¿Te conviene contratar una tarifa plana de luz y gas?

Descubre si es posible ahorrar en tus facturas con una tarifa plana de luz o gas. Condiciones, precio, ventajas y desventajas de estas tarifas frente a las tarifas de precio fijo o la cuota fija.


¿Qué es una tarifa plana de luz o gas?

Una tarifa plana de luz o gas se caracteriza por ofrecer al usuario una cuota mensual para los 12 meses del año. El cliente podrá consumir toda la energía que necesita, pero si sobrepasa un límite establecido por la compañía, probablemente tendrá que abonar la diferencia al finalizar el contrato.

¿Cómo funciona una tarifa plana de luz y gas?

  • Límite de consumo

    Basándose en nuestro consumo los últimos 12 meses, la compañía establece un límite de consumo anual en nuestro contrato

  • Cuota mensual

    La compañía establece cuánto pagaremos al año y fija nuestra cuota mensual

  • Regularización

    Al cumplir el año, la mayoría de las compañías calculan si hemos consumido más o menos del límite de consumo establecido y nos devuelve o cobra la diferencia

  • Penalizaciones

    Si decidimos romper el contrato antes de cumplir un año, casi siempre tendremos que pagar una penalización

Comparar tarifas planas de luz y gas

¿Qué es la regularización?

A final de año, la mayoría de las compañías llevarán a cabo una regularización para comprobar si el cliente ha sobrepasado o no el consumo máximo estipulado.

  • Consumo menor al límite estipulado: la compañía restará la cuantía equivalente en la primera cuota del siguiente año.
  • Consumo mayor al límite estipulado: el consumidor deberá abonar la diferencia al precio que marque la compañía. Este precio puede ser muy elevado.

¿En qué se diferencia una tarifa plana de una cuota fija?

Muchos de los usuarios se pueden llevar a error al confundir una tarifa plana con una cuota fija. Ambas son muy semejantes, pero cabe destacar que la cuota fija no es una tarifa propiamente dicha, sino una fórmula de pago.

 

Tarifa plana

La compañía calcula lo que vamos a gastar en un año y establece un precio para ese consumo.

El cliente no podrá modificar las cuotas en ningún caso. Transcurrido un año, la compañía puede modificar la cuota.

En caso de que superemos el límite pensado por la compañía, casi siempre pagaremos la diferencia más una penalización.

 

Tarifa fija

Pactaremos con la compañía cuánto queremos pagar al mes. Resulta parecido a pagar un servicio a plazos.

El cliente podrá modificar las cuotas si lo desea, ajustándolo al consumo que realiza.

Si al final del contrato hemos consumido más de lo esperado, tendremos que pagar la diferencia en todos los casos.

Tarifas planas de luz y gas del mercado

Para escoger una tarifa plana, siempre debemos tener en cuenta:

  • Regularizaciones: si la compañía realiza regularizaciones, a final de año podrías tener que pagar por los kWh de más consumidos.
  • Permanencia: muchas compañías aplican penalizaciones por abandono del contrato antes de cumplir un año.
  • Planes de Reembolso: algunas compañías compensan a los clientes que, transcurridos 12 meses, han consumido menos de lo esperado.

Además, es importante tener en cuenta la calidad del servicio de atención al cliente, la posibilidad de contratar tanto luz como gas y la procedencia de la energía.

¿Cuál es la mejor tarifa plana de luz?

Si decides contratar una tarifa plana de luz, es muy importante que elijas una opción sin permanencia ni regularizaciones. De esta forma evitarás sorpresas desagradables.

 

Tarifa Plana de Naturgy

  • Sin regularicaciones
  • Sin permanencia
  • Disponible para luz y gas
  • Sin plan de reembolso
 
 

Tarifa Plana de Endesa

  • Sin regularicaciones
  • Sin permanencia
  • Disponible para luz y gas
  • Plan de reembolso

Comparar tarifas planas de luz

Estas son las principales características de las tarifas planas de luz del mercado:

Comparativa de tarifas planas de luz y gas
Características Naturgy Endesa Repsol Podo
Permanencia No No No
Regularización No No
Límite de consumo
Penalización por exceso Cambio de tarifa Pago de diferencia Cambio de tarifa Pago de diferencia
Plan de reembolso No No
Luz y Gas No

¿Qué ocurre si excedo el límite de consumo?

En caso de que excedas el límite de consumo tras 12 meses de contrato, la mayoría de las compañías modificarán automáticamente tu tarifa y te pasarán a una tarifa de precio fijo o elevarán tu cuota mensual. Las compañías que tienen regularización, podrían hacerte pagar por los kWh de consumo que exceden tu límite.

El límite de consumo se fija en un 30% más de los kWh consumidos durante los 12 meses antereriores para luz, y un 50% más para gas. Esto significa que para exceder tu límite tendrás que consumir mucha más energía de la que consumiste el año anterior.

 

¿Merece la pena contratar una tarifa plana de luz o gas?

¿Una tarifa plana es una buena opción para ahorrar?

Para la mayoría de los clientes, la principal ventaja de contratar una tarifa plana de luz es saber lo que van a pagar cada mes, sin sorpresas. Sin embargo, la gran mayoría de las personas podrían ahorrar más contratando una tarifa fija de luz, ya que el precio por kWh es habitualmente más económico.

Por lo tanto, contratar una tarifa plana de luz no debe hacerse como una forma de ahorro, sino que debe ser la opción para aquellas personas que busquen pagar siempre lo mismo.

¿Qué riesgos tiene contratar una tarifa plana de luz?

Para no afrontar gastos inesperados, es fundamental que el cliente tenga su consumo muy controlado, de forma que nunca llegue a exceder el límite establecido. De no ser así, si la compañía tiene regularización, a final de año podría tener que pagar una factura muy elevada.

¿Cuál es la mejor alternativa a una tarifa plana de luz?

Si el usuario no tiene claro que pueda controlar su consumo eléctrico durante un año, sería mejor opción contratar una tarifa de luz con precio del kWh fijo y abonar cada mes el consumo realizado en la vivienda o local. Además, con estas tarifas no tendría penalización económica.

Energy Call

Llámanos gratuitamente

Si estás dudando en contratar una tarifa plana de luz o gas, puedes llamarnos y te asesoraremos de manera gratuita

¿Cómo se calcula una tarifa plana?

Como se ha señalado anteriormente, el usuario que contrate una tarifa plana deberá 'pactar' previamente una cuota mensual con la compañía. Para fijar esta cuota, la comercializadora debe basarse en el consumo realizado por el usuario en los 12 meses anteriores.

Una vez estimado el consumo anual que el cliente puede realizar en su vivienda según sus necesidades y hábitos de consumo, la compañía establecerá la cuota mensual y el límite de consumo eléctrico anual apropiados.

No todas las tarifas planas de luz y gas tienen el mismo precio, ya que este se establecerá en función del consumo anual realizado por el cliente.

Actualizado a