Bajar la potencia contratada: Precio, Cómo hacerlo y Cuánto Ahorrar

Cómo reducir la potencia eléctrica, cuánto cuesta y cuánto se puede ahorrar

Reducir la potencia eléctrica permite ahorrar en los recibos de electricidad a través de un fijo de la luz más bajo. Esta operación se puede realizar con cualquier compañía de luz, ya que es un derecho del usuario elegir el tramo de potencia eléctrica que mejor se ajuste a sus necesidades. Para saber si se puede bajar la potencia contratada es imprescindible calcular previamente la potencia necesaria en el inmueble.


Ahorrar bajando la potencia contratada

Bajar la potencia contratada de una vivienda o local es una forma segura de ahorrar en las facturas de la luz. La potencia eléctrica afecta al término fijo de la factura de la luz, el término de potencia, por lo que con su reducción se consigue abaratar el coste del suministro mes a mes. Antes de saber cuánto se puede ahorrar bajando la potencia contratada, debemos saber en qué afecta este concepto tanto al suministro como a las facturas.

La potencia contratada es la que permite acceder a una cantidad de energía en un momento concreto en un inmueble, sea una vivienda, un local o cualquier otro tipo de edificación. Esta repercute directamente en la factura a través del término de potencia del recibo de luz. Este se abona de forma fija, es decir, que si no se realiza consumo, también ha de pagarse por mantener activo el servicio. Por esta razón, cuanto más bajo sea, más se podrá ahorrar en el recibo de la luz.

 

El coste por el término de potencia se calcula en función del precio del kW y de la cantidad de kW de potencia contratada.

Bajando la potencia contratada se puede ahorrar en la factura de la luz desde 7,95 € hasta 39,74​ € en la factura.

En la siguiente tabla se puede ver el ahorro por bajar la potencia eléctrica en un periodo de facturación de 60 días. Para calcularlo se ha tomado como referencia el precio por el kW establecido en el PVPC, el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor, que es la tarifa de luz regulada por el Gobierno.

Potencia en kW 3,45 kW 4,6 kW 5,75 kW 6,9 kW 8,05 kW
3,45 kW - - - - -
4,6 kW 7,95€ - - - -
5,75 kW 15,9€ 7,95€ - - -
6,9 kW 23,85€ 15,9€ 7,95€ - -
8,05 kW 31,8€ 23,85€ 15,9€ 7,95€ -
9,2 kW 39,74€ 31,8€ 23,85€ 15,9€ 7,95€

En esta tabla se puede observar que si tiene una potencia actualmente de 6,9 kW y quiere bajar a 4,6 kW, se ahorraría 15,9​ euros en cada factura de la luz.

Calcular la potencia contratada

Calcular la potencia que va a demandar un hogar es una tarea muy sencilla e importante. Esta operación permite saber a ciencia cierta cuánta energía necesita un inmueble para funcionar correctamente dando las prestaciones que desean los usuarios.

El cálculo de potencia eléctrica se puede realizar con ayuda de un técnico electricista, utilizando una calculadora de potencia online o de forma manual. Esta última operación puede resultar algo más tediosa, pero siempre es recomendable hacerla en alguna ocasión para ganar conciencia sobre las necesidades energéticas.

Calcular la potencia eléctrica consiste simplemente en ir sumando las potencias correspondientes a cada aparato que se encuentre conectado al suministro eléctrico. Hay que tener en cuenta que la potencia limita la cantidad de energía a la que se tiene acceso en un instante, por lo que será necesario valorar cuántos de estos aparatos estarán conectados a la vez y cuáles no. Principalmente habrá que tener en cuenta los electrodomésticos fijos como el frigorífico o el termo del agua caliente, y otros que pueden coincidir: televisión, ordenador, lavadora, cocina...

Aparte de los electrodomésticos que vayan a ser utilizados, también es imprescindible dejar un margen de potencia para la iluminación del domicilio, aproximadamente un 1kW, pero también irá en función de los sistemas de iluminación que se usen (tradicionales o de bajo consumo).

Una vez hecho el cálculo de potencia eléctrica, será necesario elegir una potencia normalizada y contratarla con la compañía de luz correspondiente.

Tramos de potencia eléctrica

La potencia eléctrica se comercializa a los usuarios a través de distintos tramos que definen las potencias normalizadas. Estas fueron estandarizadas por el Gobierno para que la gestión fuera más sencilla y segura por parte de las distribuidoras de electricidad. Tras haber calculado la potencia necesaria en el inmueble, será necesario elegir una de estas potencias para proceder a su contratación.

Los tramos de potencia contratada son diferentes según el tipo de instalación eléctrica que tenga el inmueble: monofásica o trifásica. Esta define el tipo de transmisión de corriente que se realiza a través de los circuitos de la instalación.

Aquí detallamos la relación de las distintas potencias eléctricas correspondientes a cada tipo de instalación.

Potencias normalizadas por tipo de instalación eléctrica
Instalación monofásica Instalación trifásica
1.15 kW 3.464 kW
2.3 kW 6.928 kW
3.45 kW 10.392 kW
4.6 kW 13.856 kW
5.75 kW 17.321 kW
6.9 kW 20.785 kW
8.05 kW 24.249 kW
9.2 kW 27.713 kW
10.35 kW 31.177 kW
11.5 kW 34.641 kW
14.49 kW 43.648 kW

A cada una de estas potencias normalizadas le corresponderá un tipo de ICP distinto, que controlará que la instalación (y, por tanto, el usuario) no acceda a más energía de la que tiene contratada. El Interruptor Controlador de Potencia se activa cuando hay más aparatos conectados a la corriente de los que se puede soportar con la potencia contratada que tenga la vivienda. Si nunca ha saltado el ICP puede ser una señal de que se puede bajar la potencia contratada, ya que significa que, al menos, no hay más potencia contratada de la necesaria.

En este caso, es interesante realizar el cálculo de potencia para intentar ajustar la potencia contratada en la medida de lo posible.

Cómo bajar la potencia eléctrica

Si se ha comprobado que se puede bajar la potencia eléctrica, el trámite para hacer la reducción pasa por avisar a la compañía para que realice la modificación. Todo este tipo de cambios han de tratarse directamente con la comercializadora eléctrica, que es quien hace las gestiones relativas a los contratos del suministro.

Una vez tramitada la solicitud, la comercializadora informa a la distribuidora eléctrica correspondiente de que debe activar una nueva potencia eléctrica en el punto de suministro. Esta será quien envíe a un técnico para la supervisión del ICP.

El coste de reducir la potencia es de 9,04€ + IVA por los derechos de enganche pagados al técnico que modifica la potencia eléctrica. Estos gastos se destinan a la distribuidora por el desplazamiento del técnico y el precintado del nuevo ICP si fuera necesario.

La documentación necesaria para solicitar la reducción de potencia contratada es la siguiente:

Una vez solicitado el cambio, se hará efectivo en un plazo de 15 a 20 días hábiles, ya que debe cerrarse el periodo de facturación vigente. Esto implica que llegará una última factura a la vivienda con la potencia contratada anterior.

Bajar la potencia contratada con Endesa

Los clientes Endesa pueden necesitar bajar la potencia contratada para ahorrar en sus recibos de la luz o, simplemente, porque realmente tienen más potencia de la que necesitan y están pagando por algo que no utilizan.

En este caso, para bajar la potencia con Endesa es necesario contactar con su servicio de atención al cliente, bien sea de forma telefónica u online. Además, la compañía pone a disposición de sus usuarios el área de clientes Mi Endesa. A través de este portal personalizado, cada cliente puede acceder a la información de sus suministros y realizar trámites como la reducción de potencia contratada.

El precio por bajar la potencia contratada con Endesa es el mismo que con cualquier otra compañía, ya que es un coste estandarizado por los derechos de enganche.

Bajar la potencia contratada con Iberdrola

Para bajar la potencia con Iberdrola es necesario contactar con la comercializadora para que esta proceda a hacer la modificación necesaria. Al igual que con Endesa, la reducción de potencia con Iberdrola se puede realizar mediante vía telefónica o a través del área de clientes online de Iberdrola.

Si el cliente quiere realizar su cambio de potencia a través de Mi Área Cliente de Iberdrola deberá acceder a Mis Gestiones > Cambio de potencia. Necesitará tener a mano una factura de la luz.

Bajar la potencia contratada con Gas Natural Fenosa, Naturgy

Los consumidores que tienen contrato con Gas Natural Fenosa pueden solicitar la reducción de la potencia contratada de forma online con una gestión rápida sencilla. Con el cambio de nombre de Gas Natural Fenosa a Naturgy, los clientes de la compañía no han de notar ningún cambio en su suministro. No obstante, la mejora de los servicios de atención al cliente forma parte de la estrategia de renovación de la compañía.

Así, ahora los clientes de Naturgy pueden acceder a su calculadora de potencia contratada. Gracias a esta aplicación el cliente de Gas Natural Fenosa puede acceder al cambio de potencia directamente. Una vez realizado el cálculo es posible rellenar un breve formulario para hacer la solicitud a la compañía.

Para cambiar la potencia con Gas Natural Fenosa será necesario aportar:

  1. Datos del titular del contrato de luz, incluyendo su DNI y datos de contacto
  2. Referencia del contrato de luz
  3. Dirección del inmueble
  4. Tipo de instalación eléctrica
  5. Potencia contratada actual y tipo de tarifa de acceso (con o sin discriminación horaria)
  6. Nueva potencia a contratar

Bajar la potencia contratada de EDP

Los clientes de EDP pueden realizar el cambio de potencia contratada a través de su portal online o mediante su servicio de atención al cliente telefónica. A diferencia de otras compañías, EDP no cuenta con un acceso directo a este trámite por lo que será necesario:

Aún así, es un trámite que se puede realizar sin problema con esta compañía. Además, gracias a su servicio de apoyo para la eficiencia energética es posible contar con asesoramiento en esta materia.

Subir la potencia contratada

El trámite de aumentar o subir la potencia contratada es el contrario de la reducción. Este cambio supone aumentar de forma segura el importe de las facturas de la luz, pero puede ser estrictamente necesario si no se cuenta con la suficiente potencia para surtir la vivienda de forma cómoda.

Una señal de que es necesario aumentar la potencia eléctrica es que el ICP salte continuamente. Esto significa que existe más demanda de energía en el inmueble de la que está disponible con la potencia contratada.

Además del sobrecoste que supondrá subir la potencia eléctrica, esta modificación conlleva un coste relacionado directamente con el coste por dar de alta la luz.

  • Precio por subir la potencia contratada
  • Derechos de enganche: 9,04 € + IVA
  • Derechos de extensión: 17,37 €/kW + IVA
  • Derechos de acceso: 19,70 €/kW + IVA

Como se puede apreciar, el coste de los derechos de extensión y acceso se corresponden con cada kW de potencia aumentado, por lo que cuanta más potencia se quiera contratar, más costosa será la operación.

Para hacer la solicitud de este cambio de potencia será necesaria la misma documentación que para hacer la bajada de potencia contratada. Además, la compañía de luz podrá solicitar un nuevo Boletín de la Instalación Eléctrica si este refleja una potencia máxima admisible para la instalación inferior a la demandada. En este caso, el usuario deberá contactar con un electricista autorizado para realizar un nuevo certificado de la instalación o las modificaciones que fueran necesarias para adecuarla a las nuevas necesidades de potencia.

Autor

Andrea Andrea Gutierrez es redactora y experta en SEO en comparadorluz.com

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar