Se encuentra usted aquí

Cómo entender la factura de luz: verla y pagar por internet

Cómo es la factura de la luz y qué conceptos afectan al importe total del recibo de luz

Entender la factura de la luz es imprescindible para saber cuánto se gasta por el suministro y por qué motivo. Saber qué conceptos se incluyen en cada recibo es necesario para poder analizarlos y conocer cómo se puede ahorrar en la factura de la luz.


¿Cómo es mi factura de la luz?

La factura de la luz es el recibo que detalla el consumo de electricidad efectuado por cada cliente y el importe que debe pagar por él. Las facturas se reciben desde que se da de alta la luz en el domicilio; de hecho, en el primer recibo de la luz se incluye el importe de los derechos de alta de luz, que se pagan únicamente esta vez.

El importe de las facturas de luz dependerá de la tarifa que se haya contratado tras la conexión del suministro. La tarifa será la que determine en qué condiciones se abonará el suministro, tanto por la potencia eléctrica como por el consumo de luz como tal.

Las facturas de luz pueden ser de dos tipos:

  1. En papel: que es la factura de luz tradicional. Esta llega por correo ordinario al titular del contrato de la luz.
  2. Electrónica: que está disponible para todos los usuarios a través de su área de cliente. Las compañías avisan al cliente cuando se emite la factura para que pueda consultarse y así saber con antelación cuál es el importe que se le va a cobrar antes de que se efectúe el cargo.

Además, también pueden haber distintos tipos de factura de luz en función de la frecuencia con la que se envían, aunque, por lo general, las facturas de luz son bimestrales.

¿Qué se paga en la factura de la luz? Ejemplo de factura

En la factura de la luz se incluyen todos los términos y conceptos que afectan al mantenimiento del servicio, los derechos por tenerlo conectado y, cómo no, el importe que corresponde al gasto energético realizado.

Hasta obtener el importe total del recibo de la luz es necesario acumular las cantidades individuales que se facturan por distintos conceptos. Estos son los que van a definir cada uno de los términos de la factura de la luz.

 Datos de la factura

Este es el apartado en el que se incluyen los datos de facturación que afectan al recibo en cuestión. Se puede encontrar el importe total a pagar, el número de factura y la fecha de su emisión, el periodo de facturación al que afecta y los datos del titular de contrato junto a la dirección del domicilio. Por lo general también aparece a este nivel la identificación de la compañía de luz correspondiente.

 Resumen de la factura

En primera instancia, lo que se va a pagar por el suministro separado en los conceptos básicos:

  • El importe por la potencia contratada
  • Lo que hay que pagar por el consumo en sí mismo
  • La cantidad que va por impuestos de electricidad
  • El coste de los equipos de medida
  • Servicios añadidos
  • El IVA sobre el subtotal de la factura

Este apartado sirve para que el usuario pueda hacer una comprobación rápida de en qué concepto invierte más dinero y dónde debe concentrar sus esfuerzos si quiere ahorrar.

 Información del consumo

Esta parte de la factura puede situarse como un bloque completo o como una pequeña gráfica a continuación del resumen. Habitualmente se muestran las últimas lecturas del contador de luz (de las que se obtiene el importe a pagar por el término de consumo) y cómo ha evolucionado este concepto durante los últimos meses.

 Datos del contrato

En este apartado de la factura se incluye toda la información que resume el contrato de luz vigente por el que se envía la factura. Aquí se incluyen desde los datos del titular del contrato hasta la potencia que tiene contratada, el tipo de peaje de acceso, la tarifa de luz que tiene, el número y tipo de contador, las fechas de facturación y contratación, etc. Además, es en este punto donde se pueden encontrar los números de teléfono para averías, emergencias y atención al cliente, así como la información sobre la distribuidora eléctrica que corresponde por zona.

CUPSEn 'Datos del contrato' es donde también se puede encontrar el CUPS correspondiente al contrato. El Código Universal del Punto de Suministro es único para cada inmueble e instalación eléctrica, y es necesario para hacer casi cualquier gestión con el contrato de luz, como contratar una nueva tarifa, dar de alta el suministro o cambiar la potencia contratada.

 Desglose de la factura

El desglose de la factura es el punto en el que se detalla exhaustivamente qué cantidad se paga por cada una de las variables que conforman el importe total de la factura de la luz. Así, podemos distinguir los siguientes términos:

  • Término de potencia. Se calcula por la potencia eléctrica multiplicando los kW de potencia contratada por el precio del kW y los días de facturación. Aquí se desglosan el importe por el peaje de acceso por potencia y el margen de comercialización.
  • Término de consumo. Este se calcula en función de los kWh de energía consumida multiplicándolos por el precio de la luz en €/kWh. Se desglosa entre el peaje de acceso a la energía y el coste del consumo como tal.
  • Impuesto eléctrico. Este es el canon establecido por el Gobierno a pagar por el consumo de electricidad en cada punto de suministro. Es un tipo fijo que se aplica sobre la suma del término de potencia y el de consumo.
  • Servicios añadidos. Se incluye el coste por otros servicios contratados con la compañía, como servicios de mantenimiento, coberturas extra, etc.
  • Equipos de medida. Si el contador eléctrico del inmueble no es propiedad del consumidor será necesario abonar una cantidad en concepto de alquiler a la distribuidora de luz de la zona. Esta es una cantidad fija que varía según el tipo de contador (analógico o digital) y se paga por euros al día.
  • Subtotal. Es la suma de todos los conceptos anteriores, que juntos forman el precio a pagar por el suministro como tal.
  • Importe total de la factura. Aquí se hace la suma del IVA sobre el subtotal calculado previamente. Al igual que el Impuesto sobre la Electricidad, es un tipo fijo que se aplica independientemente de los conceptos anteriores.

Junto al desglose de la factura también es posible encontrar una pequeña gráfica en la que se indica a qué partida del sistema energético se destina cada uno de los importes que componen la factura de luz.

En la factura de ejemplo que aparece a continuación se puede comprobar cómo se refleja cada uno de los términos citados anteriormente dentro de la factura.

Ejemplo de factua de luz de Iberdrola con sus conceptos

Calcular mi factura de la luz

Una de las dudas más frecuentes por parte de los consumidores es cómo calcular su factura de la luz para saber cuánto van a tener que pagar por ella. Esta operación se puede realizar con ayuda de un simulador de facturas de luz, que hace los cálculos necesarios para obtener una cifra aproximada de cuánto sería el importe de los recibos con el consumo que se realiza habitualmente.

Sin embargo, también es posible que el cliente haga su propia estimación haciendo las mismas operaciones que aparecen en su factura de la luz.

  1. Calcular el precio por la potencia. Multiplicar el precio del kW por la potencia contratada y los días de facturación. Por ejemplo, 4.6 kW 0,1143 €/kW/día x 60 días, 31,55€.
  2. Analizar el consumo de luz de los últimos meses y hacer una media para obtener el consumo aproximado de la próxima factura. También puede ser útil comparar este consumo con el realizado en el mismo periodo del año anterior. Si se tiene acceso al contador, será tan sencillo como tomar la lectura y hacer directamente la multiplicación de los kWh consumidos por el precio de la energía en €/kWh. Por ejemplo, 130 kWh x 0,117 €/kWh, 15,20€.
  3. Aplicar el Impuesto Eléctrico, que se mantiene en un 5,11269632% sobre la suma de los conceptos anteriores. Así, sobre 31,55 + 15,20, 49,15€, cuyo impuesto es de 2,39€.
  4. Sumar el alquiler del contador, que es un precio fijo de 0,02663 €/día por un contador analógico. En la factura serán 0,02663 €/día x 60 días, 1,60€. El subtotal resultante es de 50,75€.
  5. Calcular el IVA a aplicar, que será del 21% sobre el subtotal anterior. Así, habrá que sumar 10,66€, siendo el total de la factura de 61,40€.

Esta operación puede servir al consumidor para analizar cuáles son los conceptos que más engordan sus facturas de la luz. De esta forma puede saber por dónde ha de buscar el ahorro para reducir el importe de sus recibos. Con un estudio de la factura se puede tener una mejor información para encontrar cuál es la mejor tarifa de luz para sus necesidades. Con ayuda de un comparador de tarifas de luz se puede obtener una propuesta ajustada a su tipo de consumo que le permita ahorrar.

Factura de la luz mensual

El tipo de factura que se activa con cada contrato de luz depende de la compañía con la que se haya firmado el contrato del suministro. No obstante, por regla general, las tarifas de luz que se ofrecen en el mercado libre establecen periodos de facturación bimestrales, cada 60 días, por lo que las facturas llegan cada dos meses.

Los clientes que quieran tener la factura de luz mensual pueden consultar las siguientes opciones:

  • Pactar con la compañía la posibilidad de cambiar sus periodos de facturación si se contempla esta variación.
  • Contratar la tarifa de luz del mercado regulado, que es mensual siempre.
  • Consultar la oferta de tarifas de luz con cuota fija, entre las que se pueden encontrar algunas que permiten esta opción de facturación mensual.

Pagar la luz por internet

El suministro de luz se suele pagar mediante domiciliación bancaria. De hecho, al contratar una tarifa de luz es imprescindible aportar un número de cuenta en el que se pasarán los recibos de forma periódica tal y como correspondan.

Sin embargo, existen otros métodos para abonar las facturas de la luz, sobre todo para los casos en los que queda alguna deuda o existen facturas pendientes de pago por cualquier razón. De todas ellas, pagar la luz por internet y por teléfono son las más demandadas actualmente.

El pago de recibos pendientes de luz por internet es bastante cómodo, ya que permite al usuario hacerlo desde que pueda y siguiendo unos sencillos pasos. Este trámite se puede hacer tanto desde dentro del área de cliente online de cada compañía de luz como desde su página web sin necesidad de registrarse.

Por otro lado, el pago telefónico no lo contemplan todas las compañías, por lo que será necesario comprobar previamente que existe esta opción. Para hacerlo habrá que llamar a cualquiera de los teléfonos gratuitos de las compañías y preguntar al servicio de atención al cliente.

En cualquier caso, para pagar los recibos de luz pendientes será necesario tener a mano:

  • Datos del titular del contrato al que corresponde la factura.
  • El identificador de la factura de luz a abonar: número de la factura o código de barras para leer.
  • Importe a pagar por la factura pendiente.
  • Número de tarjeta bancaria que se va a utilizar para pagar el recibo pendiente.
  • Una dirección de correo electrónico si se quiere recibir el comprobante de pago una vez se tramite.

¿Me pueden cortar la luz si no pago las facturas?

Uno de los motivos por el que se puede suspender el suministro de luz es no pagar las facturas. En caso de que existan recibos de luz pendientes y no se afronte la deuda, la compañía tiene derecho a cortar la luz a causa del impago.

Este procedimiento está regulado por normativa estatal, de forma que todas las compañías deban actuar bajo los mismos parámetros. Desde octubre de 2017 está regulado por el Real Decreto 897/2017, que también refleja la normativa por la que se rige el bono social de luz.

En este documento se indica que:

  1. Los consumidores domésticos (con menos de 10kW de potencia contratada) tienen 20 días naturales para abonar sus facturas una vez son emitidas.
  2. La compañía debe avisar al consumidor en un plazo de 2 meses desde la emisión de la factura de que no se ha abonado el importe de la factura. Esta comunicación debe ser enviada por cualquier medio que permita confirmar su recepción, como un burofax, correo certificado o medios telemáticos con firma electrónica.
  3. Una vez comunicado el caso de impago, la compañía deberá enviar un requerimiento fehaciente de pago al consumidor también por un medio que permita comprobar su recepción.
  4. Si no fuera posible entregar esta notificación, se enviará una nueva en un plazo de 7 días hábiles. Si este intento tampoco tuviera éxito, se dará por notificado ante la imposibilidad de su comprobación.
  5. Cuando la compañía ya tenga constancia de que los intentos han sido fallidos, comunicará a la Comunidad Autónoma el CUPS del inmueble afectado y el día previsto para el corte de luz.
  6. 15 días antes de que se realice el corte, la compañía ha de enviar un nuevo requerimiento de pago al consumidor, indicando en esta última notificación la fecha concreta desde la que se suspenderá el suministro en la vivienda.
  7. En total, la compañía cuenta con un plazo hasta de dos meses hasta que puede solicitar a la distribuidora eléctrica de la zona que inicie el proceso de corte de luz por impago. En caso de que sean consumidores vulnerables con bono social, este plazo será de cuatro meses.

Cuando el cliente sea considerado consumidor vulnerable en riesgo de exclusión social y tenga el bono social, la compañía no podrá solicitar el corte de luz por impago si los servicios sociales de su Comunidad Autónoma se hacen cargo de, al menos el 50% de su factura.

Factura de la luz Endesa

Facturas de luz de Endesa

La factura de la luz de Endesa conserva la misma estructura que el resto. Esta es común a todas las compañías, por lo que suele haber pocas variaciones en cuanto a su organización.

Aquí se resuelven las dudas más frecuentes en cuanto a las facturas de Endesa.

 ¿Cada cuánto viene la factura de la luz de Endesa?

Si se trata de una tarifa del mercado libre, la factura llegará cada dos meses. Si se tiene contratado el PVPC con Endesa, la factura de la luz será mensual.

 ¿Cómo se pueden descargar las facturas de Endesa?

A través de Mi Endesa, el área de clientes de Endesa. Accediendo online al área privada se pueden consultar, descargar, imprimir y pagar facturas de luz de Endesa.

 ¿Dónde puedo reclamar una factura de Endesa?

Si existe algún problema con una factura de Endesa es posible poner una reclamación a la compañía a través de cualquiera de sus canales de contacto. Se puede enviar un mail, poner una reclamación por el área online o llamar a los teléfonos gratuitos de Endesa.

Factura de la luz de Iberdrola

La sección Iberdrola facturas permite a sus usuarios estar informados de cómo se estructuran los recibos de la compañía, qué información se incluye y entre qué opciones pueden elegir.

 

Dentro de la oficina virtual de Iberdrola también existe el apartado 'Mis Facturas', donde se puede consultar el histórico de facturas de cada cliente y tener un resumen a simple vista de su importe y estado de cobro. Además, en esta misma sección se pueden descargar los recibos para poder almacenarlos o imprimirlos si el usuario lo desea.

Las facturas de luz de Iberdrola se mantienen en el área de clientes hasta cinco años, por lo que pueden ser comparadas en el tiempo por el consumidor midiendo los parámetros que desee.

Factura de la luz con Gas Natural Fenosa

El servicio de facturación de Gas Natural Fenosa ofrece a sus clientes determinadas facilidades de pago, como la cuota fija. Este producto, al igual que las Tarifas Planas de luz y gas, es uno de las estrellas dentro del catálogo de servicios de la compañía, ya que es cien por cien personalizado.

  • Características de la cuota fija de Gas Natural Fenosa
  • Para viviendas de hasta 10kW de potencia contratada
  • Cálculo de la cuota fija a medida
  • Pago del mismo importe cada mes
  • Regularización con recargo o devolución a final de año
  • Permanencia del primer año

¿Cómo ver mi factura de luz de Gas Natural Fenosa?

Los clientes de Gas Natural Fenosa, ahora Naturgy, pueden acceder a la consulta de sus facturas de luz a través de su oficina online. Al igual que el resto de compañías, Naturgy ofrece esta opción para que los usuarios puedan tener a mano sus facturas siempre que lo necesiten. Además, al activarla, es posible disfrutar de determinados descuentos en los propios recibos, sobre todo en la parte del consumo.

Para ver y consultar cada uno de los recibos es necesario acceder al listado de facturas emitidas y clicar sobre él. De esta forma se puede consultar tanto su importe total como los kWh de consumo facturados en cada caso.

Autor

Jaime Arbona Palancar es experto en el mercado de la electricidad y de los comparadores online.

Jaime Arbona Palancar
Jaime Arbona

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar