depende exclusivamente del cliente, puesto que se basa en las necesidades que tiene que cubrir en ese momento. La potencia eléctrica se mide en kilovatios (kW) y determina el concepto fijo de la factura de la luz, el término de potencia.


¿Qué potencia eléctrica necesito?

La potencia eléctrica contratada es la que permite conectar un determinado número de electrodomésticos a la corriente. La potencia de luz es la que define la cantidad de energía que se puede utilizar en un mismo momento. En términos de contratación, cada consumidor debe decidir qué potencia contratada quiere tener en su vivienda, local o negocio, ya que es un factor determinante de las posibilidades de uso del suministro.

Elegir una potencia eléctrica es necesario al dar de alta la luz o contratar una nueva tarifa eléctrica, pero también es recomendable saber cómo se calcula la potencia para tenerla siempre optimizada perfectamente.

Además, contar con la potencia eléctrica adecuada permite pagar únicamente por la energía que realmente se necesita ¿Por qué? Porque el precio de la potencia eléctrica afecta directamente al recibo de la luz, ya que el término de potencia supone el coste fijo por mantener el suministro conectado.

Para elegir la potencia contratada perfecta para cada vivienda es imprescindible tener en cuenta tres conceptos:

  1. La potencia eléctrica recomendada, que depende del número de personas que vivan en la casa, el tamaño del inmueble, el equipamiento eléctrico, etc.
  2. La potencia máxima admisible, que aparece en el Boletín de Instalación Eléctrica como la máxima cantidad de energía que puede soportar la instalación eléctrica en condiciones seguras.
  3. Las potencias normalizadas, que son las potencias que se pueden contratar desde que se unificaran sus valores en 2006 por parte del Gobierno.

Calcular la potencia contratada perfecta

Saber cómo se calcula la potencia eléctrica es imprescindible para conocer si la potencia contratada en casa es la más adecuada. Para hacer este cálculo podemos:

  • Solicitar asesoramiento de un electricista. Esto supone un coste para el cliente, ya que tendrá que pagar por la visita y el informe, pero tendrá la seguridad de contar con la potencia eléctrica recomendada por parte de un experto.
  • Emplear una calculadora de potencia eléctrica online, que se pueden encontrar tanto en webs expertas como en páginas de asociaciones como la OCU o la mayor parte del área de clientes de las compañías de luz. Estas calculadoras hacen un cálculo aproximado de la potencia eléctrica recomendada según las necesidades y consumo de cada hogar. Estas son especialmente útiles cuando ya se tiene el suministro conectado, ya que pueden utilizar el histórico de consumo de la vivienda como referencia para realizar el cálculo de potencia.
  • Sumar manualmente la potencia eléctrica que necesita cada electrodoméstico del hogar para funcionar. Esta es la comprobación más tediosa, pero es recomendable realizarla al menos alguna vez para compararla con el resultado ofrecido por una calculadora de potencia eléctrica, por ejemplo.

Una vez conocida cuál es la potencia contratada aproximada que es necesaria en la vivienda, habrá que seleccionar una de las potencias normalizadas que se pueden contratar. Estas se dividen en tramos de potencia eléctrica en función del tipo de instalación, por lo que podríamos decir que existen dos tipos de potencia eléctrica según este criterio.

La fórmula para calcular la potencia eléctrica relaciona la tensión (V) con la intensidad (I). De ahí esta relación se extrae la dependencia entre el Interruptor Controlador de Potencia y la potencia contratada, ya que el ICP ha de contar con la intensidad (I) en amperios (A) suficientes para llevar a cabo su función.

Qué potencias se pueden contratar
Intensidad ICP (Amperios) Monofásica Trifásica
5.0 A 1.15 kW 3.464 kW
7.5 A 1.725 kW 5.196 kW
10 A 2.3 kW 6.928 kW
15 A 3.45 kW 10.392 kW
20 A 4.6 kW 13.856 kW
25 A 5.75 kW 17.321 kW
30 A 6.9 kW 20.785 kW
35 A 8.05 kW 24.249 kW
40 A 9.2 kW 27.713 kW
45 A 10.35 kW 31.177 kW
50 A 11.5 kW 34.641 kW
63 A 14.49 kW 43.648 kW

Contratar la potencia con Endesa, ¿cuánta necesito?

Los clientes de Endesa pueden contratar con esta compañía tanta potencia eléctrica como necesiten. En general, se diferencian distintos tramos de potencia eléctrica en función del tipo de consumidor. Así, para clientes domésticos, por lo general se contratan hasta 10 kW. Los clientes con gran demanda (como un negocio o una casa grande con piscina) pueden escoger hasta 15 kW. Y para empresas más grandes se aplica directamente una tarifa de acceso 3.0, que supone la discriminación horaria en tres periodos de forma obligatoria.

En el caso de las industrias, se aplicaría una potencia mayor (toda la necesaria) dividida en seis periodos horarios a lo largo del día.

La potencia contratada con Endesa va a influir directamente en el precio de las facturas de luz. El truco para pagar menos en los recibos eléctricos es tanto elegir la potencia contratada adecuada como el precio por el kW más bajo entre las tarifas de Endesa. Si el cliente quiere buscar la mejor opción del mercado, puede comparar las distintas posibilidades con un comparador de tarifas eléctricas. Con esta herramienta, el usuario puede comparar el precio de la potencia contratada de Iberdrola en 2017 con el de Endesa y otras compañías.

¿Cuánto cuesta la potencia contratada?

El precio de la potencia contratada depende de la potencia eléctrica elegida para la vivienda y del precio por el kW vigente en la tarifa de luz contratada.

El coste por la potencia se refleja en la factura de luz en el término de potencia, donde se multiplica el precio del kW por los kW de potencia contratada y el número de día aplicables al periodo de facturación.

Además, la potencia contratada influye directamente en el precio por dar de alta la luz, ya que dos de los tres derechos de alta de luz se pagan en función de los kW de potencia eléctrica. Concretamente, se abonan de la siguiente forma:

  • Derechos de extensión: 17,37 €/kW + IVA
  • Derechos de acceso: 19,70 €/kW + IVA
  • Derechos de enganche: 9,04 €/actuación + IVA

Para ahorrar en el precio de la potencia contratada se pueden hacer dos cosas:

  1. Bajar la potencia contratada.
  2. Buscar un precio por el kW más bajo.

¿Cuándo cambiar la potencia contratada?

La potencia contratada no es un valor permanente, ya que se puede modificar si es necesario. De ahí que sea tan importante realizar el cálculo de potencia, para poder comprobar si la potencia contratada es la correcta incluso tras haber dado de alta la luz.

Si ya está dada la luz y se quiere saber si será necesario cambiar la potencia, hay tres situaciones que pueden señalar la necesidad de calcular la potencia eléctrica de nuevo:

Si el ICP salta constantemente porque los electrodomésticos que hay en casa necesitan más energía de la contratada. Si nunca ha saltado el ICP, ya que puede ser signo de que hay más potencia contratada de la necesaria.

En cada una de estas situaciones es posible reducir la potencia contratada o aumentarla. Este es el trámite necesario para ajustar la potencia contratada a la que realmente necesita la vivienda.

RECUERDALa potencia contratada solo puede modificarse una vez al año, por lo que es importante estar seguro del cambio que se va a realizar para evitar situaciones indeseadas.

¿Cuánto cuesta cambiar la potencia eléctrica?

El cambio de potencia contratada tiene un coste que depende del tipo de operación, ya que la bajada de potencia no tiene el mismo precio que el aumento.

  • El aumento de potencia implica el pago de los mismos derechos que al dar de alta la luz. En este caso, se abona el importe correspondiente únicamente a los puntos de potencia aumentados, y no al total definitivo de la potencia contratada.
    • Derechos de extensión: 17,37 €/kW + IVA
    • Derechos de acceso: 19,70 €/kW + IVA
    • Derechos de enganche: 9,04 €/actuación + IVA
  • La reducción de potencia eléctrica incluye abonar este importe independientemente de las escalas que se rebajen.
    • Derechos de enganche: 9,04 €/actuación + IVA

Bajar la potencia contratada es una forma segura de ahorrar en las facturas. Con esta operación se consigue reducir mes a mes el importe de los recibos porque el fijo pasa a ser menor. Asimismo, es interesante modificar la potencia al alza si la potencia contratada actual no permite al usuario hacer un uso normal de su instalación.

¿Qué necesito para contratar o modificar la potencia eléctrica?

Para hacer el cambio de potencia eléctrica es necesario ponerse en contacto con la comercializadora e informarle de que se quiere hacer esta modificación.

La compañía requerirá la siguiente información:

  1. Nombre, apellidos y DNI del titular del contrato.
  2. Dirección de la vivienda.
  3. Potencia contratada anterior y nueva.
  4. Código Universal del Punto de Suministro (CUPS), que aparece en cualquier factura de luz anterior.
  5. Número de cuenta donde domiciliar los pagos.

El cambio de potencia se puede realizar junto a cualquier otra modificación, como el cambio de titularidad de la luz, el cambo de tarifa eléctrica o el cambio de compañía.

¿Cuándo tendré la nueva potencia eléctrica?

El cambio de potencia se efectúa en un plazo de 15 a 20 días hábiles. Además, no supone ningún corte en el suministro, ya que el cambio se realiza automáticamente.

En caso de que la potencia eléctrica deseada sea superior a la potencia máxima admisible, esta gestión se dilatará en el tiempo, pues será necesario que el usuario contacte con un electricista para que vuelva a hacer una inspección de su instalación y compruebe si realmente es posible contratar ese nivel de potencia. Si no es posible y el cliente la necesita, deberá realizar los cambios necesarios en su instalación eléctrica.

La contratación de electricidad conlleva un tiempo de 5 a 7 días hábiles y los cambios como el de la potencia se establecen en un periodo de 15 a 20 días hábiles

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Autor de la página web Alfonso Fernández es experto en mercados eléctricos y de gas natural.