Energy Call
Energy Call

¡Selectra te ayuda con tus gestiones de luz y/o gas!

Nuestros expertos en energía te resolverán todo el proceso para que no tengas que preocuparte de las gestiones. Así de fácil!

 

(lun-viernes 8h-22h, sábado 9h-21h, domingo 10h-19h)

Certificado de Instalación Receptora Común: precio e instalación

instalación receptora común

La Instalación Receptora Común (IRC) conecta la acometida del gas natural con los contadores de cada una de las viviendas de una comunidad de vecinos. Instalarla es elemental para disponer de suministro, aunque conlleva unos costes para los propietarios y está sujeta a revisiones.


¿Qué es la Instalación Receptora Común del gas?

La Instalación Receptora Común (IRC) del gas natural es un elemento fundamental para contar con suministro de gas en una comunidad de vecinos o un edificio.

Es la que permite a los ocupantes de las viviendas conectarse a la red de distribución general del gas natural para poder disponer de agua caliente y calefacción.

Para que la IRC cumpla con su función, es necesario que cada una de las viviendas de la comunidad de vecinos cuente con la Instalación Receptora Individual (IRI). Esta última (IRI) se conecta a la Instalación Receptora Común, permitiendo el acceso al suministro de gas en cada una de las viviendas. Es importante no confundir la Instalación Receptora Común (IRC) con la Instalación Receptora Individual (IRI).

La IRC solo se instala en bloques de pisos. En el caso de las viviendas unifamiliares la IRC no existe, ya que solo es necesaria la una IRI para disponer de gas natural.

¿Cómo solicitar la Instalación Receptora Común en una comunidad de vecinos?

Instalar la IRC del gas en una comunidad de vecinos requiere de un proceso de varios pasos:

 Conseguir el visto bueno por parte de al menos un tercio de los propietarios de la comunidad.

 Solicitar varios presupuestos:

Conviene comparar los precios de varias empresas instaladoras, distribuidoras e instaladores autorizados para optar por el que más convenga.

 Instalar la Instalación Receptora Común (IRC):

Para ello, hay que llevar a cabo las obras necesarias para colocar la IRC desde la acometida del gas natural hasta cada uno de los puntos de suministro, en este caso, las viviendas de una comunidad de vecinos.

Existen dos maneras de integrar la IRC en un bloque de pisos en función de dónde se coloquen los contadores del gas:

  • Contadores individuales: Se instalan en cada una de las viviendas del cliente.
  • Contadores comunitarios: Se colocan todos en un mismo espacio de la comunidad. Al estar centralizados, los técnicos pueden acceder a todos ellos en una única visita y realizar las lecturas y comprobaciones sin tener que ir piso por piso.

 Instalar la Instalación Receptora Individual (IRI):

Para que el suministro llegue desde la acometida general hasta las viviendas, cada una de ellas debe contar con una Instalación Receptora Individual (IRI). La IRI está compuesta por el tendido de tuberías que transporta el gas hasta los puntos en los que será utilizado: cocinas, caldera, radiadores, etc.

La IRI se conecta a la Instalación Receptora Comunitaria y se coloca una llave de paso que permite abrir y cerrar el paso del gas natural.

 Conseguir el certificado:

Una vez instalada la IRC y conectadas las IRI de todos los pisos interesados en disponer de suministro, se debe solicitar el Certificado de Instalación de Receptora Común para comprobar que no hay ningún problema y que todo funciona correctamente.

¿Quién debe realizar la Instalación Receptora Común del gas?

La instalación de la IRC del gas natural ha de realizarla un instalador o empresa instaladora autorizada e inscrita en el Registro Integrado Industrial del Ministerio de Industria. No obstante, las distribuidoras de gas natural también pueden llevar a cabo la instalación de la IRC.

A continuación, se muestra un listado de las principales distribuidoras de gas natural que operan en el país y sus teléfonos de contacto:

Distribuidoras de gas en España
Distribuidora Teléfono
Nedgia 900 100 252
Nortegas 900 902 933
Redexis Gas 900 811 339
Madrileña Red de Gas 912 66 77 88
Gas Extremadura 902 24 84 84

¿Cuál es el precio de la Instalación Receptora Común?

Resulta complicado señalar un rango de precios orientativos de la Instalación Receptora Común, ya que dependerá de la empresa, el instalador o la distribuidora con la que se realice, así como de las características del edificio.

Antes de optar por una u otra opción, conviene solicitar presupuestos a varias compañías para compararlos. A modo de orientación, la Instalación Receptora Común para un edificio de 10 viviendas puede costar unos 2.500 €, es decir, 250 € por cada hogar.

La manera de abonar el coste de la IRC del gas natural dependerá de si la realiza una empresa o la propia distribuidora del gas. La instalación mediante distribuidora puede resultar más cara que mediante una empresa, pero permite a los vecinos del edificio que abonen poco a poco su coste mediante el llamado canon de finca o canon de IRC.

Se trata de un importe que la distribuidora cobra periódicamente a los propietarios de cada vivienda y que se incluye en la factura del gas natural durante los siguientes 20 años. La ventaja es que, durante esos 20 años, la distribuidora se encarga del mantenimiento de la instalación, por lo que los residentes no tienen de qué preocuparse.

La propietaria de la IRC es la distribuidora hasta que transcurre ese tiempo. Después, la IRC pasa a ser propiedad de la comunidad de vecinos.

¿Cuánto tarda en hacerse la Instalación Receptora Común en un edificio?

Al igual que es difícil establecer un coste aproximado de la IRC, tampoco es fácil estimar cuánto tarda en realizarse esta instalación. El tiempo de obra de una Instalación Receptora Común (IRC) suele estar entre los 30 y los 90 días laborables, aunque dependerá de factores como la envergadura y dificultad del proyecto.

Para hacerse una idea más exacta del precio y el plazo para instalar la IRC, lo mejor es consultar esta información con la empresa o distribuidora. Estas entidades proporcionan al cliente los costes y los plazos de instalación. También les confirmarán si pueden beneficiarse de alguna subvención o descuento.

¿Qué es el Certificado de la Instalación Receptora Común?

El Certificado de la Instalación Receptora Común, también conocido como boletín del gas, es un documento que acredita que la instalación del gas funciona correctamente y es capaz de distribuir el suministro de forma segura.

El certificado se expide siempre que se realice una nueva instalación de gas o que se produzca alguna modificación que afecte a la IRC. Lo puede emitir cualquier empresa instaladora y es necesario, junto al Certificado de la Instalación Individual de gas, para dar de alta el gas natural de una vivienda.

  • Datos del Certificado de la Instalación Receptora Común:
  • Características técnicas de la instalación
  • Identificación de la empresa instaladora y del instalador autorizado
  • Resultados de las pruebas sobre los elementos de la instalación
  • Declaración favorable, si cumple con todos los requerimientos, o desfavorable, en caso de que haya que subsanar alguna deficiencia

Durante la revisión, se comprobarán aspectos como la presión del gas, la ausencia de fugas y la buena conexión con el contador de gas. Si se encuentran fallos en la instalación, el certificado será desfavorable. Las deficiencias que se pueden encontrar se catalogan según su importancia y las más graves pueden acarrear incluso el corte del suministro:

  • Deficiencias leves: No impiden el funcionamiento de la instalación, pero hay que subsanarlas
  • Deficiencias graves: No suponen un riesgo para el usuario pero sí impiden el funcionamiento normal de la instalación
  • Deficiencias muy graves: Son aquellos fallos que ponen en peligro a las personas o el medioambiente. En este último caso, el técnico autorizado precinta la instalación hasta que se corrijan y se emita un certificado favorable

Si los fallos detectados en la inspección son leves, el usuario tiene un margen de 15 días para corregirlos y solicitar de nuevo una revisión.

El precio de este certificado no es fijo, ya que depende del tamaño y las características de cada inmueble. Por este motivo, es recomendable solicitar varios presupuestos. No obstante, aquí se muestran algunas cantidades orientativas:

  • Precio del Certificado de la Instalación Receptora Común:
  • Primer certificado para una comunidad de vecinos o local comercial: A partir de 200 €.
  • Revisión de la instalación y emisión de un nuevo certificado en un edificio: A partir de 120 €.

Si la distribuidora lo considera necesario, también puede solicitar en cualquier momento una revisión de la Instalación Receptora Común para comprobar que esta cumple con todas las normativas.

¿Cada cuánto es la revisión de la instalación receptora común del gas natural?

No hay que confundir el Certificado de la Instalación Receptora Común con la inspección periódica de la instalación común del gas. Esta última se ha de realizar de forma obligatoria cada cinco años, según recoge el Real Decreto 984/2015. Anteriormente a 2016, País Vasco establecía que esta revisión tenía que pasarse cada cuatro años.

No obstante, a pesar de que la revisión ha de pasarse cada lustro, tendrá que superarse también cada vez que se realicen modificaciones en la instalación de gas.

  • ¿Quién puede realizar la inspección obligatoria del gas?
  • Personal de la comercializadora
  • Una empresa o profesional autorizado elegido por la comunidad de vecinos
  • Un técnico de la propia distribuidora

Para avisar a los propietarios de que la inspección se va a llevar a cabo, es habitual que la distribuidora les envíe una carta en los días previos y coloque carteles para informar de la fecha exacta de la revisión.

El coste de esta inspección consta de dos conceptos:

  • Gastos de gestión: Están regulados, se fijan de manera anual y son iguales para todas las compañías. Este año son de 15.49 € (IVA incluido).
  • Coste de la inspección: Lo fija cada empresa instaladora, aunque si es la distribuidora la que lleva a cabo la revisión el precio sí que está regulado.

En la siguiente tabla se muestra el coste de la inspección regulado por comunidades autónomas. El importe es por vivienda, salvo en las comunidades señaladas, en las que el coste total se reparte entre cada una de las viviendas conectadas a la IRC:

Coste de la inspección del gas por comunidades
Comunidad Coste inspección IRC
Andalucía 9.90 €
Aragón 9.56 €
Asturias 9.28 €
Baleares 0 €
Cantabria 7.25 €
Castilla-La Mancha 8.47 €
Castilla León 9.14 €
Cataluña 56.69 € **
Comunidad de Madrid 10.44 €
Comunidad Valenciana 11.34 €
Extremadura 77.86 € **
Galicia 93.15 € **
Murcia 10.07 €
Navarra 9.99 €
País Vasco 6.91 €
La Rioja 6.18 €

Precios con IVA incluido.

**El importe se reparte entre todos los propietarios del edificio.

Es importante saber que el precio de la inspección obligatoria no se abona en el momento de la revisión, si no que se incluye en la factura de gas de cada uno de los vecinos del inmueble.

Actualizado a
91 198 06 07
Envia tu factura