Energy Call
Energy Call

¡Selectra te ayuda con tus gestiones de luz y/o gas!

Nuestros expertos en energía te ayudarán en todo el proceso de búsqueda para que no tengas que preocuparte de nada. ¡Así de fácil!

 

(lun-viernes 8h-20h)

¿Cómo ahorrar en una Pyme reduciendo la potencia contratada?

potencia eléctrica para pymes

Calcular la potencia eléctrica necesaria en una pequeña o mediana empresa es determinante para no abonar de más en la factura de luz. Descubre cuánto ahorrarás reduciendo la potencia y cuánto costará hacer un cambio de potencia en una Pyme.


¿Qué potencia contratar en mi negocio?

Definir la potencia a contratar en una pequeña o mediana empresa es algo realmente importante, ya que puede suponer un importante coste o, por lo contrario, un importante ahorro en la factura de luz.

La potencia contratada en una Pyme puede ser igual a la de una vivienda, inferior a 10kW (tarifa de acceso 2.0) o entre 10 y 15kW (tarifa 2.1), aunque también puede ser superior a 15kW (tarifa 3.0). Todo dependerá de los distintos elementos que posteirormente se detallan.

No existe una potencia eléctrica determinada para Pymes , y es que cada una de ellas tiene unas características y condiciones diferentes. Sin embargo, aquí podemos atisbar cuáles son las potencias más demandadas en los siguientes tipos de negocios:

Potencia eléctrica según negocio
Pyme Potencia
Restaurante Superior a 15kW
Cafetería Entre 10 y 15kW
Peluquería 5kW (depende de la calefacción y agua caliente)
Centros de formación (academia) 5kW
Tienda de alimentación 5kW

Las Pymes con una potencia contratada superior a 15 kW, contarán en su instalación eléctrica con un maxímetro. Este aparato mide tanto el consumo realizado como la potencia demandada en cada periodo. Su principal característica es que a pesar de medir un exceso de potencia, nunca cortará el suministro eléctrico.

¿Tengo una potencia superior a la necesaria?

¿La potencia contratada para mi negocio es la correcta?

Estudiamos tu potencia contratada y tu histórico de consumo para ayudarte a determinar los kW exactos necesarios para tu negocio.

¿Cómo saber si mi negocio tiene una potencia superior a la que verdaderamente necesita? Tal y como se ha señalado anteriormente, determinar la potencia contratada es un tema complejo, y es que de ello depende generar ahorro en la factura de luz.

Hay ciertos aspectos que pueden dar pistas a la hora de indicar que la potencia contratada es superior a la necesaria. Por ejemplo, uno de ellos es que nunca hayan saltado los plomos en aquellos puntos de suministro con una potencia inferior a 15kW.

Sin embargo, si la potencia contratada es superior a 15kW, nunca se producirá un corte de suministro, ya que la instalación contará con un maxímetro.

Con el maxímetro, se registrará la potencia demandada en cada periodo y, aunque sea superior a la contratada, el usuario nunca se quedará sin luz.

¿Cómo saber si la potencia de mi negocio es la correcta?

 Estudio factura de la luz:

En la factura de luz de tu negocio aparecerá, de manera detallada, el número de kilovatios (kW) demandados durante el periodo de facturación. Si este nunca sobrepasa la cantidad contratada y, además, es notablemente inferior, la potencia contratada es superior a la que necesitas. Este dato podrá contemplarse en el término de potencia.

 Histórico potencias máximas registradas:

A través del área de clientes de la distribuidora de luz de la zona, podrás acceder a un histórico de consumo y a un histórico de potencias máximas registradas. En este último, se podrá contemplar tanto la potencia contratada como la potencia máxima mensual. Gracias a estos datos, se puede comprobar si el número de kilovatios contratados es insuficiente o es superior al necesario.

Con la ayuda de un técnico especializado, el empresario podrá definir el término de potencia más acorde a su negocio. Esto requiere un desembolso económico, pero a la larga supone un gran ahorro en la factura de luz.

¿Tengo una potencia contratada insuficiente?

Contar con una potencia eléctrica inferior a la necesaria podrá generar continuos cortes de suministro en tu negocio siempre que coincidan determinados aparatos eléctricos encendidos.

Sin embargo, como se ha señalado anteriormente, si la instalación eléctrica cuenta con maxímetro, el corte no se producirá pero sí se verá reflejado en la factura y en el histórico de potencias máximás registradas de la distribuidora de luz.

En el caso de las tarifas 2.0 y 2.1, los cortes de suministro provocados por superar la potencia contratada, pueden generar daños o pérdidas económicas en el negocio. Por su parte, aquellas Pymes con una potencia superior a 15kW y, por tanto, con maxímetro, deberán abonar penalizaciones siempre que se supere la potencia contratada en más de un 105%.

Penalizaciones económicas con maxímetro Si se supera la potencia contratada en más de un 105%, el titular debe abonar la potencia consumida y, además, el doble de la diferencia entre la demandada y el 105% de la contratada. Las reglas de facturación del máximetro en cuanto a potencia son claras y se penalizará a todo aquel que la supere.

Así, teniendo en cuenta esta penalización, desde la Pyme se debe plantear aumentar la potencia contratada, ya que en la mayoría de los casos será más económico que abonar las penalizaciones económicas señaladas.

¿Cómo calcular la potencia necesaria en una Pyme?

Para calcular la potencia eléctrica necesaria en un negocio es importante tener en cuenta una serie de elementos determinantes. Estos son:

  • Dimensiones del local u oficina
  • Actividad económica del negocio o Pyme
  • Número de trabajadores
  • Número de electrodomésticos
  • Porcentaje de aparatos eléctricos que van a funcionar al mismo tiempo

Debido a la variedad de todos estos elementos, no se puede hablar de una potencia concreta para las Pymes.

Uno de los elementos más importantes a la hora de calcular la potencia contratada es el porcentaje de simultaneidad. Con él, se podrán determinar cuántos aparatos coinciden y durante qué periodo de tiempo ocurre esta simultaneidad. Para ello, es importante la ayuda de un ténico especializado.

¿Qué es el porcentaje de simultaneidad?

Como se ha señalado anteriormente, a la hora de calcular la potencia eléctrica necesaria en una Pyme, no solo es imporante tener en cuenta la actividad económica y el número de electrodomésticos de los que se dispone, sino que también es importante calcular el porcentaje de simultaneidad.

El porcentaje de simultaneidad puede hallarse analizando un día normal de trabajo, determinado el tiempo que permanece encendido cada aparato y el tiempo en el que están funcionando simultáneamente.

¿Cómo se calcula el porcentaje de simultaneidad? Será necesario multiplicar el consumo total de los electrodomésticos (en watios) por el porcentaje de uso simultáneo.

Es importante saber, que al porcentaje de simultaneidad hay que añadirle un margen de seguridad que permita asegurarnos de que la potencia contratada nunca va a ser sobrepasada y no correremos el riesgo de sufrir cortes eléctricos.

¿Cuánto se puede ahorrar al reducir la potencia contratada?

Ajustar la potencia eléctrica en un negocio puede suponer un gran ahorro. De media, por cada kilovatio reducido, el empresario podrá ahorrar 5€ al mes y 60€ al año.

Reducir la potencia es una importante opción de ahorro, siempre que pueda plantearse sin problemas, es decir, siempre que no se produzcan cortes de suministro o se impongan penalizaciones económicas por sobrepasar el número de kilovatios contratados.

El asesoramiento a la hora de modificar la potencia contratada es realmente importante, ya que una reducción excesiva de potencia puede llegar a resultar más cara si tenemos en cuenta las penalizaciones económicas que imponen las reglas de facturación del maxímetro.

¿Cómo subir o bajar la potencia contratada en un negocio?

Una vez se ha determinado que la potencia contratada de un negocio es insuficiente, el próximo paso será contactar con la compañía con la que el empresario tiene contratado el suministro eléctrico. Podrá hacerlo mediante vía telefónica, online o presencial, si la comercializadora cuenta con puntos de atención al cliente.

Para poder hacer efectivo el cambio de potencia en una Pyme, el titular del contrato debe aportar a la compañía la documentación, tanto personal como del punto de suministro, solicitada para esta gestión. Además, el usuario deberá abonar un coste por el cambio.

La subida o bajada de potencia contratada no se hará efectiva hasta que no finalice el periodo de facturación vigente. Así, el plazo para cambiar la potencia contratada en una Pyme oscilará entre los 15 y los 20 días hábiles.

¿Cuántos cambios de potencia se pueden hacer en una Pyme? Actualmente, las distribuidoras eléctricas establecen que las Pymes podrán hacer una modificación de su potencia contratada cada 12 meses, es decir, solo se permite una modificación al año.

¿Cuánto cuesta cambiar la potencia eléctrica de un negocio?

Modificar al alza o a la baja la potencia contratada en una pequeña o mediana empresa conlleva un coste que debe abonar el titular del contrato a la distribuidora de luz correspondiente. Este importe es establecido por la distribuidora y es el mismo para todo el territorio nacional.

El precio por el cambio de potencia se abonará en la factura de luz de una Pyme. Por supuesto, su importe no será el mismo si el número de kilovatios (kW) se aumenta o se reduce. Siempre será más económico reducir la potencia contratada.

 Precio subir potencia contratada en una empresa o Pyme:

El precio de aumentar la potencia contratada en una Pyme depende directamente del número de kW que se deseen subir. Cuanto mayor sea la subida, mayor será el coste a abonar a la distribuidora. Este será abonado bajo el concepto de derechos de extensión, acceso y enganche.

¿Cuánto cuesta subir la potencia en una Pyme?
Derechos Precio Precio con IVA
Extensión 17.37 €/kW 21.02 €/kW
Acceso 19.70 €/kW 23.84 €/kW
Enganche 9.04 € 10.94 €

Por cada kilovatio aumentado, el usuario debe abonar un importe total de 55.80€ (IVA incluido).

 Precio bajar potencia contratada en una empresa o Pyme:

Como se ha señalado anteriormente, reducir la potencia contratada en una Pyme tiene un coste inferior que el aumento de la misma. De hecho, en este caso, el cliente solo tendrá que abonar los denominados derechos de enganche, cuyo precio es de 10.94€ (IVA incluido).

La reducción de la potencia contratada puede suponer -en la minoría de los casos- el cambio de tarifa de acceso. Esto conllevaría la disminución del importe de la factura, pero también una serie de cambios en el contrato: tarifa contratada, instalación eléctrica, etc.

Reducción de potencia durante la crisis sanitaria del COVID-19 Ante la crisis sanitaria y económica generada por el COVID-19, las distribuidoras han autorizado a los usuarios, tanto domésticos como empresas, a bajar su potencia contratada, si así lo desean, con el fin de poder reducir sus facturas de luz.

¿Qué documentos necesito para cambiar la potencia contratada en una Pyme?

Como se ha señalado anteriormente, el titular del contrato de luz de una Pyme, que puede ser o no el dueño del negocio, debe aportar a su comercializadora una serie de datos para solicitar formalmente el cambio de potencia contratada.

  • Documentación para el cambio de potencia en Pymes
  • Nombre, apellidos y DNI del titular del contrato
  • Potencia anterior
  • Potencia contratada nueva
  • Código CUPS
  • Boletín Eléctrico

La entrega de estos documentos es de carácter obligatoria. Sin ellos, no podrá efectuarse el cambio ante la distribuidora.

Actualizado a
91 903 80 36
Envia tu factura