Energy Call
Energy Call

¡Selectra te ayuda con tus gestiones de luz y/o gas!

Nuestros expertos en energía te resolverán todo el proceso para que no tengas que preocuparte de las gestiones. Así de fácil!

 

(lun-viernes 8h-22h, sábado 9h-21h, domingo 10h-19h)

Ahorro de luz con aire acondicionado: consejos y uso eficiente

ahorro de luz con aire acondicionado

Con la llegada del calor, vuelve a activarse la preocupación constante de cuánto podrá aumentar la factura de luz por el uso del aire acondicionado. Descubre aquí cómo ahorrar en tus recibos con un consumo eficiente y el aparato más económico.


¿Cuánta luz consume un aparato de aire acondicionado?

El aire acondicionado es un aparato eléctrico común en las viviendas de los usuarios. Su uso, sobre todo en los meses de verano, conlleva un aumento importante de la factura de la luz, algo que se puede evitar realizando un consumo eficiente.

Durante los meses estivales, el consumo de electricidad aumenta debido al uso del equipo de aire acondicionado. De hecho, puede aumentar hasta más de 140 kilovatios hora (kWh) al mes si de media, el usuario tiene conectado el aire acondicionado entre 7 y 8 horas al día.

Sin embargo, si se realiza un consumo eficiente, el gasto por el uso del aire acondicionado no será tan elevado. Por ello, es importante seguir una serie de consejos para no llevarse sorpresas en la factura de la luz.

Trucos y consejos para ahorrar en tu consumo de aire acondicionado

El aire acondicionado puede elevar el consumo de electricidad si el uso que se realiza del mismo no es eficiente. Es muy importante tener en cuenta que un mal uso de este aparato puede suponer el aumento de un 8% en la factura de la luz.

Para hacer un buen uso de este electrodoméstico es importante seguir una serie de consejos o trucos con los que podrás disfrutar de una temperatura agradable realizando un consumo eficiente:

 Etiqueta eficiencia energética:

A la hora de adquirir un aparato de aire acondicionado, es importante que el usuario compruebe la etiqueta de eficiencia energética del mismo. La mejor opción es decantarse por aquel que tenga una etiqueta A. De hecho, si es A+++, el ahorro de energía será del 40%.

Los aparatos con esta calificación tienen un precio superior a aquellos que tienen una peor calificación energética. Por ello, no merece la pena ahorrar en el aparato cuando a la larga, le va a costar más en cuanto a consumo se refiere.

 Temperatura media:

Se aconseja establecer una temperatura de entre 20 y 25 grados en verano y 20 y 22 gradps en invierno. Más allá de esta temperatura, el aire acondicionado empezará a realizar un mayor consumo de electricidad. Esto provocará que la factura de luz aumente entre el 6 y el 8%.

Esta temperatura no es solo la ideal si hablamos de consumo, sino que también es la mejor para la salud del usuario. Es importante destacar que la diferencia entre la temperatura externa y la de la vivienda no debe ser superior a los 12 grados.

 Programar el aire acondicionado:

Una de las opciones para ahorrar en la factura de luz es programar el apagado del aire acondicionado, sobre todo en las horas nocturnas. Dormir con el aire acondicionado no es la mejor opción, pero si el usuario lo hace, lo mejor es programar las horas de funcionamiento así evitará un consumo excesivo.

El cliente también puede activar el modo 'Eco'. Muchos aparatos de aire acondicionado lo tienen y gracias a él, el ahorro en su consumo puede ser de hasta el 30%.

 Instalación:

A la hora de instalar el aire acondicionado es muy importante definir dónde se va a colocar el aparato. Hay que evitar ponerlo en zonas donde los rayos del sol incidan de manera directa. Lo preferible es ponerlo en un lugar sombrío.

 Mantenimiento:

Como cada electrodomésticos, el aire acondicionado también necesita de un mantenimiento. Mantener en buen estado el equipo de aire es sencillo, bastará con limpiar los filtros al menos una vez cada 12 meses. La limpieza puede llevarse a cabo con agua y un producto de limpieza cualquiera. Los filtros no podrán volver a colocarse hasta que no estén completamente secos.

 Aislamiento de la vivienda:

Contar con una vivienda con un buen aislamiento es, quizá, la recomendación más importante. Que las puertas y ventanas queden bien selladas hará que la temperatura generada por el aire acondicionado se mantenga, sin que entre frío o calor al inmueble.

¿Cómo saber qué consumo realiza mi equipo de aire acondicionado?

Para saber qué consumo realiza el aire acondicionado, es importante tener en cuenta dos conceptos: SEER y SCOP.

SEER, Ratio de Eficienica Energética Estacional, determina cuál es el rendimiento de un aparato de refrigeración concreto. Cuanto mayor sea el SEER, más eficiente será. Por lo contrario, si el SEER es bajo, el aparato consumirá más electricidad. Con este dato, también se puede calcular el consumo del equipo.

Para calcular la potencia consumida por el equipo en una hora, bastará con dividir la potencia del aparato entre el SEER.

Los equipos de aire acondicionado con un SEER superior tendrán un coste más elevado.

SCOP, Coeficiente de Eficiencia Estacional, determina el rendimiento de un equipo de calor. El aire acondicionado puede proporcionar tanto frío como calor, gracias a la bomba de calor. Cuanto más alto sea el SCOP, mayor grado de eficienciencia tendrá el aparato y menor consumo realizará.

¿Qué aire acondicionado contratar en mi vivienda?

Actualmente, en el mercado energético existen distintos tipos de aire acondicionado. Cada uno de ellos cuenta con una instalación, una potencia, frigorías y funcionamiento diferente.

Los tipos de aire acondicionado que podemos encontrar son:

 Aire acondicionado portátil:

Este tipo de aire acondicionado, también denominado pingüino, no requiere de una instalación previa. Normalmente, la única instalación que tiene es un tubo que desde el aparato va al exterior a través de una ventana. Este equipo es más ruidoso que otros y aunque sea más económico, su funcionamiento es menos eficiente.

 Split:

El aire acondicionado split es el más habitual y más económico que los que se van a enumerar posteriormente. Es de fácil instalación, ya que se compone de una unidad exterior con un compresor y una unidad interior que puede instalarse en la pared o techo. Es un aparato silencioso.

 Multisplit:

Se diferencia del anterior porque con una sola unidad exterior pueden funcionar hasta 8 unidades interiores. Estos aparatos de aire acondicionado tienen una gran potencia y están indicados para viviendas de más de 80 metros cuadrados y más de tres habitaciones. Aunque la instalación es similar a la de los splits, se diferencian en que las unidades interiores funcionan de manera individual. Pueden encenderse las que se necesiten, no es necesario encenderlas todas.

 Aire acondicionado por conductos:

Este tipo de aire acondicionado requiere de una instalación más compleja a través de un falso techo. Normalmente, podemos encontrarlo en viviendas de nueva construcción. Tiene mucha potencia y frigorías* y ofrece grandes prestaciones de climatización.

*La frigoría es la unidad de medida que marca la capacidad frigorífica de un aparato de aire acondicionado.

Instalar un aparato con la sufiente potencoa para climatizar la estancia deseada es la opción más eficiente, ya que no será necesario realizar una sobredemanda energética.

¿Es más barato un aire acondicionado con tecnología Inverter?

La tecnología inverter ofrece al usuario un confort de termperatura constante con un bajo consumo energético. Los aparatos de aire acondicionado inverter tienen un mayor y preciso control de la temperatura y suponen el ahorro de entre el 25 y el 50% de energía.

El funcionamiento de los aires inverter es simple, el compresor (motor del aparato) no se apaga cuando llega a la temperatura deseada, sino que está en constante funcionamiento manteniendo una temperatura acorde.

¿Cómo conseguir la temperatura de confort sin elevar el consumo de luz? Como se ha señalado anteriormente, el mejor aire acondicionado para mantener una temperatura de confort en una vivienda es aquel que funciona con tecnología inverter. Confort y estabilidad son dos cualidades que busca el usuario a la hora de usar el aire acondicionado, a la misma vez que un consumo eficiente que no eleve la factura de luz.

¿Cómo ahorrar luz en verano?

El consumo de luz en verano es muy superior al del resto del año. Esto, en parte, se debe al uso de electrodomésticos para combatir las altas temperaturas que pueden registrarse en los meses estivales.

Reducir el consumo eléctrico en verano es posible siguiendo una serie de consejos que a continuación se detallan:

  1. Mantener una temperatura estable (aire acondicionado)
  2. Uso de ventiladores: su consumo eléctrico es inferior al del aire acondicionado. Su colocación es muy importante, ya que debe situarse en el lado opuesto de puertas o ventanas
  3. Apagar tanto aire acondicionado como ventilador si salimos de casa
  4. Aprovechar las primeras horas de la jornada para ventilar la vivienda. La temperatura podrá bajar hasta dos grados
  5. Electrodomésticos como ordenadores, televisores o cargadores de todo tipo desprenden mucho calor. Lo mejor es apagarlos cuando no se estén usando
  6. Bajar la temperatura del agua caliente del calentador de agua
  7. Optar por electrodomésticos con una etiqueta energética A
  8. Realizar un correcto mantenimiento de la instalación y aparatos

Además de todos estos consejos para gastar menos luz en verano, es importante que el inmueble cuente con un buen aislamiento, ya que así se evitará que el fresco salga y el calor entre. Generar una temperatura de confort gracias al aire acondicionado o ventilador, no es tan importante como mantenerla, de ahí la importancia del aislamiento.

Actualizado a
91 198 06 07
Envia tu factura